Gastronomía y recetas
Publicidad

Recetas caseritas: así se preparan los fríjoles borrachos

Acompaña este plato con aguacate, tajadas de maduro frito y una buena cantidad de chicharrón.

Óscar Serrano
14 de diciembre de 2022 - 02:00 p. m.
Una opción cargada de sabor que hace una oda a la gastronomía colombiana.
Una opción cargada de sabor que hace una oda a la gastronomía colombiana.
Foto: Getty Images/iStockphoto - anamejia18

Un poco de la historia de este plato

El origen de los fríjoles se dio hace aproximadamente 8,000 años en América Latina en Mesoamérica y Los Andes. Era uno de los alimentos básicos de la cultura indígena. También fue objeto de tributo en rituales relacionados con la fertilidad.

Actualmente los países con mayor producción de esta leguminosa son Myanmar, India y Brasil.

En nuestro país las principales zonas de producción están en Huila, Santander y Antioquia. Existen dos tipos de fríjoles de los cuales se derivan varias especies: el arbustivo (de crecimiento bajo) y el voluble de crecimiento enramado. En Colombia se consume más el voluble ya que es más grande y tiene mejor cocción.

En la receta de hoy vamos a utilizar este alimento, alto en proteína para preparar unas deliciosas croquetas. Si las acompañas con un poco de guacamole, arroz y ensaladas, tendrás un plato muy completo y nutritivo.

Nosotros te recomendamos: Receta: ¿Cómo preparar sopa de fríjol cabeza negra?

Gastronomía: Colombiana.

Un aguacate y tajaditas de maduro frito, serán perfectas para disfrutar esta propuesta

  • Tiempo de preparación: 30 minutos.
  • Tiempo de cocción: 60 minutos.
  • Porciones: 4.

Ingredientes

  • 1 libra y media de tocino carnudo o papada
  • 1 libra de fríjol bola roja/ verde
  • Sal (al gusto)
  • 1 plátano maduro grande
  • 2 tomates
  • 2 cebollas largas
  • Pimentón (al gusto)
  • 2 cervezas rubias
  • 1/2 cálao
  • Panela
  • Pimienta al gusto
  • Ajo (al gusto)

Nosotros te sugerimos: Pizza de queso con borde crocante, una tentación para llevar a la mesa

Preparación

Sofreír la papa o el tocino carnudo en pequeños trozos.

Cocinar los frijoles con sal hasta que queden blanditos.

En una olla aparte sofreír la cebolla, el tomate, los ajos, el pimentón, salsa de tomate, plátano maduro rallado, la panela y sal al gusto. Agregar las dos cervezas al guiso anterior.

Cuando los frijoles estén blanditos intégralos con el guiso. Saca una parte de los frijoles, puede ser medio pocillo y licúalo. Ralla cálao.

Integra todos los ingredientes y déjalo cocinar a fuego bajo por unos 8 minutos.

La consistencia de la salsa dependerá del plato en el que se desee servir; si es cazuela de frijoles, hay que dejarlos un poco más aguados; si es bandeja paisa, más espesos.

Si los fríjoles son bola roja hay que dejarlos desde la noche anterior en agua. Si son verdes, con la cocción en la olla es suficiente.

¡Trucos de la abuela!

Si te gusta la cocina y eres de los que crea recetas en busca de nuevos sabores, escríbenos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com) para conocer tu propuesta gastronómica. 😊🥦🥩🥧

Por Óscar Serrano

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar