Rector de Los Andes rechaza mensajes clasistas de algunos de sus estudiantes

Noticias destacadas de Educación

Alejandr Gaviria aseguró que su institución repudiaba con indignación y vehemencia las palabras de odio, y pidió que no se estigmatizara una comunidad de 20 mil personas por cuenta de esos mensajes.

El pasado lunes, durante una asamblea que realizaba el Consejo Estudiantil de la Universidad de los Andes, se cruzaron varios mensajes entre asistentes a la reunión virtual que generaron indignación. Muchos implicaban agresiones y posturas clasistas hacia quienes pedían una flexibilización en los trabajos de las asignaturas para asistir a las jornadas de protesta del Paro Nacional, o reflexionaban sobre las muertes de jóvenes en el marco de la protesta.

En uno de ellos se leía: “El día que una persona de música valga más que una de medicina aceptaré perder clases por la muerte de un ñero sin relevancia alguna en nuestra sociedad”. Otro de los mensajes, que buscaba sabotear el espacio de discusión, señalaba las muertes de los jóvenes como “una mancha en la sociedad menos. Gracias”. En algunos incluso se señalaba que estudiaban en la Universidad de Los Andes, y que las protestas eran “para la gente de peor clase”.

Las capturas de estos comentarios, que posteriormente fueron eliminados, se difundieron rápidamente en redes sociales, donde pronto se reprochó el comportamiento clasista y violento de quienes hicieron esos comentarios. El rector, Alejandro Gaviria, también se pronunció.

“Nuestra comunidad rechaza los comentarios clasistas y provocadores. Son una afrenta a nuestros valores, a nuestra idea de la educación. Son graves e inaceptables”, escribió el rector de la Universidad de Los Andes este martes en un comunicado publicado a través de su cuenta de Twitter.

Asimismo, aseguró que estigmatizar a una comunidad de 20 mil personas por cuenta de esos mensajes era injusto, y que la asamblea de estudiantes que tuvo lugar el lunes había sido un ejemplo de “deliberación democrática, plural y comprometida”.

Finalmente insistió en que rechazaba todos los tipos de violencia, incluida la violencia verbal, y que su institución repudiaba con indignación y vehemencia las palabras de odio.

Comparte en redes: