Publicidad

Rolling Ruanas, en un nuevo capítulo de El Espectador Sessions

La banda colombiana, reconocida por sus fusiones de rock, jazz y sonidos de los Andes colombianos, llega a una nueva ventana musical, con un lanzamiento que demuestra sus procesos de creación durante la cuarentena y el trabajo que seguirán realizando.

María Camila Gil Niebles
31 de marzo de 2022 - 02:00 a. m.
Los Rolling Ruanas durante su presentación en la segunda edición de El Espectador "Sessions Live". / Iván Muñoz
Los Rolling Ruanas durante su presentación en la segunda edición de El Espectador "Sessions Live". / Iván Muñoz

Son los Rolling, pero no exactamente los Stones, sino los de Ruana. La agrupación colombiana, compuesta por Jorge Mario Vinasco, Juan Diego Moreno, Fernando Cely y Luis Guillermo González, es una muestra del rock al mejor estilo de los sonidos autóctonos como la carranga. Al verlos de ruana, pocos se imaginarían que suenan a rock sesentero y setentero, pop mezclado con sonidos de la música campesina de los Andes colombianos.

Le puede interesar: LP, la faceta más honesta del pop

Desde 2014 han recorrido por diferentes escenarios llevando la escena independiente por el país y fuera de él. Escenarios como el Teatro Julio Mario Santo Domingo o el Teatro Colón han sido testigos de su música. Ahora, la redacción de El Espectador también se convierte en una ventana musical para ellos. Los Rolling Ruanas son los primeros protagonistas de la segunda edición de El Espectador Sessions Live.

Al mejor estilo de la música alternativa, el grupo ya tiene preparada su presentación. Frente al espejo le cantará al despecho. Le hablarán a ellos mismos y reflexionarán sobre lo que quieren, para dónde van, quién es cada uno y qué buscan. Esta vez la ranchera es su mejor arma. La misma música que por años fue considerada de cantinas y les cantó al amor y desamor.

Para responder lo que quieren y para dónde van se hace necesario viajar al pasado de la banda dirigida por su vocalista y guacharaquero Juan Diego Moreno. Este mismo líder asegura sentirse más fan de los Rolling Stones que el resto de los integrantes que lo acompañan. Viene de una cuna rockera por parte de sus padres. Sin embargo, el resto de miembros tienen bases en otros sonidos. Tanto así, que para ellos, si su proyecto tuviera que ser un plato, sin duda sería una sopa, con un ingrediente principal: la carranga.

“La música siempre tuvo patrones familiares y académicos. Familiares, porque siempre tuvimos familia boyacense. Tenemos un patrimonio de músicos y artistas en nuestras familias. Fuimos parte de escuelas donde se hablaba de los sonidos colombianos. Acá se veía mucho más en la línea académica porque se hablaba de la música clásica y el jazz, pero no de la música colombiana. Afortunadamente nos tocó ese período de la escuela donde esta comenzó a coger mucha importancia. Ya se hablaba mucho de pasillos, bambucos, guabinas y música andina, pero no de carranga”, asegura Juan Diego Moreno.

Le puede interesar.; Los Rolling Ruanas llegan a El Espectador Sessions

Él, por su parte, descubrió su camino en la música gracias a un juego del destino. Descubrió que podía hacer algunas voces parecidas a los cantantes que él escuchaba, como cantar en los mismos tonos. Cuando comenzó a tocar guitarra, le llegó una especie de cazatalentos. Se topó con una profesora que le recomendó inscribirse al programa de canto. “Y me terminé quedando y cambiando de énfasis en la carrera, porque los profesores me animaron mucho a notar un don. Más o menos intuía, pero no pensaba que era tan importante en ese momento”, relata.

Hoy, luego de un proceso musical, gratitud es la palabra que más les retumba. Han podido llevar la música por diferentes planos y han reconectado las raíces colombianas a su gente. Un ejemplo de eso han sido las canciones honestas, de la misma forma como nació Ruanas On, uno de sus primeros sencillos, presentado en 2016. Una letra que les canta a las ansias de libertad y a la ruana que siempre llevan, aunque haga frío o calor.

Y como Cuantos versos escribí / Cuántas flores regale / Buscando un alma gemela”... “Pero alguien me dijo / Que no ha de ser tan complejo / Si primero me enamoro / Del que miro en el espejo, de la misma forma los Rolling Ruanas dejaron de pensar tanto en la música y comenzaron a disfrutarla.

Le puede interesar: Mía Terán: “Siento que encontré mi esencia musical”

“Cuando uno piensa algo mucho, siento que se bloquean los procesos creativos, la gente como que no los recibe porque no es algo orgánico. Escuchar mucho lo que es uno, la influencia, la familia, las raíces que lo hace a uno vibrar en el corazón. Eso es lo que uno tiene que escribir. Esas son justamente las canciones”.

Los bogotanos, desde entonces, se han dedicado a visibilizar y darle un selecto puesto a la carranga. Cualquier espacio, ya sea Chapinero o un festival de música popular, ahí han llegado a poner a bailar a los asistentes. Ellos también bailan en el escenario, saltan y animan, quizá con un poco más de miedo, pues mantener una energía tan alta no es fácil. Para Juan Diego salir al escenario requiere al menos dos horas. Antes realiza ejercicio, así como calentamiento de la voz de aproximadamente 20 minutos, y a forma de chiste hace mención a la canción de Karol G Salgo acicalá.

A punto de pararse ante las cámaras, los integrantes no pueden dejar pasar la importancia de la virtualidad. Tras la pandemia, los cuatro se dieron cuenta de que iban por buen camino. Sus mentes siempre estuvieron dispuestas a seguir trabajando desde casa y a enfocarse en componer. Y lo es cuando para ellos “todos los días al mirarse al espejo descubren que siempre deben hacerlo con amor y no olvidar que cada día es la oportunidad de los nuevos comienzos”. Con esa energía y ese ímpetu se paran a cantar una de las canciones más esperadas, no lo harán frente a la intimidad de un espejo, pero sí frente a las cámaras del Sessions Live de El Espectador para toda Colombia.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar