Publicidad
18 May 2022 - 2:00 a. m.

Hámilton: música global con raíz cartagenera

Este artista, fiel representante de la cultura de la Heroica, ha querido ir más allá y fundamenta su propuesta en encuentros de sonoridades. Frutos de su experimentación son las canciones “Morena” y “Enlazados”, su más reciente lanzamiento.

Guillermo Camacho

Hámilton en la imagen promocional de "Enlazados", su más reciente sencillo. / Archivo Particular
Hámilton en la imagen promocional de "Enlazados", su más reciente sencillo. / Archivo Particular

Hámilton, un artista cartagenero que lleva la música en la sangre, desde hace tres años comenzó a trabajar seriamente en su proyecto. En ese entonces vivía en casa de sus padres y pasaba todos los días de madrugada componiendo canciones. Para él hacer música fue un proceso enriquecedor, pero también difícil, ya que su familia no tenía recursos económicos para apoyarlo y fue a través de las redes sociales que sus creaciones comenzaron a consolidarse.

(Le recomendamos: Juliana y su “Dos dos dos”: un volcán de sonoridades)

En 2019, por medio de pequeños fragmentos de la canción Morena, su mayor éxito hasta ahora, adelantó tres previsualizaciones del tema con el fin de saber cómo reaccionarían sus seguidores y gracias a esa estrategia evidenció que miles de jóvenes de diferentes lugares de América Latina se apropiaron de su historia.

Hamilton - MORENA 🇯🇲 | Audio

“La canción Morena se grabó en un estudio casero en el barrio Blas de Lezo, en Cartagena, con los productores Son La Fórmula, aunque elegí mis temas. Tengo mi equipo de trabajo, pero tomo las decisiones en mi proyecto”, asegura Hámilton.

(No se pierda: Todo lo de que debe saber de Frankey Music, finalista de BudX Records 2022)

Desde ese entonces, el viernes 18 de enero de 2019, y según las propias palabras del artista, todo empezó a fluir. La gente compartía la canción por todo lado. Ahora lleva tres años dedicándose a la música, expresado sus vivencias y escapándose del bullying del que fue víctima de niño, y encontró en la música una forma de sanar su corazón y de ayudar al bienestar de quienes lo rodean.

Hámilton cuenta que escucha todo tipo de su música, pero sus mayores influencias han sido la champeta y el dance hall. Su tío, Dexter Hámilton, de la agrupación BIP, desde pequeño fue su referente, pues lo veía en televisión y se sentía orgulloso, pensaba que quería ser como él. Ya cuando comenzó a crear sus propias canciones, creyó que se trataba de un pasatiempo y nunca pensó en llegar tan lejos en un ámbito tan competido como la industria musical.

(Lea también: Adriana Lucía presenta “Maestro Lucho”, un homenaje a Lucho Bermúdez)

Para él hay cosas muy importantes a la hora de componer una canción. Según su concepto, hay que fijarse en las sensaciones, ese sube y baja interno, aunque también se deben tener en cuenta las posibles dedicatorias y, por supuesto, el baile. A veces una sola sensación puede lograr múltiples impactos, por eso hay que organizar las composiciones, los fonemas y ser generoso con las experiencias personales. “Si quieres un tema para desahogarte, debes observar muy bien lo que transmites cuando estás bailando esa canción”, dice con convicción.

De acuerdo con Hámilton, en Cartagena se nace con el chip de la música, porque en la Heroica están pendientes de todo lo que rodea el arte musical. Por ejemplo, el acento golpeado es una cosa que identifica a la cultura cartagenera y es parte de esa identidad Caribe, como lo que sucede con los boricuas, que exhiben su estilo desde la propia interpretación vocal. Para Hámilton, sus mayores inspiraciones son el continente africano, el mar, la playa y las mujeres. Señala que un ejemplo de esos grandes logros en la música en Cartagena es el artista Kevin Flórez, porque “él siempre está tratando de meter el éxito para que lo local de la ciudad se internacionalice”.

(Le recomendamos: Corina Smith y su lado más “Antisocial”)

Hámilton recuerda que cuando comenzó a escuchar estilos como el dance hall y el afrodancehall se cuestionó de qué manera lograr que esa música se popularizara más en su ciudad, muchas veces sin entender las letras, pero contagiándose por la melodía o el fonema. Ese cuestionamiento lo puso en práctica con Morena, en donde utilizó un fragmento de un tema africano y muy pronto escaló en listados en países como Nicaragua y Panamá, que se dejaron seducir por el ritmo.

Él siente que es un artista adelantado a su tiempo. De ahí que sus videos sean un abrebocas visual de las texturas y los colores que quiere imponer con su proyecto sonoro. Para Hámilton, una de las grandes dificultades que existen en Cartagena es que no hay una industria sólida, y por eso no se hacen buenos trabajos para desarrollar una canción, un álbum o, simplemente, vender los catálogos o armar un equipo creativo innovador. Según él, se requieren inversionistas, pero también es urgente que los artistas locales propongan nuevos sonidos.

(Además: En mayo, Teatro Digital presenta cuatro espectáculos que celebran la cultura afro)

Y para renovar el ámbito sonoro en Cartagena, Colombia y el resto de América Latina presentó Enlazados, su más reciente tema que tiene una combinación de moombahton con dance hall y afrobeats. La música de este artista ha sido un experimento con el que quiere expandir el color de su voz.

Hamilton - Enlazados (Video Oficial)

Se le han acercado grandes sellos discográficos, pero él quiere trabajar con su gente. Aunque le han propuesto hacer otros géneros, pero se rehúsa. “No quiero cambiar mi esencia en un mundo donde todo el mundo está haciendo lo mismo. Hay muy poca identidad que me han querido quitar mis productores”.

(También: Enrique “Kike” Riascos, el rey del piano de la selva)

Para este músico cartagenero, cada artista tiene que pasar por el barrio o por el “gueto”, la vida de los otros son inspiración para sus canciones y de las cosas más simples se puede encontrar algo grandioso. Así, espontáneamente, surgió Enlazados, sencillo con el que Hámilton quiere seguir conquistando oídos... sin desdibujar su raíz.

Síguenos en Google Noticias