10 Aug 2019 - 3:00 a. m.

“A una mascota se le da el 95 % de amor y 5 % de corrección”, embajador de Noruega

El embajador John Petter Opdahl y su esposo, Paco, llegaron a la embajada noruega en Colombia en julio de 2017, con un bóxer llamado Pepe y Manuel, rescatado en Cuba.

La Red Zoocial

El embajador de Noruega en Colombia, Petter Opdahl, y sus mascotas Pepe y Manuel.   / Fotos: Archivo particular
El embajador de Noruega en Colombia, Petter Opdahl, y sus mascotas Pepe y Manuel. / Fotos: Archivo particular

¿Hace cuánto tiempo tiene mascotas?

Hace seis años. El primero que llegó fue Pepe, un bóxer, que está con nosotros desde 2013. Y luego llegó Manuel, un perro rescatado.

¿Cómo llegó Manuel?, ¿de dónde lo rescató?

Un día estábamos paseando por La Habana y Pepe escuchó a un perro quejándose. Entonces fuimos hasta el dique en donde Pepe escuchaba los ruidos y encontramos a este perrito que tenía menos de un mes de nacido. Su mamá y los hermanos murieron. Nosotros lo rescatamos y lo llevamos a un veterinario, porque estaba a punto de morir. Decidimos llevarlo a nuestra casa y se quedó con nosotros en la Embajada de Noruega en La Habana.

(Ver más: “Una mascota te enseña a ser agradecido”: Milena López)

Siempre los traemos con nosotros. Es complicado porque hay mucho papeleo, entonces hay que planear muy bien. En el viaje que hicimos con Pepe y Manuel desde La Habana a Noruega fueron trámites que demoraron cuatro meses. Pero cuando llegamos presentamos la documentación y pasaron la frontera como una persona, normal.

(Le puede interesar: La Pereztroica: “Una mascota te enseña a pensar y cuidar a otros”)

¿Es difícil ese trámite en Colombia?

No, el proceso es muy parecido; hay que cumplir con todos los requisitos que exige el ICA. Hicimos todo el proceso con el veterinario, lo registramos en el aeropuerto. Es un proceso tedioso, pero con planeación siempre se logra.

¿Es Colombia un país “pet friendly”?

Sí, Colombia está muy bien en este tema, yo veo cada semana que abren más lugares, son más cafés y restaurantes con su señal pet friendly.

La única diferencia entre mi país y Colombia es que acá es más fácil entrar con los perros a donde venden comida, a cafés y restaurantes, que tienen zona para animales y además terrazas. En Noruega es más fácil entrar con ellos a tiendas, centros comerciales, almacenes de ropa, hogar o cualquier lugar que no venda comida.

Una historia inolvidable con sus perros...

Cuando estábamos saliendo de Cuba, era mucho el estrés, despedidas, en fin. Cuando nos subimos al avión se acerca un funcionario de la aerolínea y nos pregunta que si nosotros éramos los dueños de unos perros que iban en el avión. Nos dijeron que la jaula se había abierto y el perro se había escapado. Yo entré en shock, me tocó bajar a la bodega del avión, me pusieron un chaleco y me advirtieron que si en diez minutos no encontraba al perro no podían detener más el vuelo. ¡Fue horrible! Tuvieron que cerrar la pista del aeropuerto.... de repente se acerca un joven y me dice: “Señor embajador, tranquilo, yo encontré a Manuel”. Yo me asusté porque no conocía a nadie en el aeropuerto. Era un sobrino de la persona que trabajó muchos años en la Embajada y había estado en la casa en muchos eventos... Él encontró a Manuel y pudimos viajar. Pero fue un susto horrible.

Darles 95 % de cariño y 5 % de corrección.

Una lección que nos enseñan los perros...

Yo creo que quienes tienen mascotas son más empáticos, más sensibles y eso es porque ellos nos enseñan eso, nos hacen más humanos.

¿Viaja siempre con sus perros?

Nooo. Ahora es fatal, porque vamos a estar por fuera mucho tiempo y traerlos a Noruega era un viaje demasiado largo; ellos están mejor en Bogotá. Lo bueno es que tenemos mucha suerte de contar con gente que los cuida mientras estamos fuera de casa. Los quieren y los tratan muy bien.

La compañía, que hay dos perros que están en la puerta superfelices y te reciben como si fueras el rey del mundo... Eso levanta mucho el espíritu.

(Ver más: “Yo hablo con mis perros y me dicen que no se sienten humanizados": Flavia dos Santos)

¿Tendría más perros?

Con Paco no nos hemos puesto de acuerdo. Estamos en eso, pero no queremos adelantarnos a lo que pueda pasar, entonces lo seguimos pensando.

Un plan con los perros en Bogotá...

Paseos largos por la ciudad, caminar mucho por las bonitas calles bogotanas. O sábados y domingos, salir con ellos cerca a la ciudad para almorzar.

Para usted, ¿cuál es el mejor plan para hacer con sus mascotas? Envíenos sus respuestas a laredzoocial@gmail.com

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.