Infraestructura, motor de desarrollo: iniciativas y proyectos en Barranquilla

Noticias destacadas de Especiales

Generar empleo, incrementar la competitividad y contribuir con el crecimiento de la economía son algunos de los objetivos de la infraestructura, sector clave para el desarrollo sostenible y donde la capital del Atlántico es una de las ciudades protagonistas.

La infraestructura, uno de los pilares fundamentales en el desarrollo de los países, facilitando el desarrollo de la mayor parte de las actividades económicas, sociales, civiles y culturales de una sociedad, es un factor indispensable para el crecimiento de la economía en su conjunto para generar empleo e incrementar la competitividad.

De acuerdo con cifras del DANE, en los últimos cinco años el aporte de la infraestructura al Producto Interno Bruto (PIB) había sido superior al 1,5 % y su participación en el indicador aumentó 60 % en más de una década.

Por lo tanto, es un sector clave para la reactivación. Es así como, según Procolombia, el Gobierno priorizó inversiones en alianzas público-privadas que ascienden a los US$5.288 millones, con proyecciones para generar más de 90.000 empleos entre 2020 y 2022 en la modernización de carreteras, autopistas, puertos y aeropuertos, dentro de los proyectos de quinta generación (5G).

Adicional a estos proyectos, Colombia cuenta con un mercado secundario de infraestructura dinámico, que permite la entrada de fondos de capital de inversión extranjera a proyectos en curso, con rentabilidad estable y segura.

Mario Peláez, gerente sénior de KPMG para Colombia, destacó que la inversión en este sector es una herramienta fiscal de política anticíclica muy importante para la reactivación.

Por lo tanto, las regiones del país están haciendo grandes esfuerzos para impulsar los proyectos de infraestructura, para de esta forma generar oportunidades de empleo y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

(Lea también: La construcción en las regiones: motor clave en la reactivación)

Una de las ciudades que más se han destacado en los últimos años por sus esfuerzos en este renglón es Barranquilla. Allí, iniciativas públicas y privadas han sido de gran valor para posicionar a la ciudad, que además cuenta con todos los recursos, de primera mano, para sus obras, como Tecnoglass, uno de los proveedores preferidos a escalas nacional e internacional para cubrir todas las necesidades de los clientes en cuanto a vidrio: templado, laminado e insulado, así como serigrafía, vidrio de alto impacto, baja emisión y curvo.

Una ciudad pensada para el futuro

Conociendo la importancia de la infraestructura y el impacto que tiene en la población, Barranquilla cuenta con destacados proyectos.

El alcalde Jaime Pumarejo, en el congreso de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, dijo: “Vemos la infraestructura como un ente rector que mejora la calidad de vida de los ciudadanos, ejemplo de esto es la canalización de arroyos, la construcción de hospitales y la pavimentación de vías. Se prevé inversión de $5,2 billones, más de la mitad es esfuerzo propio de la Alcaldía Distrital y los otros recursos surgen de cofinanciación y APP”.

Asimismo, pensando en la sostenibilidad como uno de los pilares de la vida, en Barranquilla les están apostando a iniciativas que incluyen la restauración e inclusión de pulmones para la ciudad.

Es así como entre los proyectos más destacados de la capital del Atlántico está recuperar la Ciénaga de Mallorquín y la playa de Puerto Mocho, y darle un nuevo aire al barrio Las Flores y al corregimiento de La Playa.

Ciénaga de Mallorquín

Este es el único ecosistema de este tipo en el distrito de Barranquilla. Su importancia biológica está dada por el ecosistema de manglar, playas arenosas y fondos que lo integran brindando importantes recursos ecosistémicos e hidrobiológicos.

Sin embargo, según la Alcaldía de Barranquilla, en 1935 se construyeron los tajamares en el delta del río Magdalena y el dique Boyacá para permitir el acceso de buques al casco urbano de Barranquilla a través de Bocas de Ceniza. Esto propició el deterioro de la ciénaga al impedir la alimentación de las aguas estuarinas del río. También empezó a ser utilizada como receptáculo del alcantarillado. Situación que cambiará con el compromiso del alcalde Pumarejo, quien le apuesta a la integral recuperación de este cuerpo de agua.

“Este sector se convertirá en el gran pulmón ecoturístico de Barranquilla, el símbolo de la biodiverciudad que somos, y en nuevo detonante urbano y de identidad. Es un tesoro que hemos ignorado”, dijo el alcalde.

Por lo tanto, se está realizando una inversión estimada de $300 mil millones y siete grandes intervenciones que finalizarán en 2022:

  1. Ecoparque entre Las Flores y La Playa.
  2. Playa de Puerto Mocho.
  3. Paseo peatonal y tren turístico del tajamar occidental.
  4. Saneamiento del recurso hídrico y del ecosistema natural.
  5. Desvío y tratamiento de las aguas negras y vertimiento de estas al río Magdalena.
  6. Freno a invasiones y contaminación.
  7. Vinculación de la comunidad del corregimiento de La Playa.

Bosque urbano

Asimismo, el alcalde Jaime Pumarejo y el ministro del Deporte, Ernesto Lucena, a finales de 2020 firmaron el convenio para la ejecución del Bosque Urbano de Miramar (BUM) que, con 30 hectáreas, será el epicentro del ciclimontañismo y senderismo.

Ubicado en la zona noroccidental de la ciudad, el BUM se constituye en un espacio para la recreación, la práctica de deportes, la protección del medioambiente y del sistema verde de Barranquilla.

Y, contemplado para estar listo este año, servirá como un espacio de educación ambiental y contribuirá al mejoramiento de la calidad del aire y la reducción de la contaminación.

(Lea también: El secreto de Barranquilla para el manejo de la pandemia y su reactivación económica)

Según cálculo de especialistas, el proyecto puede tener un potencial de captura de CO2 de 2.500 toneladas por año, lo que se constituye en un esfuerzo por avanzar en objetivos de sostenibilidad.

Entretanto, la Alcaldía también está trabajando para que todo el borde del caño de la Ahuyama se convierta en un malecón del suroriente, entre muchas otras iniciativas de gran impacto para la comunidad, que están incluidas en el programa “Barrios a la Obra”.

Asimismo, la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) está trabajando en la modernización del aeropuerto Ernesto Cortissoz.

Al finalizar las obras, los usuarios disfrutarán, entre otras, de 27.000 m2 de terminal remodelado, siete salas del muelle nacional, cinco en muelle internacional y una sala dual, nueve puentes de abordaje, un moderno sistema de manejo de equipaje y una nueva fachada.

Barranquilla, nuevamente entre las Ciudades Árbol del Mundo

La Fundación Arbor Day y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dieron a conocer el listado de las primeras ciudades del programa Tree Cities of the World (Ciudades Árbol del Mundo), donde Barranquilla vuelve a figurar, por segunda vez consecutiva, en esta clasificación.

El programa Ciudades Árbol del Mundo sostiene que es un esfuerzo internacional para reconocer a las ciudades y los pueblos comprometidos con garantizar que sus bosques y árboles urbanos se mantengan, los gestionen de forma sostenible y se celebren debidamente.

El alcalde Jaime Pumarejo Heins sostuvo que “este reconocimiento es un orgullo, pero al mismo tiempo una motivación para seguir trabajando, construyendo esta ciudad agradable con su gente, que invita a los barranquilleros y foráneos a vivir, invertir y mudarse en la ciudad más hermosa del mundo, la que construimos entre todos: nuestra querida y amada Barranquilla”.

Comparte en redes: