Publicidad
30 Apr 2016 - 12:13 a. m.

¿De dónde sacar más dinero? Tareas remuneradas en las universidades

La mesada generalmente no alcanza para todo lo que gasta un estudiante. Una necesidad que han querido suplir algunas instituciones con tareas remuneradas.

Redacción Especiales

En busca de dinero extra, de poder colaborar en la casa o simplemente adquirir experiencia, cada vez son más los jóvenes que deciden combinar sus estudios con la vida laboral. Lograrlo depende de una buena dosis de ganas, responsabilidad, dedicación y organización, además de algo de suerte para encontrar una oportunidad en la misma universidad. De hecho, varias instituciones del país han identificado esta necesidad y creado espacios pensados para ellos.

“Desde hace ocho o nueve años la U. de El Bosque les ofrece a los estudiantes la posibilidad de trabajar en el área de mercadeo y publicidad. Lo que hacemos es capacitarlos sobre la historia y el enfoque de la institución, después los ponemos a prueba con salidas a los colegios para promocionar el alma máter y así evaluamos sus habilidades para hablar en público y el dominio del tema”, cuenta Diana Mejía, coordinadora de Mercadeo y Publicidad.

La remuneración, explica, depende del esfuerzo de cada uno porque es por horas. Así como hay personas que reciben $200.000, hay otros que se ganan $2.000.000. Influyen el número de actividades que realicen y la cantidad de ferias a las que asistan. Sin embargo, trabajar en el campus no es tan sencillo como parece. Miguel Ángel Zea, estudiante de Finanzas y Comercio Internacional y colaborador de la Vicerrectoría de Promoción y Desarrollo Humano de la U. de La Salle, asegura que “lo más complicado es organizar el tiempo, porque el mundo académico es muy distinto al laboral y suele haber conflictos. Exige mucha responsabilidad y dedicación, pero al final vale la pena”.

Para acceder a esta oportunidad se deben cumplir algunos requisitos. La U. de los Andes, por ejemplo, no les permite a los estudiantes trabajar más de 70 horas por período para no interferir en la parte académica; les exige estar matriculados en un programa de pregrado y no tener otro tipo de vinculación laboral, ni siquiera ser monitor. Mientras que la U. Santo Tomás tiene como requisitos un promedio académico de 4.0, estar mínimo en tercer semestre y pasar las pruebas de redacción, recursividad y manejo del público. “Actualmente tenemos 40 jóvenes trabajando. Nos colaboran respondiendo correos electrónicos, digitando bases de datos y apoyando a la universidad en eventos de difusión de su oferta académica”, puntualiza Natalia Chanagá, coordinadora de Mercadeo de esta institución.

Ventajas de trabajar en la U

Relacionarse con personas de distintas áreas y facultades.

Comenzar a construir una hoja de vida.

Desarrollar y fortalecer competencias de adaptabilidad, comunicación verbal y no verbal, toma decisiones, sociabilidad, trabajo en equipo y tolerancia al estrés.

 

Síguenos en Google Noticias

Temas relacionados

TrabajoUniversidad