Publicidad
18 Aug 2022 - 12:36 p. m.

¿Qué dicen los datos de consumo en Estados Unidos sobre su economía?

Los consumidores estadounidenses mantuvieron su nivel de gastos en julio gracias al margen que les dejó la caída de los precios de la gasolina.
Los consumidores eligen comprar artículos más baratos, en particular cuando se trata de alimentos. - Imagen de referencia
Los consumidores eligen comprar artículos más baratos, en particular cuando se trata de alimentos. - Imagen de referencia
Foto: EFE/Ruth E. Hernández

El mercado observa con atención las cifras de consumo, que influyen en las decisiones de política monetaria de la Reserva Federal (Fed, banco central), luego de varias subidas de tasas de interés en busca de enfriar la economía para contener la inflación.

El total gastado por los estadounidenses en tiendas, gasolineras, bares y restaurantes, entre otros rubros, ascendió a 682.800 millones de dólares en julio, similar al dato de junio, según el Departamento de Comercio. La cifra, estable, es un poco menor al tímido aumento esperado por los analistas, de 0,1 %, según el consenso de MarketWatch.

Lea: La Fed reconoce que podría ser adecuado “bajar el ritmo” de las subidas de tipos

Nuevo margen

“Las ventas minoristas siguen sólidas”, dijo la economista Kathy Bostjancic, de Oxford Economics. “Las personas parecen haber utilizado parte del ahorro obtenido gracias al descenso de los precios de la gasolina para gastar en otros artículos”, constató Ian Shepherdson, de Pantheon Macroeconomics, en una nota de análisis.

Las estaciones de servicio registraron además un descenso de sus ventas, de 1,8 % en julio sobre junio. Las ventas de vehículos y repuestos automotores también bajaron el mes pasado (-1,6 %).

Si se excluyen estos rubros que sufrieron retrocesos, las ventas minoristas subieron 0,7 % en julio. En particular, los estadounidenses gastaron más en artículos para el hogar como materiales de construcción y jardinería (1,5 %).

Estas cifras, no obstante, consideran el total de gastos, pero no están ajustadas por inflación, por lo que, aunque el volumen de erogaciones se mantuvo, las cantidades se redujeron.

También lea: Ministro de Hacienda propone subir el precio de los combustibles

Modo ajuste

El consumo se mantiene fuerte a pesar de las medidas de la Fed para enfriar la economía. La inflación cedió de todos modos en julio, a 8,5 % en 12 meses, y no varió en la comparación mes a mes. Sigue igualmente alta, pero por debajo del 9,1 % a 12 meses registrado en junio, que fue un récord en 40 años.

Vale recordar que la Fed se reunirá a mediados de setiembre. Según las actas de su última reunión, en las que el banco central indica que continuará subiendo los tipos de interés de referencia, pero sostiene que “en cierto momento” será apropiado moderar los incrementos.

En ese encuentro, en el que decidió una segunda alza de 0,75 puntos porcentuales de sus tasas, los responsables del organismo consideraron que tomará tiempo llevar la “inaceptablemente alta” inflación al nivel de 2 % que considera sano para la economía. También evaluaron el “riesgo” de que puedan aumentar las tasas más de lo necesario y afectar la actividad.

En todo caso, los miembros del Comité de política monetaria de la Fed (FOMC) notaron ya en su última reunión las caídas de los precios de la energía y algunas señales de que los desarreglos en las cadenas de suministro se ajustan.

Le puede interesar: ¿Qué dice la Ley para la Reducción de la Inflación que se firmó en Estados Unidos?

Mientras tanto, los consumidores estadounidenses mantienen el gasto, pero cambian sus hábitos.

El director financiero del gigante de los supermercados Walmart, John David Rainey, explicó el martes que eligen comprar artículos más baratos, en particular cuando se trata de alimentos.

💰📈💱 ¿Ya te enteraste de las últimas noticias económicas? Te invitamos a verlas en El Espectador.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.