Publicidad
16 May 2022 - 1:49 p. m.

Enrique “Kike” Riascos, el rey del piano de la selva

Integrante de Herencia de Timbiquí, productor de nuevos artistas y maestro musical de nuevas generaciones, lleva los sonidos de Guapi por el mundo.

Laura Cortez Palacios y Leidy Caicedo*

Kike Riascos es integrante de la agrupación Herencia de Timbiquí desde 2008.
Kike Riascos es integrante de la agrupación Herencia de Timbiquí desde 2008.
Foto: Archivo Particular

Las aguas del río Guapi vieron nacer a Enrique Riascos en un pueblo alegre, caluroso y mágico que ha criado a grandes artistas del Pacífico colombiano. Creció en la casa de su familia en el barrio Las Flores, escuchando la marimba de Hugo Candelario y del maestro “Gualajo” y dejándose cautivar por las notas musicales que le alimentaban el alma.

(Lea también: Karol G y Kali Uchis, ganadoras de la noche en los Billboard 2022)

Infancia e inicios musicales

Fue por esto que le pidió a su padre una marimba de chonta, un instrumento musical de origen africano que en el Pacífico colombiano se fabrica con la madera de la palma de chonta. Kike, como todos lo llaman, recuerda que comenzó a tocar el instrumento en la Casa de la Cultura de Guapi en 1999 y al año siguiente viajó a Cali para participar en el Festival de Música del Pacífico Petronio Álvarez. “Lograr ese aplauso, ese reconocimiento, el apoyo de la familia y empezar a participar en las tertulias” fue lo que le dio ánimo para salir adelante.

La infancia en su pueblo natal fue maravillosa: hacer música con su familia, amigos y vecinos ha dejado una marca imborrable en el corazón y con cariño Kike recuerda al jovencito de ese tiempo. “Admiro al joven talentoso de esa época porque no tenía la conciencia musical, no sabía qué notas estaba haciendo, pero podía tocarlo todo”.

(Le recomendamos: Juliana y su “Dos dos dos”: un volcán de sonoridades)

Aunque no se explica cómo, se ganó el Petronio de 2002 y de 2007 y luego no lo dejaron seguir participando. En ese momento había marimberos famosos como el maestro José Antonio Torres “Gualajo”, Hugo Candelario y Esteban Copete, que contaban con reconocimiento nacional. Sin darse cuenta también llegó el reconocimiento para él, un joven y talentoso intérprete que soñaba con la música, pero también con la ciencia.

En 2005 llega a Cali para estudiar Ingeniería Eléctrica en la Universidad del Valle, ya que siempre se caracterizó por ser un joven aplicado e inteligente. Una anécdota que Kike Riascos recuerda con risas, es que, al llegar a la ciudad dejó su marimba en casa, pero un día lo llamó la maestra Olivita para tocar y lo regañó por no tener su marimba. “Se pegó una emberracada y nos tocó mandar a traer esa marimba en avión, pero era muy grande, no la querían traer”. Luego de esta experiencia no se ha separado más de su instrumento.

Llegada a Herencia de Timbiquí

En el año 2008 llegó al grupo Herencia de Timbiquí. Los miembros de la banda “lo ficharon”, dice Kike con una amplia sonrisa. Al involucrarse en el sueño colectivo de la agrupación, él sintió que podrían posicionar la música del Pacífico y romper con la discriminación que existía, ya que muchos la catalogaban como ruido. El músico afirma que “era peor que la discriminación racial, porque cuando no reconocen algo es peor”.

(Le puede interesar: Segunda fecha de los Guns N’ Roses en Bogotá: ¿Cuánto valen las boletas?)

Por medio de Herencia de Timbiquí se hizo más conocido en el país y contagió al grupo de su alegría y su sabor guapireño. En el año 2009 fue galardonado como “El Rey de la Marimba” y mientras viajaba por el mundo con su instrumento, terminaba su tesis de grado en los vuelos interminables por Asia y Europa.

Kike Riascos es la prueba viviente de que de la música del Pacífico sí se puede vivir y que “con disciplina y con constancia se puede llegar”, como él mismo lo recalca. Al final de la carrera universitaria, sus asesores de tesis le hicieron la pregunta que definiría su futuro: “¿y usted qué va a hacer?”. La respuesta fue difícil, pero contundente: se fue de gira casi cuatro años con Herencia de Timbiquí, recién graduado como ingeniero.

El reto de producir música del Pacífico

Es, además, productor y ha estado a cargo de algunos artistas emergentes. A la hora de producir proyectos musicales con esa sazón propia del Pacífico les pregunta a los artistas qué buscan generar con la música. La agrupación oriunda de Guapi (Yembema) con la que trabajó, ha logrado ganar premios en el Festival Petronio Álvarez, ha realizado colaboraciones con artistas como Alexis Play, cantaoras de Guapi y Jimmy Saa. Kike recientemente ha producido 36 nuevas canciones en el Pacifico nariñense buscando siempre resaltar la esencia de las tradiciones.

(Además: Bunbury cancela último tour y adelanta su adiós: “No puedo hacer más conciertos”)

Premios y reconocimientos destacados

En febrero del año 2013, Herencia de Timbiquí fue galardonado con la Gaviota de Plata en el Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar como Mejor interpretación folclórica con la canción “Amanecé”.

También ganaron un reconocimiento de grabación del año en los premios Shock con el álbum “Tambó”; luego se llevarían una condecoración Cruz Azul Simón Bolívar por el desempeño en la cultura de Colombia, y por supuesto el galardón de Afrocolombianos del Año, otorgado por El Espectador y la Fundación Color de Colombia, entre muchos otros reconocimientos que dejaron huella.

(Le recomendamos: Olivia Rodrigo, la nueva era del pop)

Actualmente están promocionando su más reciente canción titulada “Solo, grabada en México. La letra fue inspirada en las vivencias del confinamiento obligatorio a raíz de la pandemia, que desencadenaron problemas serios de salud mental en ese esfuerzo diario por encontrar la estabilidad en la vida, al aprender a lidiar con nosotros mismos.

Desde luego, buscan ampliar el reconocimiento internacional y en México han tenido muy buena aceptación. Están preparando un álbum de 12 canciones donde ‘Solo” es el primer sencillo. Estados Unidos es uno de los países donde más los escuchan y también algunos de Centro América.

Sus labores sociales

Kike Riascos está convencido de que ser artista no es solo subir a un escenario, sino también una responsabilidad social. En 2012 creó, junto con su familia la Fundación Palma Chonta, que apoya a niños y jóvenes en el fortalecimiento de las tradiciones del Pacífico enseñándoles a tocar la marimba y otros instrumentos.

Para el artista, el fortalecimiento de la cultura es importante, ya que él mismo viene de un proceso que se llevó a cabo en la Casa de la Cultura de Guapi y él espera devolverle a su gente un poco del amor y el apoyo que le han brindado.

(Además: Billboard Music Awards: así le fue a Karol G, J Balvin y Kali Uchis)

Riascos anhela llevar la música y tradición del Pacífico a todos los rincones del mundo, con Herencia de Timbiquí. También se preparan para traer nueva música con ritmos de cumbia, marimba y una mezcla de sonidos que prometen poner a gozar a sus fans y sorprender a su nueva audiencia.

La vida de este hijo de Guapi ha estado llena de sacrificios, disciplina y determinación. Como él mismo lo dice, “no es un accidente el reconocimiento que tengo hoy por hoy, es un trabajo de por ahí 22 años”. A través de su arte ha transformado vidas con sus labores sociales y ha llevado música del Pacífico colombiano a todos los continentes.

*De la Fundación Color de Colombia.

Síguenos en Google Noticias