1 Apr 2017 - 2:00 a. m.

Inu Waters: Trazos para describir el caos

Podría decirse que este ilustrador enfatiza en una sociedad donde todo parece ser tan normal, pero donde todo forma un escándalo. Recoge desde los momentos filosóficos de un joven para conquistar a una chica, hasta los piropos que las mujeres odian cuando van por la calle.  

Luisa Rendón Muñoz / @luisarendonm

Algunos creerán que es necesario haber estudiado solamente los trazos exactos para poder sacar una buena historia, pero lo que hace este ilustrador, además de tener detalles de estilo único, es construir historias que a diario cualquier persona puede vivir.  “Un barro no es una gran vaina, hasta que… vas en un bus y se suben dos putos payasos a hacer chistes sobre los pasajeros”, dice él en una de sus historias.

Lo que hace este bogotano es mezclar géneros que lo han llevado desde 1999 a  ir construyendo poco a poco diferentes personajes y matizarlos con historias que no sólo son creadas por él sino por su entorno. Ha alcanzado que sus ilustraciones logren tener un tono satírico y una mirada social burlesca. Además, ha logrado reconocerse a sí mismo de tal modo que puede ser constantemente uno de sus personajes, despeinados y frescos, con la mente dispuesta a escuchar cualquier cosa que pase a su alrededor. “Tal y como van las cosas en este mundo, en un futuro viejo y moribundo me alegrará no haber comprado casa ni auto. Me alegrará no haber adquirido grandes deudas, me sentiré muy feliz pensando que no le dejé nada a nadie”.  Comentarios como estos, cargados de imágenes de apoyo precisas, lo han llevado a construir un miniuniverso que ya muchos reconocen y que tienen la marca propia de Inu Waters. 

Podría decirse que este ilustrador enfatiza en una sociedad donde todo parece ser tan normal, pero donde todo forma un escándalo. Recoge desde los momentos filosóficos de un joven para conquistar a una chica, hasta los piropos que las mujeres odian cuando van por la calle.  

En 2001 lanza una edición llamada Withe Trash, que después de tener una conversación con un amigo y darse cuenta que acá todos no eran blancos, decide llamarlo y firmarlo como Colombia Trash. Este es un trabajo autobiográfico que reúne los pensamientos suyos sobre las cosas que le pasan cotidianamente en Bogotá y en su vida privada. Además, este trabajo fue una manera para reunirse con otros ilustradores que intentaban   dibujar de una manera única a varios autores colombianos.  
Ha tenido la oportunidad de participar con sus ilustraciones en varias ocasiones con  Zinema Zombie en Bogotá (Festival de cine de terror) y no sólo con las propuestas por la entidad, sino por algunas hechas por él que han tenido gran éxito por sus ilustraciones cargadas de líneas.

Ha desarrollado algunos personajes que han estado acompañando varias ilustraciones de formatos pequeños, pero lo que ha buscado desarrollar durante mucho tiempo es que estos se conviertan en magazine y las historias se vuelvan en gran formato, y hasta más grande, como siempre los ha querido.  Sus cómics han sido editados ya en dos libros publicados por la Silueta (El Mohán. 2013, El patrono. 2014) y han aparecido en diferentes revistas y fanzines alrededor del mundo. Inu Waters también ha editado a lo largo de más de 15 años fanzines destacándose  con Colombian Trash, que como se había dicho anteriormente, reúne varias percepciones de otros artistas de Bogotá.

Comparte: