Publicidad
5 Oct 2022 - 1:30 a. m.

La inflación no parará en septiembre: proyecciones estiman que llegará al 11,2 %

Expertos consultados por Fedesarrollo y el Banco de la República estiman que la inflación anual será cercana al 11,2 %. Le contamos qué está pasando con el costo de vida de los colombianos y por qué este tema es relevante para usted.
En agosto la inflación anual fue del 10,84 %, según el DANE.
En agosto la inflación anual fue del 10,84 %, según el DANE.
Foto: Pixabay

El bolsillo de todos los colombianos se ha visto golpeado este año, en mayor o menor medida, por el encarecimiento de los alimentos, servicios públicos, transporte, vestuario, entre otros. Tanto es así que la inflación le va tomando cada vez más ventaja al incremento que tuvo el salario mínimo para 2022, que fue del 10,07 %.

Y es que para agosto de este año el Índice de Precios al Consumidor (IPC), en su variación anual, fue del 10,84 %. Es el más alto registrado desde abril de 1999, según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística (DANE).

En dicho mes la inflación estuvo por encima del pronóstico de los analistas de Fedesarrollo, que estimaban que se situaría en el 10,3 %.

Le puede interesar: Gobierno alcanza acuerdo para la ponencia de la reforma tributaria.

En vísperas a que se conozca el dato de la inflación de septiembre, según el DANE, los expertos dan pistas de lo que podría suceder. La impresión unánime es que seguirá subiendo y desde Fedesarrollo aseguran que se ubicará en 11,2 %.

Mientras que desde el Banco de la República, los analistas consultados esperan, en promedio, que la inflación mensual esté en el 0,71 % (dato que para el mismo mes de 2021 fue de 0,38 %), esto dejaría la variación anual en 11,17 %, muy cercano al de Fedesarrollo. Aunque también tienen un estimado mensual mínimo de 0,3 % y máximo del 0,92 % para un anualizado de 10,76 % y 11,38 %, respectivamente.

Por otro lado, los analistas de Fedesarrollo prevén que a final de año la inflación cierre en 11,18 %, lo que evidencia un aumento en las expectativas en comparación al mes anterior (9,88 %) con tal tendencia creciente desde enero de este año e incluso desde 2021.

Este estimado es similar al de los encuestados por el Banco de la República, pues estiman que será de 11,22 % anual para el cierre de este año.

Lea: Los alimentos que caen de precio en el elevador de la inflación.

¿Por qué es tan importante hablar de inflación?

Ante unos números disparados, el emisor resalta que una inflación baja promueve el uso eficiente de los recursos productivos.

Mientras que cuando la inflación es alta, una parte del tiempo de los individuos y una parte de los recursos de la economía se invierten en la búsqueda de mecanismos para defenderse de este fenómeno. Lo que genera usos improductivos que no generan riqueza a la sociedad.

Además, cuando este indicador es elevado genera incertidumbre. Esta, a su vez, “puede afectar negativamente la rentabilidad esperada de la inversión y, por lo tanto, el crecimiento en el largo plazo. La mayor incertidumbre implica también incertidumbre en los precios relativos, de tal manera que los precios pierden su contenido informativo sobre los precios futuros y los márgenes de comercialización aumentan. Todo esto afecta la asignación eficiente de los recursos y disminuye el crecimiento económico”, asegura el Banco de la República.

Y aunque todo lo anterior afecta significativamente a todos los colombianos, es la población más pobre la que tiene menos mecanismos para protegerse de la erosión inflacionaria de sus ingresos y la inflación creciente significa una redistribución del ingreso en contra de ellos.

Con el agravante de que una de las categorías que más se ha encarecido es la de los alimentos y justamente son las persona pobres y vulnerables las que más porcentaje de sus ingresos invierte en este tipo de productos.

Puede leer: Así van los precios de los alimentos este año.

¿Qué pasa con los precios de los alimentos?

De la cifra anual de inflación para agosto, que fue del 10,84 %, los alimentos contribuyeron el 39,99 % de esto, según el DANE. Son varias las razones que explican este fenómeno.

La Unidad de Planificación Rural y Agropecuaria (UPRA) explica que durante agosto los precios de los alimentos tuvieron un repunte debido a la creciente temporada de lluvias que se registra en el país, pues son condiciones que generan pérdidas en los cultivos, disminuyen su vida útil, dificultan su recolección y/o transporte.

Otros de los factores que inciden en el costo de la comida, según Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), son:

  • Una demanda reactivada frente a una oferta limitada.
  • La tasa de cambio del peso frente al dólar.
  • El precio de los insumos agropecuarios, que entre enero y julio de este año han aumentado en un 31,86 %, en promedio.
  • Las restricciones en el suministro del gas natural de Rusia a Europa, insumo para los fertilizantes.

La UPRA añade que los precios de los productos más afectados fueron las hortalizas, frutas frescas, arroz, frijoles secos, algunos quesos, carne de cerdo y algunos procesados.

Por otra parte, el DANE dice que en agosto los alimentos que generaron mayores contribuciones en la variación anual fueron las frutas frescas 0,03 pp y la cebolla 0,03 pp.

Aunque todos los colombianos esperan que el precio de los alimentos baje y hayan pasado ya su peor momento, la incertidumbre es muy alta y lo más probable es que en septiembre conserven su tendencia al alza.

Varios expertos consultados por este medio coinciden en que es poco probable que la comida baje de precio dados los múltiples factores que juegan en contra y que podrían empeorar. Especialmente el encarecimiento de los fertilizantes debido a la guerra entre Rusia y Ucrania, la ola invernal y el incremento de aproximadamente $200 en el precio de la gasolina.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.