13 Nov 2020 - 4:14 p. m.

Sindicatos proponen incremento de 14 % en el salario mínimo para 2021

Las centrales obreras creen que un salario mínimo de $1.000.000, junto con otras medidas, ayudará a que los hogares colombianos tengan ingresos, se pueda reactivar el consumo y, por ende, dinamizar la economía.

Redacción Economía

Redacción Economía - Negocios

El Comando Nacional Unitario, integrado por las centrales sindicales CUT, CGT y CTC y las Centrales de Pensionados CPC y CDP, informaron que llegaron a un acuerdo para presentar una propuesta unificada de incremento del salario mínimo para el 2021, que contempla un aumento de 14 %. Esa propuesta es la que llevará a la Mesa Nacional de Concertación de Políticas Laborales y Salariales.

A través de un comunicado, las centrales obreras explicaron que la propuesta es que el salario mínimo mensual en 2021 sea de $1.000.000 (actualmente es de $877.802, 6 % más que en 2019) y que el auxilio de transporte sea de $120.000 mensuales.

Le puede interesar: ¿A qué se enfrentará la discusión del salario mínimo para 2021?

Propondrán también definir una “renta básica para los millones de familias que carecen de ingresos y empleo. Perdurabilidad de un salario mínimo con prioridad a las familias menos favorecidas”.

Asimismo, un “subsidio del gobierno a la nómina de micro, pequeñas y medianas empresas, con restitución de empleos. Exigencia al Gobierno Nacional de la defensa de la producción nacional, empleo con derechos, condiciones favorables para los trabajadores y pensionados y el subsidio del gobierno a las mypimes por el valor total de las nóminas y primas”.

Por otro lado, derogar el decreto 1174 de 2020, referente al piso mínimo de protección social, pues lo consideran “un ataque frontal a los trabajadores colombianos, el inicio de una nefasta reforma laboral, pensional y la destrucción del diálogo social que han venido construyendo las organizaciones sindicales de manera tripartita en el escenario de la Comisión Nacional de Concertación. No constituye ninguna solución al problema de la creciente informalidad existente”.

Con estas propuestas, agregaron a través de su comunicado, consideran que “se daría un paso real y definitivo en el proceso de reactivación de la economía luego de la caída generada por la crisis sanitaria y económica, a niveles nunca antes vistos y que según las cifras del DANE está íntimamente ligada a la caída del consumo de hogares”.

“Tenemos la convicción que solo se abrirá la real posibilidad de una reactivación económica ‘metiéndole dinero al bolsillo de los colombianos, preferiblemente a los sectores de menores ingresos y a quienes no los tienen’. En este proceso debe jugar un papel fundamental el Gobierno quien debe asumir buena parte del incremento solicitado, es decir sin ortodoxia económica. Se trata de salvar el empleo y las empresas”, concluyeron.

Aunque los empresarios no han dado su propuesta, según algunos analistas, debería apuntarse a que el incremento del salario mínimo no sea tan grande como para impedir la conservación y generación de empleo formal.

En octubre pasado, por ejemplo, Martha Elena Delgado, directora de análisis macroeconómico y sectorial de Fedesarrollo, explicó: “Claro que un poder adquisitivo fuerte es necesario para reactivar demanda, y se crea un círculo virtuoso en el que se produce más y, por ende, se requiere más mano de obra. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no es que las empresas no vayan a contratar, sino que si lo hacen probablemente no lo harán de manera formal”.

Comparte: