Gastronomía y recetas
Publicidad

Reto coca 2022: un evento gastronómico con historia e identidad colombiana

La iniciativa nació con el propósito de dar a conocer el significado tradicional de la coca y sus potenciales usos en la gastronomía.

Carolina Jaramillo, chef / @carojarasanta
11 de julio de 2022 - 12:00 p. m.
La hoja de coca que se usa mayormente en Colombia, es una variedad que se llama “pajarita”.
La hoja de coca que se usa mayormente en Colombia, es una variedad que se llama “pajarita”.
Foto: Cortesía Reto coca 2022

Les voy a contar cmo logramos unir a 40 profesionales de la gastronomía sin morir en el intento.

Es bien sabido que el gremio está lleno de personas egocéntricas, algo narcisistas, poco amables con sus congéneres y carentes de humildad. Somos artistas con la necesidad de mostrar nuestro trabajo con recelo ante la posibilidad de que conozcan nuestros procesos y más íntimos secretos. La fama se nos sube a la cabeza rápido y nos creemos invencibles. A veces somos un sol de verano y otras tantas unos ogros llevados de los mil demonios.

Tuve la fortuna de ser elegida para coordinar Reto Coca 2022, actividad que se lleva a cabo desde el 2019 y que tiene como propósito reunirnos alrededor de la coca, conocer su significado tradicional y sus potenciales usos en la gastronomía. ¿El verdadero reto? armar un cartel de cocineros, panaderos, pasteleros, heladeros, mixólogos, baristas, investigadores, fermentadores y periodistas gastronómicos que juntos, lograran sacar adelante las recetas propuestas por cada uno, utilizando hojas, harina de coca o mambe, en un solo día, con sus respectivas fotos, para montar el recetario de este año.

Se propusieron muchos perfiles. Tenía que, sí o sí, haber una cuota femenina representativa y dejar atrás el estereotipo de los hombres en caliente y las mujeres en cocina fría. ¡Lo logramos!

Escogimos profesionales de las cinco regiones de Colombia. Unos con larga trayectoria, varios reconocimientos y premios; otros con menos fama pero talento por montones. Unos con incontables horas de vuelo, otros que están empezando en este maravilloso mundo.

También te puede interesar: Hoja de coca: propiedades y beneficios gastronómicos de una planta ancestral

Llegamos a Popayán, un jueves cualquiera, nos presentamos rápidamente los unos a los otros, en la noche, para madrugar a hacer una visita de campo en la que duramos todo el viernes. Se llegó el día sábado, me embargaba el estrés pero más la emoción. Uno a uno van entrando a la cocina y ¡oh, sorpresa! Arranca la magia. De un momento a otro nos convertimos en una sola brigada. Los más tímidos soltaron toda su alegría y talento. Nos empezamos a ayudar entre todos, a aprender del que estaba al lado y a probar. La harina de coca, las hojas y el mambe se convirtieron en nuestros únicos protagonistas. Éramos un grupo de personas, todas iguales, donde primó la camaradería, la risa, el trabajo en equipo, la creatividad, el buen gusto y la variedad de las preparaciones.

El conocimiento de la coca de las portadoras de tradición de Amazonas, Cauca y Sierra Nevada se combinó con las técnicas profesionales de los invitados para lograr unos sabores increíbles, cocina nutritiva, cocteles, infusiones, helados y fermentos.

No dejes de leer: Tres recetas que puedes preparar con harina de coca

La cocina colombiana estuvo a la orden del día: pandeyucas, arepas, chorizos, arroz de leche, milhojas, mantecadas, empanadas, gelatinas de pata, melcochas, arroces, tortas y tungos. Técnicas de cocina internacionales como frituras, empanizados, fermentos, infusiones y hervidos. Preparaciones clásicas modificadas con ingredientes locales: panacottas, pizzas, croquetas, macarons, ganache, bizcochuelos y focaccias.

Y fue así, como alrededor de los mesones y fogones logramos unir esfuerzos. Logramos entender que la coca es parte de nuestra historia e identidad. Que debido al mal uso que se le ha dado durante décadas hemos perdido años de usos gastronómicos, medicinales y agrícolas. Que es nuestro momento de regresarle al campesino e indígena cultivador la oportunidad de un trabajo digno y dentro del marco legal. Con el deber cumplido, con cerca de 40 recetas preparadas y documentadas, nos despedimos de la comunidad de Lerma, Cauca y de Popayán, la ciudad que nos vio ser héroes, solo por un día.

Si te gusta la cocina y eres de los que crea recetas en busca de nuevos sabores, escríbenos al correo de Edwin Bohórquez Aya (ebohorquez@elespectador.com) o al de Tatiana Gómez Fuentes (tgomez@elespectador.com) para conocer tu propuesta gastronómica. 😊🥦🥩🥧

Por Carolina Jaramillo, chef / @carojarasanta

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar