El Magazín Cultural

Publicidad
6 Apr 2022 - 11:57 p. m.

¿Por qué el Cielo? (Pensamientos de la belleza)

Hoy hablaremos del Cielo, ese telón infinito de nuestra vida y testigo de cada uno de nuestros días. Muy mágico y misterioso a la vez.

Rosana Margarita Auqué

Cuando tengamos una duda, miremos siempre hacia arriba, porque es esta nuestra verdadera riqueza.
Cuando tengamos una duda, miremos siempre hacia arriba, porque es esta nuestra verdadera riqueza.
Foto: Larryn Rae

El es nuestro mayor regalo, el mejor espectáculo al que asistimos cada día de nuestra vida. Es también el más grande artista, con creaciones inesperadas y creativas, sorprendiéndonos con colores que no pensábamos que podían existir y con combinaciones inolvidables que quedan para siempre en nuestra memoria.

Algunos críticos me han definido como la artista de los cielos y las flores, y me preguntan ¿por qué el cielo?, y es precisamente su belleza y al mismo tiempo su inagotable generosidad lo que me maravilla. Porque el Cielo, la obra de arte más sublime que existe, esta ahí siempre, gratuitamente y al alcance de todos.

En la columna de hoy los quiero invitar a alzar la mirada siempre hacia él, cada vez que puedan, con total admiración y entrega. El sentido de plenitud entre las personas reside principalmente en su tienen o no la sensibilidad de descubrir la belleza que a diario los rodea. En entrenar la capacidad de observar, de despertar ese sensor que enriquece y nutre la vida, y que hace que nuestro paso por el mundo sea extraordinario.

Pinto cielos porque quiero captar esos instantes que no se vuelven a repetir nunca más. Esos momentos mágicos en el que las nubes tienen una explosión de colores extraordinarios y que quisiera conservar para la eternidad. De las nubes me encanta que no tienen forma de ser incorrectas, ellas siempre son, en cualquier color, forma o tamaño, perfectas. Sin duda mi trabajo artístico parte de una inmensa e inagotable gratitud hacia la naturaleza. Es ella mi mayor fuente de inspiración, y considero que el nivel máximo de belleza es solo alcanzado a través de ella.

Todo está escrito en el cielo, solo si lo miramos con ojos sensibles tendremos la posibilidad de descubrir sus mensajes y toda la sabiduría que tiene para darnos.

Cuando tengamos una duda, miremos siempre hacia arriba, porque es esta nuestra verdadera riqueza, que reside en el momento en que somos capaces de darnos cuenta de la maravilla que es el cielo, y entonces ya no necesitamos motivos o razones, porque en ese instante ya lo hemos encontrado todo.

Síguenos en Google Noticias