6 Jan 2021 - 12:24 a. m.

Inflación cerró 2020 en 1,61 %, según el DANE

El Índice de Precios al Consumidor del año pasado, por cuenta de la pandemia, es el más bajo desde 1955, año en que la entidad comenzó a llevar dicho cálculo.

Redacción Economía

Redacción Economía - Negocios

En el acumulado de 2020 (enero a diciembre), el Índice de Precios al Consumidor (IPC) tuvo una variación de 1,61 %, dos puntos más que lo registrado durante 2019 (3,80 %), la cifra anual más baja desde 1955, cuando el DANE comenzó a llevar dicho cálculo.

Le puede interesar: Inflación mensual de noviembre cayó 0,15 % por menor gasto en ropa

Las estadísticas dejan ver que las divisiones con mayores variaciones respecto al año anterior fueron las de salud, alimentos y educación. Si se comprara año a año se evidencia que la inflación de salud fue más de dos puntos más alta por cuenta de la pandemia (pasó de 2,82 % a 4,96 %), mientras que la de alimentos fue un punto inferior (de 5,80 % a 4,80 %) por los cambios de tendencia en los precios de productos como arroz, papa y frutas. Educación, por su parte, pasó de 5,75 % a -7,02 %.

Por ciudades, la mayor inflación se registró en Cúcuta (2,89 %), por el aumento en el costo del transporte urbano, y en Popayán (2,68 %); mientras que las ciudades de menor inflación fueron Ibagué (0,22 %), por la caída en el precio de las matrículas en carreras técnicas, tecnológicas y universitarias, y Cartagena (0,35 %). Bogotá, por su parte, tuvo una inflación de 1,17 %, el principal aporte positivo fue el de comidas fuera del hogar y el negativo fue el de matrículas de educación superior.

“Toda la inflación de 2020 tiene características importantes como que el rubro de salud es la división con la variación anual más importante (+4,96 %), junto con alimentos y bebidas no alcohólicas (+4,80 %). Por el contrario, desde hace mucho tiempo no veíamos contracciones como sucedió con educación (-7,02 %), prendas de vestir y calzado (-3,94 %) y muebles y artículos para el hogar (-0,96 %)”, explicó Juan Daniel Oviedo, director del DANE.

El funcionario destacó que la inflación de 2020 se ubicó dentro del intervalo de expectativas de la encuesta del Banco de la República. Los analistas consultados proyectaron que la cifra anual estaría entre 1,21 % y 1,65 %.

Por su parte, en diciembre de 2020 la inflación se ubicó en 0,38 %, 12 puntos básicos por encima de la del mismo mes en 2019 (0,26 %). La variación positiva más importante fue la de prendas de vestir y calzado (+2,95 %) por la corrección de las tarifas de los artículos de este grupo que se dio con los descuentos del día sin IVA de noviembre. Muy por encima de recreación y cultura (+0,69 %), que fue la segunda más alta.

Para el último mes del año las dos divisiones con variaciones negativas fueron bebidas alcohólicas y tabaco (-0,05 %) y educación (-2,11 %). La primera no logra aportar ningún punto a la variación de todo diciembre, mientras que la segunda aportó -9 puntos básicos al resultado de diciembre por el ajuste a las tarifas de las matrículas, principalmente de preescolar. De hecho, la actividad que más contribuyó con el IPC de este mes fue alojamiento, agua, electricidad y gas, con 17 puntos. También mostraron buen comportamiento las categorías de alimentos y bebidas no alcohólicas (7 puntos) y restaurantes y hoteles (5 puntos).

Respecto a los resultados, María Paula Castañeda, economista para Colombia de BBVA Research, explicó que el dato de diciembre estuvo marcado por un comportamiento alcista del grupo de Alojamiento y Servicios Públicos, puntualmente en las tarifas de gas natural y acueducto que finalizaron sus subsidios, así como una normalización de los cánones de arrendamiento.

Además, destacaron el efecto rebote en los precios de las prendas de vestir y calzado que tuvieron importantes descuentos en el marco del día sin IVA y se normalizaron en diciembre. Sin embargo, el grupo de educación contrarresto parte de la subida del mes “por cuenta de la incorporación de la medición de matrículas de calendario A, que tuvieron variaciones en sus precios al inicio de la pandemia, pero no se había incorporado en la medición del IPC”.

Por su parte, Jackeline Piraján, economista de Scotiabank Colpatria, dijo que la inflación refleja tres fuerzas fundamentales: un nuevo ajuste extraordinario a la baja en los precios de la educación, los efectos de reversión en precios del vestuario y servicios públicos que ya no tienen ayudas, y los efectos de la reactivación con variaciones positivas en los precios de los alimentos como carnes, incrementos en las comidas fuera del hogar y también en algunas tarifas de hoteles.

“Durante el año lo que vimos fue un reflejo de una debilidad de la demanda, de la caída en los ingresos, el grueso de los rubros variaron menos de lo que varían en promedio en un año en el que la economía opera con normalidad y de igual manera vimos variaciones negativas en tres rubros, siendo los más importantes los de educación y prendas de vestir. Ambos reflejando el impacto generado por los ingresos en los hogares y en los precios de la economía”, aseguró.

Vale la pena recordar que en noviembre de 2020 la variación mensual del Índice de Precios al Consumidor (IPC) fue -0,15 % y la anual (noviembre 2019-noviembre 2020) se ubicó en 1,49 % por el menor gasto en las divisiones prendas de vestir y calzado, y educación.

Temas relacionados

MacroeconomíaIPC
Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete