Publicidad
3 Apr 2016 - 2:00 a. m.

“Los colombianos consumimos más energía y agua de la que necesitamos”

Aunque las medidas de ahorro surtieron efecto, la ministra de Minas encargada, María Lorena Gutiérrez, advierte que no hay que bajar la guardia porque el cambio climático se nos vino encima.

Edwin Bohórquez Aya

Ayer, después de una tensionante campaña de ahorro de energía -que muchos calificaron como tardía e irresponsable-, en la que las cifras que revelaba el Gobierno a diario subían y bajaban como vagón en montaña rusa, por fin el presidente Juan Manuel Santos aclaró el panorama y despejó la estela del racionamiento, del apagón. La baja en el consumo de los hogares colombianos, la puesta al 100 % de las termoeléctricas, la importación de energía de Ecuador, la autogeneración del sector privado que tenía la posibilidad dentro de sus activos y la compra del cable necesario para encender nuevamente una parte de Guatapé, como indicó el cronograma, surtieron efecto.

Por eso, El Espectador habló con María Lorena Gutiérrez, la ministra encargada de Minas y Energía, quien nos explicó en detalle las razones por las que el país se salvó de un nuevo racionamiento más allá de tener claro que se necesita un ajuste urgente para el sector eléctrico que incluya una regulación más fuerte, acorde con la coyuntura climática; una política más sólida que incentive la generación de energía renovable y hasta una preservación del recurso en tiempos donde el agua debería ser un bien más preciado que el mismo oro.

Entonces, después de la campaña de ahorro, definitivamente no hay apagón...

La decisión que tomó el Gobierno es que no habrá racionamiento.

Parecía inminente. Los críticos lo pedían y los ahorros iniciales no ayudaron tanto. ¿Cuáles fueron las razones para que no se llegara a esa medida?

Hace cuatro semanas XM nos entregó, al entonces ministro Tomás González y al presidente Juan Manuel Santos, una recomendación, y esta decía: tienen que hacer racionamiento para bajar la demanda 5 % diario. Y eso durante seis semanas. El presidente tomó la decisión de no hacer racionamiento implementando una serie de estrategias.

¿Cuáles fueron?

Lo primero fue el ahorro de los colombianos pensando en que esto puede ser una cultura del largo plazo, porque consumimos más energía y agua de la que necesitamos. Lo otro fue pedirle el apoyo al sector privado que tenía plantas para que autogenerara. Tres: hacer una microgerencia para que las termo funcionaran todas y nos dieran más generación, precisamente por termo que por hidráulica, y cuarto, hacer todo lo que pudiéramos para solucionar el problema de Guatapé. La quinta era tener un colchón con una importación de unos gigavatios desde Ecuador.

¿Cuál es el consumo diario y cuánto se logró ahorrar?

El consumo diario son 190 gigavatios. Si usted le saca el 5 %, lo multiplica por siete días y por seis semanas, le da que nosotros teníamos que ahorrar en ese período unos 400 gigavatios. Lo que mostró el presidente Santos es que el ahorro a hoy es de 535 gigavatios. Eso quiere decir que en cuatro semanas superamos los 400 y lo sobrepasamos con 135 gigavatios.

Por eso fue que en definitiva el Gobierno pudo respirar tranquilo y decidir que no habrá apagón, recortes...

Exactamente.

¿Y todo esto a pesar de que los embalses no estén bien? Está lloviendo donde no están los embalses.

Le voy a decir cuánto se desembalsa para generar energía. En promedio diariamente se desembalsan 48 gigavatios. Usamos el agua necesaria para esos 48 gigavatios. Ahora, el desembalsamiento en estas cuatro semanas desde que empezamos la campaña de ahorro lo bajamos de 48 a 35, y esta última semana hemos estado en 12 diariamente. Entonces ahí estamos ahorrando mucho. A eso se suman los pronósticos del Ideam, porque comenzó a llover en la zona cafetera, en el Valle, y eso va a seguir.

