Publicidad
18 Apr 2022 - 8:21 p. m.

“Todo está caro”: así está la percepción de los colombianos ante la inflación

Por los precios altos más hogares en el país están optando por cocinar en casa como mecanismo de ahorro. ¿Qué otras estrategias para estirar el billete se están implementando y cuáles son los bienes que más se han encarecido?
Diego Ojeda

Diego Ojeda

Periodista
Según el Dane, el rubro que más ha registrado un aumento en sus precios es el de alimentos y bebidas no alcohólicas.
Según el Dane, el rubro que más ha registrado un aumento en sus precios es el de alimentos y bebidas no alcohólicas.
Foto: archivo

“Todo está caro”, es la expresión que está en la boca de muchos colombianos por estos días. Y aunque en realidad no todo está caro, sí es cierto que la inflación ha golpeado las finanzas de muchos hogares colombianos, pues según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE), en el último año el Índice de Precios al Consumidor (IPC) creció un 8,53 %.

Gran parte de ese “todo está caro” se refleja en la más reciente encuesta del Observatorio de Pulso del Consumidor de Sinnetic, el cual consultó a más de 2.400 personas de diferentes edades y niveles socioeconómicos del país.

Es así como el 79 % de los consultados considera que, entre los bienes de la canasta familiar, las frutas y las verduras han subido de precio en el último año. En la percepción social también está que los productos de despensa, tales como los granos, el arroz, los aceites, los condimentos y las especias, tambiénse han encarecido (71 %). A estos los siguen otros como los lácteos (68 %), los embutidos (60 %), los congelados (58 %), elementos de limpieza del hogar (58 %), el café (57 %) y los refrescos o aguas envasadas (47 %).

Lea también: ¿Cómo afecta el bolsillo el alza en servicios públicos?

Si se compara con 2021, las mayores variaciones porcentuales en la percepción de los productos que se han encarecido están el café (117 %), los refrescos y las aguas envasadas (108 %) y los lácteos (96 %).

En la categoría de productos del cuidado, las medicinas han tenido una notable variación en la percepción de los colombianos, pues el 57 % estima que su precio ha subido, seguidas de los productos de belleza y cuidado personal (51 %), las toallas y los tampones (40 %) y los pañales y la leche de fórmula (38 %).

Los cuidados de las mascotas también estarían siendo castigados por los precios altos, pues el 51 % considera que su comida se ha encarecido, mientras que otro 38 % cree lo mismo de los productos necesarios para su cuidado.

En cuanto al transporte, el precio de la gasolina también genera preocupación, ya que el 66 % ha percibido un incremento en su precio, mientras que el 62 % cree lo mismo del transporte público, el 59 % de los arriendos y el 64 % de los servicios públicos.

La encuesta de Sinnetic también revela que en la percepción de los colombianos, el precio de los servicios también está por las nubes. Ejemplo de esto es que el 38 % de los encuestados siente que se han encarecido las medicinas prepagadas y las pólizas de salud, el 34 % considera que lo mismo ha pasado con los seguros de auto, el 29 % con los seguros de vida y el 25 % con los seguros del hogar.

Le puede interesar: Compra local: la estrategia del Grupo Éxito ante la inflación

Un panorama similar se presenta en el ámbito tecnológico. El 56 % asegura sentir incrementos en los precios de los celulares y computadores, un 42 % en productos de línea blanca para el hogar, un 37 % en su suscripción a internet y un 24 % en suscripciones a otras aplicaciones por internet.

Esta percepción también es alta en segmentos como los restaurantes (70 %), las comidas rápidas (62 %) y el entretenimiento (49 %).

¿Cómo están enfrentando los colombianos la inflación?

El estudio también mostró las estrategias que estarían implementando los hogares del país ante los precios altos. Ejemplo de esto es que el 48 % de los encuestados asegura haberse convertido en cazadores de ofertas, el 40 % ha decidido cambiarse a marcas más económicas y el 38 % ha comenzado a cocinar en casa.

De hecho, los resultados de esta encuesta coinciden con los publicados recientemente por la firma Mall & Retail, quien informó que la cadena D1 destronó a Almacenes Éxito en el segmento de las tiendas minoristas, en parte por las alternativas que comenzaron a buscar los colombianos ante el coletazo económico de la pandemia. Es así como el estudio de Sinnetic muestra que 33 % de los consultados comenzó a ir con mayor frecuencia a almacenes de descuento como D1, Ara y Justo y Bueno.

Otro 26 % asegura que no ha cambiado sus hábitos de compra, pero adquiere solo lo que necesita, mientras que un 23 % asegura pedir menos comida a domicilio, un 21 % dice comprar menos cantidades de un producto, un 16 % compra presentaciones más pequeñas y un 5 % comenzó a pedir el mercado a domicilio (probablemente por las ofertas que suelen encontrarse en los comercios en línea).

Lo que más se ha encarecido

En su más reciente reporte, el DANE informó que en Colombia el segmento de los alimentos y las bebidas no alcohólicas han sido los que han registrado una mayor carestía, pues en el último año han incrementado en un 25,37 %. A este lo siguen los servicios de restaurantes y hoteles (13,55 %) y los artículos para el hogar y su cuidado (10,53 %).

Entre los productos alimenticios que más han aumentado de precio en el último año están las papas (110,22 %), la yuca (85,14 %), plátanos (82,57 %), aceites (45,13 %) y las naranjas (39,15 %).

Lea también: ¿Muy cara la papa?: compre guatila

Las ciudades del país que más experimentaron en marzo un incremento en los precios de su canasta familiar son Medellín (1,45 %), Valledupar (1,35 %), Cúcuta (1,34 %), Neiva (1,25 %) y Popayán (1,20 %).

También, y como se dijo al comienzo de este artículo, no todo está caro. De hecho, hay productos que han registrado disminución en su precio, ejemplo de estos son los aparatos de procesamiento de información y hardware (-15,49 %), los servicios de comunicación fija y móvil (-11,28 %), los equipos de telefonía celular móvil (-9,20 %), las prendas de vestir par amujer (-5,91 %) y los juegos y juguetes infantiles (-3,80 %).

Ante los precios altos, los colombianos han demostrado tácticas para estirar al máximo el billetico, mientras que pasa la tensión inflacionaria por la que atraviesa no solo el país, sino el mundo, por las afectaciones que ha sufrido el comercio internacional a causa del conflicto en Ucrania y algunas restricciones que permanecen por la pandemia.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias