Trabaja en su tercera publicación

Íngrid Gómez y la terapia de soltar

Noticias destacadas de Gente

La psicóloga y guía emocional acaba de presentar el libro “Terminar, sanar y avanzar”, en el que les habla a las personas sobre cómo terminar relaciones tóxicas y seguir adelante.

Cuéntenos detalles sobre el libro “Terminar, sanar y avanzar”.

Es un libro que trata sobre las relaciones y ayuda a las personas que están pasando por rupturas afectivas. En una primera instancia, a quienes les terminan y están viviendo el dolor. En el segundo caso, está dirigido a personas que también deben terminar una relación, porque a veces creemos que el que sufre es al que le terminan, pero el que toma la decisión también debe pasar por un proceso. El libro les habla a los que están sometidos en una relación tóxica y no logran soltar. Asimismo, para personas que han terminado hace mucho tiempo y creen que ya han superado el dolor y realmente no lo han hecho.

¿Cuál era la intención con el título?

Primero, poner en la mente de quienes lo leen aceptar que cuando algo se acaba hay que aprender a soltar. Después viene el proceso emocional, que es sanar y no solo olvidar, sino también curar sentimientos que este mismo dolor produce, ya que estos hechos pueden despertar heridas de sucesos pasados. Debemos soltar el pasado, sentarnos en el presente y mirar hacia el futuro.

¿Cómo fue el proceso para escribir el libro y cuánto tiempo duró?

Hace dos años saqué un primer libro para ayudar a personas a encontrar pareja. Ahora, pensé en darles un espacio a quienes atraviesan una terminación afectiva. Fue un tiempo de casi nueve meses escribiéndolo y luego alrededor de dos o tres meses en edición y diseño. La escritura fluyó muy bien, aunque normalmente hago un proceso espiritual, como encender una vela.

El libro habla de aceptar un reto, ¿cuál reto?

El reto es tomar la decisión y salir de la situación de apego, que no es fácil, porque lo sencillo es quedarse en el duelo llorando o estancarse en el trabajo. Es un desafío hacer ese análisis profundo de sanación para poder llegar a pensar positivo y levantarse. Si no se hace un correcto proceso de sanación pueden aparecer otros problemas psicológicos, como la ansiedad o la depresión. Hay personas que pueden decir “supérelo”, pero realmente no es tan fácil.

¿Es bueno tener apegos y hasta qué punto es sano?

Apego viene de la palabra “ego”. El ego es una estructura de nosotros que quiere tener y poseer. Hay que saber que nada en este mundo es permanente. Todo comienza y termina. Cuando nos apegamos creemos que la persona es nuestra… y si se va, la vida de uno se le acaba. Nada ni nadie es indispensable.

¿Cómo saber cuándo es el momento de soltar o desapegarse de algo o alguien?

Que algo esté mal no implica que hay que separarse o mantener la distancia; por eso, muchas veces, es necesario asistir a un terapeuta y ver si se puede arreglar la situación. Puede ocurrir que van a terapias y no hacen las tareas y de esa forma no va a haber una mejora. Cuando han luchado pueden terminar con mayor paz y satisfacción de haberlo intentado todo.

También guía procesos de sanación para las mujeres en búsqueda del empoderamiento, ¿cómo es eso?

El empoderamiento lo trabajo tanto para hombres como mujeres; sin embargo, las mujeres están más abiertas a pedir ayuda y asistir a talleres o leer libros.

¿El apego puede darse en otro tipo de relaciones, no solo en las de pareja?

El apego se puede dar en diferentes esferas y muchas veces se da por relaciones no solucionadas. Hay personas que no encuentran pareja porque tienen una relación demasiado simbiótica con su madre, su padre o un hermano. Todo tiene un límite, no podemos perder el centro cuando nos entregamos a algo.

¿Esas mismas terapias las ha aplicado a su vida?

Totalmente. Tuve muchos sobresaltos cuando estaba en la adolescencia y en la adultez joven, sobre todo en las relaciones; por esa razón decidí estudiar Psicología como forma de conocerme a mí misma. Pasa con muchos psicólogos; es una forma de descubrir el camino. Conozco muy bien los tratamientos porque los he aplicado a mi vida y me han ayudado a obtener mi crecimiento interior. A partir de ahí mejoró mi relación familiar, conozco a la persona que es hoy día mi esposo, con quien ya llevo quince años casada, mi trabajo también cambia y mi relación con la vida.

¿Después de este libro, tiene otros proyectos en mente?

Voy a sacar un tercer libro que va a tratar sobre la autoestima y la importancia de querernos y amarnos. Eso sería para 2022.

Comparte en redes: