Publicidad
10 Jun 2022 - 1:36 p. m.

La inflación no para de crecer en Estados Unidos y llegó a 8,6 % en mayo

Los precios de la energía, en especial de los combustibles, son uno de los principales motores del alza registrada para mayo. El ritmo anual de crecimiento de la inflación en Estados Unidos es el más rápido desde 1981.
Los precios de los combustibles continúan empujando hacia arriba la inflación en Estados Unidos. / EFE
Los precios de los combustibles continúan empujando hacia arriba la inflación en Estados Unidos. / EFE
Foto: EFE - MICHAEL REYNOLDS

La tasa de inflación en Estados Unidos subió en mayo hasta el 8,6 %, tres décimas por encima de la de abril. La medición anual de los aumentos de los precios estuvo por encima de las expectativas del mercado, que la ubicaba en 8,2 %.

De acuerdo con los datos de la Oficina de Estadísticas Laborales, en su medición mensual (o sea, en comparación con abril de este año), la inflación subió 1 % en mayo de este año, un ritmo de crecimiento que supera las cifras registradas entre marzo y abril.

Pese a que la inflación se había moderado ligeramente en abril con su primera bajada en siete meses, se volvió a disparar en mayo hasta llegar a su tasa más elevada desde 1981.

La subida de precios de mayo se ha visto impulsada sobre todo por el encarecimiento de la energía y también aunque en menor medida por el alza de los precios de la vivienda y los alimentos.

Los precios de la energía (gasolina, crudo, electricidad y gas) aumentaron un 34,6 % en los últimos doce meses, empujados por el precio del crudo, que subió un 106,7 %, el mayor aumento desde que se recogen datos.

Lea también: La Fed hunde el acelerador: tasas de interés suben medio punto porcentual

Respecto al mes de abril, los precios de la energía aumentaron un 3,9 %, en contraste con la bajada del 2,7 % que se registró entonces con respecto al mes de marzo.

Los precios de los alimentos, por su parte, subieron un 10,1 % en un año, especialmente los relativos a compras en el supermercado, que aumentaron un 11,9 %, mientras que los de la comida en restaurantes se incrementaron en un 7,4 %.

El dato de inflación es clave en general, pero lo es aún más en la economía estadounidense porque lo que pase con los precios al consumidor está íntimamente ligado a las decisiones que la Reserva Federal tome con sus tasas de interés. Debido a la hegemonía del dólar en los mercados globales, más y mayores subidas en los intereses de la Fed se traducen en impactos globales, en especial para las economía emergentes, como Colombia.

Le puede interesar: Inflación, Ucrania y China, los riesgos para la estabilidad financiera en EE. UU.

La Reserva Federal ha indicado que seguirá subiendo sus tasas de interés, pero los datos de este viernes son cruciales porque, al estar por encima de las expectativas, también podrían indicar que la Fed tomará acciones más drásticas.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias