El ultimátum de Ordóñez a los líderes de la coalición de derecha

El exprocurador manifestó que Andrés Pastrana tiene “secuestrada” la coalición de los del No en el plebiscito y retó a Álvaro Uribe a actuar, romper su silencio y no dejarse manipular. Aseguró que en 48 horas decide si sigue en solitario.

Ordóñez asegura que estará en el tarjetón presidencial de 2018.Archivo El Espectador

El tiempo corre y los plazos se acortan. Este miércoles 17 de enero, la Registraduría dará a conocer si los 11 aspirantes que presentaron firmas para avalar sus candidaturas presidenciales cumplieron todos los requisitos, y el lunes 22, los nueve partidos y movimientos políticos que expresaron su voluntad de participar en consultas populares, internas o interpartidistas deberán decir si en efecto van a las urnas o se retractan. Es decir, la hora de la definición para las coaliciones, bien sean de derecha, centro o izquierda, llegó, y por lo que se ve, hasta el momento son más las incertidumbres que las certezas.

Por los lados de la alianza entre los expresidentes Álvaro Uribe y Andrés Pastrana, la propuesta que pusieron sobre la mesa este último y su candidata, Marta Lucía Ramírez, si bien abre el camino para desenredar la madeja y lograr un consenso en torno al mecanismo para escoger un candidato único (en enfrentamiento con Iván Duque, la carta del Centro Democrático), representa también una nueva encrucijada para Uribe, pues deja por fuera de la pugna a Alejandro Ordóñez. Tanto así que el exprocurador retó al exmandatario a romper su silencio y tomar partido. Y, según cuentan, la advertencia de Pastrana es que si Ordóñez entra a la coalición, él se retira.

Lea: La arremetida de Ordóñez contra Pastrana, por no ser incluido en coalición

“Las pataletas de Pastrana están tornando inviable la coalición del No en el plebiscito. Las condiciones que ha puesto, tanto referentes al Centro Democrático como a mi aspiración, han dejado la coalición en cuidados intensivos. Estoy convencido, y es muy grave lo que voy a decir, de que la coalición cada vez está más cerca de su disolución. Hay que nombrarle un liquidador antes que otra cosa”, le dijo Ordóñez a El Espectador, advirtiendo que si las circunstancias persisten y no hay un giro de 180 grados o un timonazo, en 48 horas tomará la decisión de irse en solitario. “Yo acudí a la ciudadanía y continuaré adelante convocando la opinión pública y a los ciudadanos que están de acuerdo con nuestro programa”, enfatizó.

Ordóñez conminó al expresidente Uribe a tomar una decisión: “Pastrana tiene secuestrada la coalición. Curiosamente, quien no fue muy entusiasta ni muy activo en el proceso por el plebiscito, que solamente hizo tres o cuatro presencias mediáticas, hoy en día aparece secuestrando la coalición, y creo que eso va a hacer imposible que esto se desarrolle. El expresidente Uribe debe ser muy tajante frente a esas pretensiones, porque si prosperan, va a ser imposible que esto logre fructificar”, agregó.

Y remató: “Está en manos de Uribe decidir, pero la actitud de Pastrana es caprichosa y antidemocrática. El temor que tiene frente a mí es de que lo derrote, junto a Marta Lucía Ramírez, en la medida en que ellos hace rato se divorciaron de las bases conservadoras y no las representan. El expresidente Uribe debe actuar, romper su silencio, debe manifestar claramente su decisión de no dejarse manipular, como ha pretendido hacerlo Pastrana. Personalmente, creo que mi presencia y mi permanencia en la coalición está llegando a su final. Ha habido infinidad de razones para no estar allí, he hecho los esfuerzos por permanecer, pero cada vez es más imposible. Es cuestión de horas mi decisión de marginarme de ella”.}

Lea también: Se complica la coalición de la derecha

Para Pastrana y Camilo Gómez, uno de sus compromisarios, es un riesgo aceptar a Ordóñez en la coalición cuando sobre él pesan varias investigaciones penales y disciplinarias. Si es así, no se justificaría entonces que el uribismo haya excluido a Óscar Iván Zuluaga y Luis Alfredo Ramos, y tocaría invitarlos a la contienda electoral. Incluso, Gómez fue más allá y trajo a colación el nombramiento que el exprocurador hizo de la esposa del exmagistrado Leonidas Bustos, involucrado en el llamado cartel de la toga, presuntamente para lograr su apoyo en la reelección, una razón de peso, según él, para impedirle ser parte de la alianza.

El meollo del asunto para Uribe es si acepta los condicionamientos de Pastrana o los rechaza, arriesgándose a una fractura de la coalición. Ya algunos en el Centro Democrático han dado señales de no querer alinearse con las exigencias del exmandatario conservador. “El mecanismo ideal para la gran coalición es, sin duda, la consulta el 11 de marzo. Si previamente Marta Lucía Ramírez recorre el país con Pastrana, y Ordóñez con sus amigos, así como lo hace Iván Duque con Álvaro Uribe, se garantiza el triunfo en primera vuelta”, escribió en Twitter el senador Ernesto Macías. Por cierto, el mismo Ordóñez ha dicho que en el uribismo hay sectores que quieren apoyarlo porque no sienten empatía con Duque.