Usted dice que los colombianos gastamos más energía y más agua de la que necesitamos. Entonces, ¿la campaña de ahorro se va a volver fija? ¿Se va a mantener?

Sí, porque primero no podemos bajar la guardia, pero lo que además queremos, y le juro a usted también le ha tocado, es que la gente dice que prende más bombillos de los que necesita. Qué chévere que se nos vuelva una cultura y el año entrante digamos: Colombia consumió el 5 % menos de energía durante todo el año en promedio. Es que con el cambio climático y con lo que se nos está viniendo en todo el mundo, pues es un cambio por todos. Es en favor del medioambiente, de las próximas generaciones.

Las termoeléctricas están al 100 % de producción.

Las termos son como nuestro back-up cuando la hidrología no funciona y de eso se trata el cargo por confiabilidad. Normalmente las termos funcionan entre 70 y 85 megavatios de esos 190 megavatios, eso es lo que generan. En las últimas semanas y, sobre todo, en los últimos días hemos superado los 100 gigavatios. Eso quiere decir que de todo lo que consumimos, las termos están aportando más al sistema. Estamos generando menos energía con agua. Eso quiere decir que las plantas termo le han respondido al país en lo que se les pidió siempre y eso era que estuvieran listas para generar.

El presidente dice que en un mes entrará en funcionamiento el 25 % de Guatapé, una de las hidroeléctricas más importantes del país.

Con la microgerencia de la que le hablé trabajamos con EPM, uno para poder traer los cables desde México y que llegaron al país en ocho viajes en aviones Antonov (Rusos), ya están todos los cables aquí, ya están haciendo las conexiones e instalaciones, y eso quiere decir que hacia el 1° de mayo van a estar las dos primeras plantas generando. Ese era uno de los riesgos que veía XM en su modelo de pronóstico, que Guatapé no entrara a funcionar en la primera semana de mayo.

Y por lo cual recomendaba los recortes de energía...

Exactamente. Y lo segundo fue que trabajando con EPM se encontraron unas bombas -recuerde que Guatapé alimenta otros dos embalses que son Playas y San Carlos- entonces ya tenemos 16 bombas sacando agua desde Guatapé hacia esos otros dos embalses y Jorge Londoño (presidente de EPM) nos dice que la próxima semana tenemos 20, y eso permite que Playas y San Carlos generen energía, pues estaban parados.

Quedó confirmado el aumento en la importación de energía de Ecuador. ¿Cuándo llegará?

Esta semana tuve una reunión con el canciller de Ecuador y el ministro de Hidrocarburos, y se comprometieron a aportar 6 o 7 gigavatios para la próxima semana.

¿Y con este rosario de medidas es que los colombianos podemos estar tranquilos de que no vamos a volver a un apagón como el del Gobierno de Gaviria?

Esto demuestra la seriedad de que revisamos el modelo, con XM, el Centro Nacional de Operaciones, los generadores y los gremios revisamos el modelo y por eso se tomó la decisión.

¿Entonces podemos decir con total confianza que el fantasma del apagón se eliminó?

Creo que sí.

* * *

¿Quién no ahorró y quién autogeneró?

De acuerdo con el Gobierno, la línea de Apagar Paga recibió 567 reportes ciudadanos y entre ellos se destacaron edificios empresariales y residenciales, centros comerciales y alumbrado público.

Detalló la Presidencia que en respuesta a la ciudadanía, el Gobierno ha contactado a 460 empresas reportadas con el fin de invitarlos a unirse a la campaña de ahorro nacional e informales métodos para hacer un uso eficiente y racional de energía.

Explicaron que dentro de los reportes ciudadanos, Bogotá sigue siendo la ciudad con más llamadas (215 denuncias), después viene Antioquia, con 103, y la Costa Caribe, con 66.

Entre las empresas que autogeneraron aparecen en la lista Unibol, Manuelita, Argos Cartagena, Yaguarito, Argos Yumbo y Argos El Cairo.
 

Recibe alertas desde Google News