El Magazín Cultural

Publicidad
24 Feb 2022 - 11:43 p. m.

Letras en voz alta: La escritura como confesión y rol de la mujer en la comunidad

El ciclo de charlas “Letras en voz alta, hablan las escritoras”, organizado por Penguin Random House, Compensar y El Espectador, continuará el próximo 26 de febrero con Elizabeth Castillo, María Emma Mejía y Yolanda Reyes.
El ciclo de charlas 'Letras en voz alta, hablan las escritoras' tendrá lugar hasta el próximo 12 de marzo.
El ciclo de charlas 'Letras en voz alta, hablan las escritoras' tendrá lugar hasta el próximo 12 de marzo.
Foto: Archivo particular

Bajo la temática “El rol de la mujer actual en la comunidad”, el segundo espacio que reúne a algunas exponentes de la literatura colombiana tendrá lugar este fin de semana. En el encuentro estarán presentes tres escritoras que, desde sus diferentes aristas, han dado luchas por la comunidad y las poblaciones que la componen y, posteriormente, han dado cuenta de estas vivencias en sus textos.

Elizabeth Castillo se ha desempeñado como escritora, abogada, activista y comediante. En su libro No somos etcétera narra veinte años de la historia del movimiento LGBT en el país. Sus triunfos. Sus luchas. Sus derrotas. Esto con un factor diferencial: ella ha incluido su propia experiencia en el papel.

“Cuando Carolina López, que fue la primera editora que le echó un ojo el libro, miró lo que ya tenía escrito, y me hizo una retroalimentación poderosa: ‘¿usted dónde está en esta historia?’ Lo que yo había escrito hasta ese momento era prácticamente un informe de un proyecto muy visto desde afuera, con un relato de actividades y funciones”, cuenta Castillo, quien se dio cuenta, en ese momento, que no haberse incluido en la narración constituía un acto de autocensura. “Fue una decisión difícil para mí renovar el relato y volver a escribir porque había necesidad de ponerle esta mirada personal, que es lo que finalmente queda en No somos etcétera”.

Le podría interesar: Libros y proyectos emergentes: las dos caras de tres mujeres

Aunque María Emma Mejía, autora de El camino que abrimos, no sintió haber caído en la autocensura durante la escritura de su libro, también experimentó por primera vez darles un lugar protagónico a sus vivencias dentro del mismo. “Era la primera vez que yo hablaba de mí misma, yo he escrito mucho, he sido muy pública, pero nunca había hablado sobre mí”, afirma la excanciller sobre su libro de memorias. “Afortunadamente tenía un gran archivo, había conservado una caja con las cartas de mi papá y mi mamá, así que pude reconstruir mi historia sin censurarme, con excepción de la vida amorosa.”

Yolanda Reyes, escritora de El reino de la posibilidad y la tercera participante de este encuentro, considera que si bien revisita su infancia cuando escribe y en ella ha encontrado motivos y experiencias que están enraizadas en quien es ahora, también afirma que “en cada libro, sin embargo, los procesos son distintos, y casi me atrevo a decir que poco sirven las experiencias previas cuando te enfrentas nuevamente a la página en blanco”.

Más allá de su rol como escritoras, estas tres mujeres también han sido partícipes de importantes procesos dentro de la comunidad. En el caso de Castillo, la lucha por los derechos de la comunidad LGBT; en el de Mejía, la incursión en la política en una época cargada de violencia; y en el de Reyes, desde la reflexión literaria y educativa. Con motivo de su charla “El rol de la mujer actual en la comunidad”, Castillo opina que “el rol de cada una y cada uno es involucrarse, entender que la exclusión, la discriminación y la violencia nos afectan a todos, todas y todes, y trabajar cada quien, desde su identidad, por supuesto, sin discriminar a nadie”.

Le sugerimos: Jaime Granados, entre los dramas y las resurrecciones del derecho penal | Pódcast

Para Mejía, este rol de la mujer es, necesariamente, diferente al del hombre. “Hay grandes diferencias entre los roles y todavía romper ese techo de cristal no es fácil. Por ejemplo, uno ve las candidaturas a presidencia, y puede ver que las mujeres no tienen ningún chance: tres mujeres de 19 candidatos, aproximadamente. Estamos muy lejos y de alguna forma este libro busca abrir caminos a nuevas generaciones para romper ese techo de cristal”, afirma la autora y alguna vez diplomática.

Con respecto al rol diferenciado de las mujeres en la sociedad actual, Reyes considera que “en cualquier comunidad del mundo, necesitamos hombres y mujeres y miradas diversas: géneros, etnias, capacidades, edades y procedencias distintas”. Específicamente sobre las comunidades educativas, la escritora, educadora y columnista, cree que “la educación tiene que hacerse cada vez más preguntas sobre las brechas de género que, de formas más o menos sutiles, se siguen transmitiendo desde la primera infancia e influyen en las posibilidades de los niños y las niñas”. Uno de los ensayos que compone su libro El reino de la posibilidad, de hecho “habla de esa carga simbólica a veces no dicha, pero instalada en nuestra psique, sobre las barreras y los sesgos”. Sobre este tema y otros que de este se derivan, estarán conversando las escritoras el próximo 26 de febrero.

Le recomendamos: “Benedetta”, entre el catolicismo y la sexualidad

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.