El Magazín Cultural

Publicidad
14 Dec 2013 - 9:00 p. m.

Cinco artistas colombianos sacudieron a París

Kamel Illián, Mauricio Gómez, Alejandro Tobón, Jaime Gómez y Aníbal Vallejo fueron protagonistas esta semana de ‘Sans lieu ni tête’ (‘Sin lugar ni cabeza’), en la Mark Hachem Galerie de la capital francesa.

Redacción Cultura

Esta obra fue escogida por la galería parisina para promocionar la exposición colectiva. / Cortesía Aníbal Vallejo
Esta obra fue escogida por la galería parisina para promocionar la exposición colectiva. / Cortesía Aníbal Vallejo

Muchas veces hasta aquí no llegan las buenas noticias del arte colombiano que se abre paso en Europa. Gracias a Radio Francia Internacional (RFI) y al reportaje “Los personajes sin rostro de Aníbal Vallejo”, nos enteramos de que cuatro pintores y un escultor colombianos fueron los anfitriones de “Sans lieu ni tête” (“Sin lugar ni cabeza”) en la prestigiosa Mark Hachem Galerie de París, en una exposición que estuvo abierta entre el 28 de noviembre y el 12 de diciembre.

Según RFI, “una onda colombiana agitó la tranquila Place des Vosges, en el corazón de París. Cinco artistas colombianos se tomaron los espacios de la Galería Mark Hachem, ubicada en uno de los pasajes de esta distinguida plaza”. La muestra colectiva, a ojos de los expertos franceses presenta “una nueva generación de artistas que muestran paisajes sin lugar, personajes exentos de rostros o identidad. Obras que exhiben un cierto caos, una utopía artística o un espacio que debe llenar el espectador”.

El cartel que convocó la exhibición fue un cuadro del artista antioqueño Aníbal Vallejo, quien presentó una serie de ocho cuadros “llenos de color y texturas variadas que dan forma a personajes intemporales en medio de decorados misteriosos”, dijo RFI, que destacó sus interpretaciones de cuadros famosos como la Odalisca de Ingres, o el Baño en Asnières, de Seurat. La obra de Vallejo ya había sido exaltada este año en Art Copenhagen 2013 (Dinamarca), entre el 30 agosto y el 1° de septiembre. Recientemente le cedieron sus muros la galería Scope de Nueva York, donde la crítica valoró sus odaliscas —una reinterpretación de la obra de Henri Matisse—, y la Black Square Gallery de Miami. Ha hecho varias exposiciones en Medellín y en Europa empezó a ser seguido por la crítica desde su aparición en Bologna y Florencia, Italia.

El trabajo de Vallejo se centra en las fronteras de la pintura y sus posibilidades. “Más allá de las técnicas convencionales y formales el artista busca nuevas formas que se integren al proceso. Su formación como artista plástico y diseñador de moda hizo que se interesara por elementos ajenos al mundo de la pintura, los cuales trata de incluir en la obra: hilos, telas, bisutería, bordados industriales y especialmente el bordado manual que tiene ese carácter intimista, el cual deja aflorar la verdadera esencia de las cosas, materiales que se convierten en elementos plásticos tan válidos como lo son el óleo, el acrílico, el grafito o el carboncillo. El hilo cobra especial fuerza, pues rescata la gestualidad y plasticidad del mismo con el valor agregado de la tridimensionalidad. En todo este proceso de investigación de técnicas busca mantener la fidelidad al bastidor, a la pintura tradicional”.

RFI también habló de Mauricio Gómez, quien fue residente de los famosos talleres de Pont Aven. “Como muchos artistas de esta escuela, sus cuadros se inspiran en la naturaleza y más precisamente en las tensiones que genera la vegetación. Explosión de colores y entramados matorrales que han atrapado a Mauricio Gómez en una pintura exaltada y a la vez contemplativa”. Del colombiano de origen árabe, Kamel Ilián, opinó que “sus pinturas resultan de la experimentación con el color. Intensos juegos cromáticos que apelan a la intuición del observador y al cuestionamiento interno”. A Jaime Gómez lo describió como el “decano en este colectivo de artistas colombianos”. Gómez vive y trabaja en París y ha concentrado su investigación pictórica en la naturaleza muerta. “En sus cuadros los objetos son desplazados, aislados, multiplicados. Naturalezas muertas que cobran vida”. También se presentaron las obras del escultor Alejandro Tobón, quien no pudo viajar a la capital francesa. El comunicado de prensa de la galería informó que escogió a este grupo de colombianos por el “clima bélico y violento” de su propuesta estética. Para Mark Hachem Galerie, “demostraron un dinamismo elevado. Paisajes y lugares sin cabezas sin rostro, caos, materializan la búsqueda de un nuevo mundo para crear, sacudido por una utopía artística”.

Síguenos en Google Noticias

Temas recomendados

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.