Publicidad

Relación entre el dormir y la salud mental es directamente proporcional

Al igual que comer, beber y respirar, se debe dormir para que el cuerpo funcione y nos mantenga vivos. Recomendaciones de Theresa Schnorbach, experta en investigación del sueño.

22 de marzo de 2023 - 06:57 p. m.
Soñar es importante para procesar las emociones que se han tenido durante el día.
Soñar es importante para procesar las emociones que se han tenido durante el día.
Foto: Getty Images

Aunque dormir sea para muchos uno de los mejores placeres, lo cierto es que también es una parte integral de la vida cotidiana, una necesidad biológica que permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento.

Así como lo resalta el Instituto del Sueño, la reconocida clínica de investigación con sedes en Madrid, Ciudad de Panamá y Santiago de Chile, el sueño ha sido uno de los enigmas de la investigación científica y aun tenemos grandes dudas sobre él.

“De ser considerado un fenómeno pasivo en el que parecía no ocurrir aparentemente nada, se ha pasado a considerar, a partir de la aparición de técnicas de medición de la actividad eléctrica cerebral, un estado de conciencia dinámico en que podemos llegar a tener una actividad cerebral tan activa como en la vigilia y en el que ocurren grandes modificaciones del funcionamiento del organismo; cambios en la presión arterial, la frecuencia cardiaca y respiratoria, la temperatura corporal y la secreción hormonal, entre otros”, resalta el Instituto.

Y aunque persisten las dudas, lo que está claro es que la calidad y la cantidad del sueño influyen directamente en la salud. Por lo tanto, según la Oficina de Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud (ODPHP), la mayoría de los adultos necesitan siete o más horas de sueño de buena calidad en un horario similar todas las noches.

“Dormir lo suficiente no se refiere solo al total de horas de sueño. También es importante que el sueño sea de buena calidad y que tenga un horario constante y habitual para dormir, de modo que se sienta descansado cuando despierte”, señala la ODPHP.

Asimismo, entre muchos factores, la calidad del sueño es uno de los más importantes e influyentes en la salud mental en general, pues se estima que los seres humanos pasamos una tercera parte de nuestra vida durmiendo, y es por eso que el descanso es fundamental para el desarrollo y el correcto funcionamiento del sistema nervioso central, dicen los expertos de Emma - The Sleep Company, empresa que fabrica productos para el descanso.

Pensando en esto, Theresa Schnorbach, experta en investigación del sueño de Emma, comparte tres razones por las cuales el sueño de calidad es una necesidad para todos.

Dormir es esencial para la salud mental: el sueño es un proceso corporal esencial. Al igual que comer, beber y respirar, se debe dormir para que nuestro cuerpo funcione y nos mantenga vivos. Según un estudio publicado en la revista académica Psychological Bulletin, la falta de descanso continuo y profundo puede estar relacionada con la aparición de trastornos mentales como la ansiedad, el autismo y la depresión. Esto se sustenta en que cuando se duerme el cerebro trabaja intensamente para procesar la información del día, activar y reforzar el sistema inmunológico y producir las hormonas de crecimiento vitales para asegurar que nuestro cuerpo esté descansado, recuperado y preparado para el día siguiente.

“Por la noche, reactivamos las experiencias emocionales, las integramos en las estructuras de memoria ya existentes y así las procesamos eficazmente. Esto es muy importante después de experiencias traumáticas para prevenir las secuelas, pero también para nuestras experiencias cotidianas y el estado de ánimo”, explica Theresa Schnorbach.

Soñar contribuye a una mejor salud emocional: el sueño y la salud mental están más relacionados entre sí de lo que se cree. El insomnio es, por ejemplo, un síntoma común en muchas enfermedades. Según un estudio publicado en la revista Biological Psychology, el 50 % de las personas que lo padecen sufren alguna enfermedad mental.

“Soñar es importante para procesar las emociones que se han tenido durante el día y contribuye a la consolidación de recuerdos con gran carga emocional como un mecanismo que estimula el mundo real cuando dormimos. Es importante que tengamos la cantidad adecuada de buen sueño para poder tener una buena experiencia alucinada, que comienza cuando entramos en el sueño ligero, hasta el sueño profundo, que alcanzamos en la etapa fundamental del sueño de movimientos oculares rápidos (REM por su sigla en inglés), cuando el cuerpo está paralizado pero el cerebro está muy activo”, añade Schnorbach.

El sueño permite nuestro mejor desempeño mental, físico y social: no hay que subestimar la tarea de encontrar el equilibrio adecuado entre el sueño y la vida social. Incluso, investigadores de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos) confirmaron en un estudio que las personas privadas de sueño se sienten más solitarias y menos dispuestas a relacionarse con los demás.

De esta manera, el sueño es un potenciador natural del estado de ánimo. Cuando se duerme lo suficiente cada noche, se despierta siendo la mejor versión de sí mismo, dándole a la mente y el cuerpo el tiempo que necesita para recargarse y despertarse con una sensación de frescura.

Así las cosas, es evidente que la relación entre el dormir y la salud mental es directamente proporcional. Mientras continúan los esfuerzos globales para abordar los problemas de salud mental para todos en el mundo, es vital que nos cuidemos durmiendo mejor.

“Es importante dedicar más tiempo a cuidar nuestro cuerpo y mente para mantener nuestra salud mental en buen estado. Cuando tomamos medidas para mejorar nuestro sueño, estamos haciendo un esfuerzo por cuidar nuestra salud mental. Es así como está en nuestro poder cuidarnos y saber qué es lo mejor para nosotros”, concluye la experta en investigación del sueño de Emma.

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar