Gastronomía y recetas
Publicidad

¿Cómo se prepara un pollo en salsa de maní? Nosotros te enseñamos

Puedes acompañar con una ensalada verde o unas papas criollas al romero.

Camila Gómez D’Ettorre, chef / @chefcamilagomez
07 de septiembre de 2023 - 10:00 a. m.
Disfruta de esta preparación con vino blanco.
Disfruta de esta preparación con vino blanco.
Foto: Getty Images/iStockphoto - gbh007

Un poco de la historia de las salsas

El origen de las salsas se asocia con los romanos, ellos utilizaban “garum”, la salsa reina de la cocina romana, en todas sus propuestas gastronómicas, esta tenía una particularidad en esa época: se preparaba con intestinos de pescado y una fusión de especias que se fermentaban al sol, dejando como resultado una mezcla de sabores indescriptibles. Historiadores gastronómicos cuentan que las salsas eran las favoritas del emperador Domiciano, quien utilizaba las charlas políticas del momento para elegir la más conveniente a la hora de ofrecer banquetes en las diferentes épocas de su reinado.

Estas elegidas de la cocina, se caracterizan por ser una mezcla líquida que contiene ingredientes fríos o calientes, y se sirven como acompañante de platos fuertes o comidas rápidas como hamburguesas, pizzas, o perros calientes. Algunas son espesas y funcionan a la perfección como “condimentos líquidos para los alimentos”. Es importante resaltar que las salsas son la primera “prueba” para estudiantes de cocina, durante este proceso es una de las habilidades que deben desarrollar, para ofrecer a los comensales diferentes opciones de texturas, olores, colores, sabores y sensaciones.

Existe la salsa pesto, napolitana, carbonara, putanesca, amatriciana, roja, tártara, rosada y de tomate, solo por mencionar algunas.

Lleva a la mesa: Helado de yogur griego con salsa de arándanos y vino tinto

Gastronomía: Latinoamericana .

Decora con cebollín

  • Tiempo de preparación: 10 minutos.
  • Tiempo de cocción: 10 minutos.
  • Porciones: 2.

Ingredientes

  • 1 pechuga cortada en pedacitos
  • 1 taza completa agua
  • 3 tomates
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo finamente picado
  • 2 tajadas de pan
  • 1 taza completa de maní
  • 1 cucharada de paprika
  • 1 cucharada de sal
  • Cebollín (al gusto)

Puede interesarte: Siete pasos para preparar mermelada sin azúcar

Preparación

Pon a dorar los pedacitos de pechuga en una sartén. Cuando estén listas retíralas de la sartén y el pegadito que quedó de la preparación lo vas a soltar con 1 taza de agua. Cuando hierva y esté listo agrégaselo al pollo y reserva.

En la misma sartén pon a tatemas 3 tomates y 1 cebolla cabezona. Añade los dientes de ajo. Cuando todo esté bien negrito lleva los ingredientes a la licuadora (no licues todavía). Mientras tanto dora dos tajadas de pan.

En otra sartén agrega 1 taza completa de maní, 1 cucharada de paprika, 1 cucharada de sal y dora.

Ahora si agrega esta mezcla junto a los otros ingredientes, menos el pollo.

Cuando ya tengas la mezcla compacta, lleva el pollo que reservaste a una sartén e incorpora la salsa de maní y dejas cocinar 10 minutos. ¡Está listo para servir!

¡Trucos de la abuela!

Si te gusta la cocina y eres de los que crea recetas en busca de nuevos sabores, escríbenos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com) para conocer tu propuesta gastronómica. 😊🥦🥩🥧

Por Camila Gómez D’Ettorre, chef / @chefcamilagomez

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar