Publicidad
5 Aug 2022 - 12:43 a. m.

No se salvó Justo & Bueno: la liquidación sigue adelante

Ninguno de los interesados presentó la propuesta mínima por $303.149 millones para salvar a Mercadería S.A.S. Así las cosas, el juez de la Superintendencia de Sociedad decidió que sigue adelante la liquidación y ordenó avanzar en la entrega de los locales.
Imagen de referencia.
Imagen de referencia.
Foto: Jorge Londoño - José Vargas

Como no se presentó ningún plan de salvamento para Justo & Bueno, Santiago Londoño Correa, superintendente delegado, anunció que se reactiva la liquidación.

Para salvar Justo & Bueno la oferta mínima tenía que ser de $303.149 millones. Aunque a principios de julio se habló sobre varias opciones para poner en marcha la operación de la cadena, en la audiencia de este 4 de agosto ninguno de los potenciales interesados presentó propuestas.

Durante la audiencia, que se inició a las 9:00 a. m. y finalizó a las 7:38 p. m., los interesados trataron de plantear otras alternativas, pero no se presentaron ofertas de salvamento.

Así las cosas, la liquidación sigue adelante. Londoño dio por terminado el mecanismo de salvamento, levantó la suspensión de la liquidación de Justo & Bueno y ordenó al liquidador Darío Laguado hacer un cronograma de entrega para los locales, que debe crearse el 8 de agosto y completarse en máximo 20 días calendario. “A partir de la fecha se reanudan todos los efectos legales de la liquidación”, dijo.

En este proceso, 3.200 trabajadores se ven afectados, eso sin contar los arrendatarios y proveedores. En la audiencia quedaron sobre la mesa todos los reclamos de los interesados.

Le puede interesar: El drama humano que deja Justo & Bueno

Vale recordar que después de admitida en reorganización por parte de la Superintendencia de Sociedades el 18 de enero de 2022, en abril se conoció la complicada situación financiera de la empresa, cuando parte de los trabajadores protestaron por la falta del pago.

El caso Justo & Bueno dio en la audiencia del jueves 12 de mayo. Ese día la Superintendencia de Sociedades ordenó la liquidación, una medida que fue pedida por la misma empresa tras anunciar que no recibió el dinero del nuevo inversionista.

Sin embargo, en esa misma audiencia se presentó una solicitud de salvamento. Después de la deliberación, el juez resolvió a favor la solicitud de dar aplicación al artículo 6 del Decreto 560 de 2020, la que permite hacer uso de la herramienta de salvamento.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias