Publicidad

La razón por la que Margarita Rosa de Francisco y Darcy Quinn discutieron por redes

La periodista de la FM Darcy Quinn sugirió que la actriz vive en Estados Unidos como asilada. La caleña le respondió y, una vez más, reiteró sus posturas políticas.

27 de febrero de 2024 - 08:46 p. m.
La actriz no vive en Colombia hace más de una década, aunque ha dejado claro en varias ocasiones que eso no significa que descuide las situaciones por las que atraviesa su país.
La actriz no vive en Colombia hace más de una década, aunque ha dejado claro en varias ocasiones que eso no significa que descuide las situaciones por las que atraviesa su país.
Foto: Getty Images

Vuelve y juega. La actriz Margarita Rosa de Francisco de nuevo es cuestionada por secundar al presidente Gustavo Petro. En esta oportunidad, De Francisco se cruzó una serie de mensajes con la periodista de la FM Darcy Quinn, quien además de recordar que la intérprete tiene una hermana que trabaja en el consulado de Colombia en Miami, ahora sugirió que está asilada en Estados Unidos.

¿Qué detonó la discusión? La posible elección de la nueva fiscal, que podría ser Amelia Pérez, y los polémicos trinos de su esposo Gregorio Oviedo. De Francisco mencionó a la periodista en un trino donde le sugería investigar el tema de los magistrados que tienen familiares trabajando en la Fiscalía y otros órganos del Estado. “¿Por qué no hablan más bien de esto los demás periodistas escandalizados con el esposo de la doctora Amelia?”, escribió la actriz.

Quinn le respondió con varias preguntas que hacían referencia a su supuesto asilo en Miami y le pidió que aclarara su situación de residencia en Estados Unidos. “¿Desde dónde trinas hoy? ¿Desde Los Cayos? ¿Por qué no nos hablas de tu estatus de asilada en USA? ¿Asilada y perseguida por quién? Háblanos del puesto que tiene tu hermana en el consulado de Miami”.

En su respuesta, la actriz aclaró que su hermana “está haciendo lo que le corresponde hacer como excelente persona y trabajadora que es”. Dijo que la razón por la que trina desde diferentes partes del mundo es porque ha empezado a trabajar en una serie de televisión. “No estoy asilada, vivo hace quince años con mi compañero holandés en un país capitalista porque no soy comunista”, escribió.

Aseguró que su militancia consiste en querer que el sector olvidado de Colombia tenga los mismos privilegios que tanto ella como Quinn tienen. “No es más. Un abrazo, eso sí, mi querida Darcy. Aunque nuestras orillas políticas sean distintas reconozco tu gentileza conmigo siempre”, concluyó.

Ante la extensa respuesta de la actriz, Quinn contestó: “No te queda bien militar para un gobierno que le da trabajo a tu hermana… si es tan buena profesional, que no lo dudo, que busque trabajo en el sector privado, como mis hermanas y mi familia que nunca han vivido del estado”, haciendo referencia al puesto de Adriana de Francisco como cónsul de Colombia en Miami.

También reiteró que no le quedaba clara su situación migratoria en Estados Unidos, argumentando que el hecho de que su marido fuera holandés no le aseguraba a ella residencia o ciudadanía.

Margarita Rosa de Francisco, X y el petrismo

En noviembre de 2022, la actriz se tomó un descanso de esta red social en la que ha sido tan criticada y aplaudida. Fue una pausa de casi un año, hasta que en agosto del año pasado reveló que en realidad nunca se fue. Creó una cuenta que solo tenía un seguidor, con la que aprovechó para comentar desde el anonimato.

“Yo toda feliz y rabiosa, comentando a diestra y siniestra desde mi anonimato y cómo les parece que me la cerraron ayer porque le dije al innombrable que nos dejara descansar”, compartió en su perfil. Muchos de sus seguidores sospecharon que De Francisco había tomado la decisión debido al “hate” que estaba recibiendo por su apoyo al gobierno del presidente Gustavo Petro, pero esa no fue la razón.

Video Thumbnail

“En cuanto a la dinámica en Twitter, yo quiero mucho a mis “haters”, me enseñaron mucho, siempre les tuve mucho respeto, los escucho. Y a partir de lo que me decían escribí muchas columnas. Me inspiraron para escribir, así que no fue por ellos que salí de Twitter”, dijo en entrevista para Claro Oscuro de El Espectador.

Aun así, admite que sí fue gracias a esta red social que supo que lo que es ser odiado. “Antes creía que a mí me quería todo el mundo, así era yo de narcisista y egocéntrica, como no existían las redes, yo me sentía muy querida siempre, entonces me enteré de que era detestada en Twitter”.

La actriz no ha ocultado sus posturas políticas y opiniones sobre el gobierno Petro, a quien siempre ha mostrado su apoyo incluso en campaña. Y no ha sido la única que lo ha hecho, actores como Julián Román, Santiago Alarcón, Diego Trujillo y Adriana Romero expresaron su apoyo al presidente en diferentes momentos.

“Hoy creo que tenemos un presidente distinto a esa saga, que aunque para hacer estas reformas que Colombia necesita tenga que hacer esos negociados que todos odiamos, es un presidente que está proponiendo algo completamente distinto a lo de antes y que está en armonía con lo que el planeta requiere. Y eso se lo está gritando al mundo, lo está comunicando como puede y con la inteligencia que lo caracteriza. Él está montando otro paradigma, y por eso creo que hay tanta resistencia”, manifestó.

Su vida en Miami

La actriz no vive en Colombia hace más de una década, aunque ha dejado claro en varias ocasiones que eso no significa que descuide las situaciones por las que atraviesa su país. “Vivo lejos de Colombia porque me enamoré de un hombre holandés hace 12 años y vivimos juntos. Pero, nunca he roto mis lazos con Colombia en ningún sentido”, dijo en entrevista con Semana en enero el 2023.

Según ella, la decisión de irse del país no fue más que por amor a su esposo Will van der Vlugt, con quien sostiene una relación amorosa desde hace varios años y quien la ha acompañado en su travesía personal y profesional.

El año pasado recordó que el actual canciller de Colombia, Álvaro Leiva, le ofreció ser cónsul de Colombia en Miami, cargo que rechazó por considerar que no estaba preparada para desempeñarlo y por eso propuso a su hermana, Adriana de Francisco, quien sí tenía experiencia pues durante tres años fue asistente administrativa en el Consulado de Colombia en Toronto, Canadá.

“Como me considero inepta para ese puesto, propuse a una persona que conozco muy bien, que admiro y que sabe hacer ese específico trabajo. Este gobierno necesita gente confiable ciento por ciento, con una ética a toda prueba y que, de verdad, quiera servir. Ojalá tengan la oportunidad de verse atendidos por una persona de tan alta calidad humana y profesional”, dijo en su cuenta de X.

Temas recomendados:

 

Rocio(21165)29 de febrero de 2024 - 11:41 p. m.
Margarita es un gran referente para mi como ser humano, mujer, colombiana. Que cantidad de odio se lee en las lineas de la señora Quinn. La verdad nunca la he escuchado, no conozco su trabajo. Las ´pocas veces que leo una noticia sobre ella, siempre veo que tiene este estilo y la verdad, muchos problemas a seguir en mi colombia como para dedicar un tiempo a este estilo de persona. Gracias Margarita y su huermano, el irreverente, pero que calidad!!
Mario(196)01 de marzo de 2024 - 12:08 a. m.
Darcy sugiere que trabajar para el estado es motivo de verguenza, pero el sector privado que vive del estado no lo es: pautas publicitarias, entrevistas, Peajes, EPS, Admin de pensiones, Fiducias, Pago de subsidios.
Lalo(70277)29 de febrero de 2024 - 02:32 a. m.
El papá de Dracy la miserable debe de estar revolcándose en la tumba. Siquiera no vivió para ver en lo que se convirtió esta lacra de periodista.
Cesar(51904)28 de febrero de 2024 - 12:02 a. m.
Que ternura de gobierno...... Yo propongo a mi hermana que vivía diagonal a una embajada.... Maldita corrupción y falso cambio......todos son remoras del erario público
ALBEIRO(267)28 de febrero de 2024 - 12:00 a. m.
Darcy Queen: No fue una buena aprendiz de su brillante padre. Lástima.
Ver más comentarios
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar