Publicidad
24 Jan 2022 - 11:28 a. m.

“El acceso a la educación no está condicionado al carné de vacunación”

La ministra de Educación, María Victoria Angulo, en entrevista explica que se han destinado más de $1.2 billones para adecuar los colegios y contar con los elementos de bioseguridad. También aclara que no se exigirá el carné de vacunación ni a los niños ni a los maestros para el retorno a clases y que instalarán algunos puntos de vacunación en las instituciones.
Paula Casas Mogollón

Paula Casas Mogollón

Medio Ambiente, Ciencia, Salud y Educación.
María Victoria Angulo - Ministra de Educación
María Victoria Angulo - Ministra de Educación
Foto: Mauricio Alvarado / El... - Mauricio Alvarado

Varios estudios han logrado determinar que mantener las escuelas cerradas no va a impedir que el coronavirus llegue a las casas de los niños, niñas y adolescentes. Por el contrario, podría tener resultados catastróficos. Un estudio elaborado por la Unicef, la Unesco y el Banco Mundial demostró que cerrar los colegios interrumpió la educación de 1.600 millones de estudiantes. Además, mostró que, en términos de pérdida de ingresos a lo largo de su vida, a los niños les podría costar $17 billones de dólares la decisión de cerrar las escuelas. Eso sin contar con los problemas en el aprendizaje o en su salud mental.

Lo último: En accidente, Egan Bernal sufrió dura caída con bus en Gachancipá

Por eso, en Colombia, uno de los países en tener sus colegios cerrados por más tiempo, ya es un hecho el regreso a clases presenciales. En este proceso de retorno a las aulas, el gobierno ha invertido más de $1,2 billones que han sido destinados para “adecuar los espacios físicos como entornos seguros y contar con los elementos de protección personal de toda la comunidad educativa”, señala María Victoria Angulo, ministra de Educación. Y aunque el plan está diseñado para que cerca de siete millones de niños, niñas y adolescentes vuelvan a clase de forma presencial, hay un 2% que no lo hará por problemas de infraestructura. En entrevista, Angulo cuenta algunos detalles de este proceso.

Puede ver: Círculos Matemáticos, cómo quitarle el miedo “al coco” del colegio

¿Cómo ha sido el balance del regreso a clase presenciales en el país?

El balance de cierre de año de 2021 fue positivo. Logramos que el 98% de las Instituciones Educativas del país retornaran clases presenciales para los niños, niñas y adolescentes bajo condiciones de bioseguridad para toda la comunidad educativa. En los planteles públicos y privados se alcanzó una asistencia de 8.3 millones de estudiantes, es decir, el 83,1% de la matrícula. Con la experiencia del año pasado y el alistamiento que han liderado gobernaciones y alcaldías con sus secretarías de educación, en 2022 avanzamos en el regreso pleno de los estudiantes con bioseguridad desde el primer día del calendario académico.

¿Cuál es el calendario académico de este 2022?

Los calendarios académicos fueron diseñados por las 96 Secretarías de educación. El 17 de enero se dio inicio a clases presenciales en los departamentos de Antioquia, Chocó, Guaviare y San Andrés y Providencia y en las ciudades de Bucaramanga, Buenaventura, Cartago, Envigado, Floridablanca, Itagüí, Lorica, Medellín, Piedecuesta, Quibdó, Rionegro y Sabaneta. Y la semana del 24 de enero retoman actividades académicas otras 40 entidades ubicadas en 16 departamentos: Arauca, Atlántico, Caldas, Caquetá, Cauca, Cesar, Córdoba, Cundinamarca, Huila, Magdalena, Quindío, Risaralda, Santander, Sucre, Tolima, Valle del Cauca.

El 31 de enero se sumará al inicio de clases otros 10 departamentos y para culminar el proceso en la primera semana de febrero entran las instituciones de los departamentos de La Guajira y Vichada.

¿Cómo es la comunicación con las secretarias para manejar este regreso a clases? ¿Cuál es el protocolo establecido en caso de que se presente un brote de contagio?

El Ministerio de Educación mantiene un diálogo permanente con todas las Secretarías de Educación, además de múltiples espacios de trabajo, asistencia técnica y acompañamiento en la gestión territorial. El 13 y 14 de enero se sostuvo un encuentro de Secretarios de Educación de todo el país y los ministerios de Salud y de Educación brindaron orientaciones y atendieron inquietudes sobre el pleno retorno a las clases presenciales desde el inicio del calendario escolar. Destaco que desde 2020 venimos implementando un esquema de trabajo con las autoridades territoriales que nos permite tener información del proceso en tiempo real. También existe un diálogo y coordinación constante entre las secretarías y los rectores, maestros y familias. Este proceso ha sido fundamental para dar a conocer las condiciones de bioseguridad y haber alcanzado desde el segundo semestre del año 2021 un proceso de retorno seguro a las aulas de clase.

Sobre el manejo de los casos sospechosos o confirmados de Covid-19 en las instituciones educativas, el protocolo es coordinado en conjunto con las secretarías de salud de los departamentos y municipios y basados en las condiciones específicas de cada situación implementan las orientaciones de aislamiento o atención que ha señalado el Ministerio de Salud.

Puede ver: Cuarto pico de coronavirus: ¿sí o no al regreso a clases? Le explicamos

Aún queda un 2% de IES que faltan por adecuar sus instalaciones para el regreso a clases. ¿Qué soluciones se están adelantando para garantizar ese retorno?

Las orientaciones de la normatividad sanitaria y las propias del sector educativo establecen que toda la oferta educativa de colegios oficiales y privados debe ser prestada de manera presencial en 2022 con el cumplimiento de las condiciones de bioseguridad. El 98% de las instituciones educativas del país prestaron el servicio educativo presencial al cierre del segundo semestre de 2021 y, para el 2%, las Alcaldías y Gobernaciones, junto con sus Secretarías de Educación, trazaron planes de acción específicos que les permitieran su adecuación y preparación para las clases presenciales. En este proceso se han destinado recursos adicionales por más de $1,2 billones a lo largo de la pandemia para apoyar a los gobiernos territoriales en su responsabilidad de adecuar los espacios educativos a las condiciones de bioseguridad.

Las Entidades Territoriales Certificadas en Educación están llamadas a disponer de las acciones necesarias para asegurar el acceso regular y sin restricciones al servicio educativo de manera presencial para la totalidad de estudiantes en todas las sedes educativas oficiales y no oficiales. En los casos excepcionales donde no ha finalizado el alistamiento, las secretarías tienen la posibilidad de implementar medidas temporales como arrendamientos, dobles jornadas escolares en la infraestructura disponible o la reorganización de la matrícula, entre otras acciones.

¿Cuánto dinero ha invertido el Ministerio de Educación en este regreso a clases?

El Gobierno, durante el tiempo de la pandemia, ha brindado orientaciones, acompañamiento en la gestión, asistencia técnica y la asignación de recursos adicionales destinados a la implementación de condiciones de bioseguridad y la adecuación de las sedes. En términos de presupuesto, ha invertido más de $1,2 billones, los cuales, en conjunto con los recursos propios de las entidades territoriales, han posibilitado adecuar los espacios físicos como entornos seguros y contar con los elementos de protección personal de toda la comunidad educativa.

Puede ver: Conflicto colombiano, una materia que se raja en los libros escolares

En este retorno han surgido varias dudas para los papás y mamás, como la obligatoriedad del porte de carné de vacunación a maestros y estudiantes o el proceso de la inmunización en menores.

El retorno a clases presenciales de los niños y jóvenes es fundamental para su desarrollo y bajo esa premisa el Gobierno priorizó al sector educativo, lo que permitió lograr en un primer momento ofrecer la vacunación para la totalidad de los maestros, directivos docentes y personal administrativo del sector oficial y privado. Desde septiembre de 2021, comenzó el proceso de vacunación de los estudiantes, según los rangos de edad. En este proceso de vacunación de la población escolar, Colombia ha sido líder en Latinoamérica, no obstante, el acceso al servicio educativo no está condicionado a contar con el carné de vacunación o certificado digital de vacunación.

Además, las Secretarías de Salud departamentales, distritales y municipales en coordinación con las Secretarías de Educación y los establecimientos educativos oficiales y privados dispondrán de puntos de vacunación en los colegios o sitios aledaños para que los estudiantes y las familias completen sus esquemas de vacunación.

¿Qué pasa si una institución empieza a exigir la obligatoriedad del carné? ¿Habrá sanciones?

Las autoridades educativas del nivel territorial están llamadas a disponer de las acciones necesarias para asegurar el acceso regular y sin restricciones a la educación, incluyendo a quienes por decisión de sus familias o cuidadores aún no se han vacunado. En Colombia la educación es un servicio público esencial que cumple una función social y en el caso de los niños, niñas y adolescentes, además se trata de un derecho fundamental cuyo ejercicio no puede restringirse o sujetarse al carné de vacunación.

¿Qué pasa si un padre no quiere enviar a su hijo o su hija al colegio? ¿Y si un maestro no quiere ir a dictar clases presenciales?

La prestación del servicio educativo materializa el derecho a la educación y está definido en el país como un servicio público que tiene una función social y cuya prestación de forma presencial es esencial para el desarrollo integral de los niños, niñas y adolescentes. En el caso de los maestros del sector educativo oficial, su vinculación como servidores públicos el no cumplimiento de sus deberes como maestros en las aulas de clase puede implicar desde procesos disciplinarios o administrativos hasta el no pago de salario por los días no laborados, tal como lo señala la Circular 017 de 2021 de conformidad con los Decretos 1844 de 2007 y 1647 de 1967.

A los padres de familia es importante reiterarles que el Gobierno Nacional y los Gobiernos Territoriales hemos trabajado en equipo con los directivos docentes y los maestros para que sus hijos puedan regresar con condiciones de bioseguridad a la presencialidad y en este proceso es fundamental que las familias, desde la corresponsabilidad que les asiste, conozcan los procesos para fortalecer y brindar apoyo y confianza a sus hijos en el retorno a clases presenciales.

Puede ver: Así será la nueva normalidad en el regreso a clases en Bogotá

En cuanto a la situación mental de los niños, ¿hay algún plan de preparación para los maestros para detectar estos casos?

Una de las principales razones del retorno pleno a clases presenciales es mitigar y superar las afectaciones que se han presentado en los niños y jóvenes, como el incremento en las brechas de aprendizaje y los efectos emocionales perjudiciales como ansiedad, estrés, depresión y dificultad para la resolución de conflictos. Como sector nos venimos preparando para cualificar las prácticas pedagógicas, fortalecer los aprendizajes y mitigar las afectaciones socioemocionales y riesgos que la pandemia ha generado para los niños y jóvenes. En este sentido, el Ministerio definió una política de carácter nacional cuyo objetivo es contribuir a acelerar y mejorar los aprendizajes de los estudiantes más vulnerables matriculados en educación inicial, básica y media. Esta política contempla el fortalecimiento de capacidades a través de la escuela de secretarías y la escuela de liderazgo para directivos docentes.

Todavía hay varias personas que proponen posponer el regreso a clase, ¿por qué es importante retornar las actividades académicas de forma presencial?

El mensaje de la comunidad académica, científica nacional y de organismos internacionales ha sido contundente sobre la importancia que los entornos escolares tienen para el desarrollo físico, cognitivo y emocional de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Sin duda, la pandemia ha tenido un impacto en la calidad educativa y en el proceso de aprendizaje de toda una generación de estudiantes. Según el Banco Mundial, la pérdida de aprendizaje en América Latina está estimada en un rezago equivalente a 0,9 años de escolaridad. Con la premisa de que los colegios deben ser los últimos en cerrar y los primeros en abrir, el regreso a la educación presencial es una realidad, en la cual confluyen sinergias por el bienestar de la presente generación de colombianos que están en edad para el sistema educativo.

Síguenos en Google Noticias