6 Oct 2021 - 11:00 a. m.

Pandora Papers: Bancolombia, el “cliente maestro” de Trident Trust en Colombia

Según Pandora Papers, algunos empleados de Valores Bancolombia habrían tenido un rol más activo en la constitución de sociedades “offshore” para sus clientes de lo que dicta su política empresarial.

Alianza El Espectador - CONNECTAS

“En el año 2018 todo se sabrá”, comentó un especialista en planeación tributaria y socio de una de las firmas de abogados más prestigiosas del país, durante una conferencia a los clientes de Banca Privada del Grupo Bancolombia que se dictó a principios de 2015. Se refería a que, gracias al convenio de intercambio automático de información de la OCDE, al que cada vez más países adherían, era imposible ocultar activos en jurisdicciones offshore. Por eso hacía un llamado: “Las personas que tengan activos en el exterior no declarados, que lo hagan cuanto antes”, aprovechando la reforma tributaria de 2014. (La sociedad “offshore” de la que Álvaro José Lloreda quería borrar su nombre)

Lea el informe completo de Pandora Papers aquí

“Antes de 2015 había una zona gris; cuando cambiaron las cosas ajustamos el rumbo”, apunta el vocero de Bancolombia a esta alianza periodística, al referirse a la declaración de activos en sociedades offshore. Añade que desde 2016 el banco comenzó una “exitosa” promoción para que sus clientes con capitales en el exterior se acogieran al impuesto de normalización tributaria, solución planteada por el Gobierno para aumentar el recaudo a través de un incentivo para quienes tenían activos sin declarar. Quienes no se acogieran tendrían sanciones costosas. (Estos son los colombianos mencionados, por ahora, en Pandora Papers)

En esa zona gris de la regulación colombiana, a la que se refiere el vocero de Bancolombia, era común utilizar sociedades offshore en paraísos fiscales para evadir o al menos eludir impuestos, utilizando los vacíos legales y la falta de transparencia predominante en esas jurisdicciones. También era usual que bancos, firmas de abogados y otros negocios prestaran servicios de intermediación en la creación de estas sociedades, que no son ni han sido ilegales, pero en ocasiones se han prestado para fines ilícitos. (¿Qué son los Pandora Papers?)

Según documentos de Pandora Papers, revelados a escala global por el ICIJ y analizados en Colombia por la alianza El Espectador - Connectas, ejecutivos de Valores Bancolombia de sedes en Bogotá, Medellín, Cali, Cartagena, Barranquilla y Manizales habrían llevado a cabo labores de intermediación para crear y gestionar más de 70 sociedades offshore. En una tabla quedaron enumeradas varias empresas con cada gerente “encargado”, lo mismo que numerosos intercambios de correos y formularios de incorporación de diferentes sociedades.

Todas estas empresas se crearon o adquirieron, según Pandora Papers, con un solo proveedor: Trident Trust, firma que entró a operar en 1978, enfocada “exclusivamente en la administración de fideicomisos, fundaciones, entidades corporativas y fondos de inversión”. En 2006 fue mencionada en un informe del Senado de Estados Unidos para mostrar ejemplos de facilitadores en ocultamiento de activos o evasión de impuestos. Pandora Papers tuvo acceso a más de tres millones de documentos de este proveedor.

Según dijo un vocero de Bancolombia a esta alianza periodística, los ejecutivos del banco no fueron más allá de referir a Trident Trust o a cualquier otro proveedor que se promocionara en el mercado. No obstante, lo que muestran los Pandora Papers es que Trident Trust se refería a Bancolombia como “cliente maestro” y que los ejecutivos de Bancolombia siguieron recomendando a Trident al menos hasta 2017. Las comunicaciones y la gestión de algunos empleados de Bancolombia continuaron incluso después de que el banco iniciara su campaña para incentivar a sus clientes a declarar sus activos en el exterior.

El vocero de Bancolombia insistió que, a partir de 2015, la entidad bancaria comenzó su promoción de normalización tributaria entre sus clientes, lo que incluyó una serie de conferencias con expertos y correos corporativos para mostrar la conveniencia de declarar los activos del exterior. Sin embargo, en los documentos de Pandora Papers queda evidencia de que, en contraste, en algunos casos, incluso empleados de Bancolombia, ayudaron a diligenciar formularios o se registraron como contacto principal, con autorización para dar instrucciones, recibir facturas o mantener correspondencia regular con Trident Trust.

En intercambios de correos se lee, por ejemplo, que un empleado de Bancolombia se comunicó con otros trabajadores del banco para discutir la corrección de nombres para el envío de documentos a Trident Trust. Por un cambio de legislación en Islas Vírgenes, quienes crearon o adquirieron empresas antes del 1° de abril de 2016, debían diligenciar un registro de directores y los clientes decidían si debía ser público o privado. Los empleados de Bancolombia intercambiaron correos con Trident Trust para discutirlo. En 2017, dos años después de la normalización tributaria, persistieron los mensajes de gerentes y asistentes de esta banca privada con Trident Trust, con instrucciones a los clientes.

El Código de Ética de Bancolombia señala que “nuestros colaboradores deben ser conscientes de que esperamos que nuestros clientes estén comprometidos con el cumplimiento de sus obligaciones tributarias. En este sentido, nuestros colaboradores no deben prestarse para realizar operaciones cuando sea evidente o conozcan que estas están orientadas a la evasión de las responsabilidades tributarias de nuestros clientes. Nuestros colaboradores no están autorizados para brindar asesoría tributaria a nuestros clientes”, insistió el vocero de Bancolombia. Lo que demuestra Pandora Papers es que no siempre prevaleció esta directriz institucional.

El funcionario recalcó que, de confirmarse actuaciones irregulares de funcionarios, se habría violentado el código de ética, al propiciar una situación fiscal irregular, contraria a la política en pro de la normalización tributaria. Sin embargo, en la respuesta a Pandora Papers, el vocero de Bancolombia insistió en que las órdenes internas del banco dejan ver que su política institucional de normalización tributaria se incentivó en 2017 bajo el nombre de “Mensaje Challenger”. Con una suerte de guion a sus funcionarios sobre cómo acercarse a sus clientes y ayudar en la repatriación de capitales.

En uno de los apartes del documento se lee: “Escándalos como los “Panamá Papers” y “Football Leaks”, en donde hay personas realmente poderosas, ricas y hasta famosas, han demostrado que la persecución contra la evasión fiscal a escala mundial es imparable, no es selectiva, genera pérdidas millonarias, mancha apellidos y puede opacar en segundos las buenas acciones y esfuerzos realizados por años (…) ¿Vale la pena arriesgar todo el patrimonio por el que ha luchado por años quitándoles a sus hijos/herederos la posibilidad de tener la estabilidad económica con la que usted soñó para ellos, generándoles implicaciones legales?”. El vocero de Bancolombia aseguró que así explicaron su conducta corporativa.

Comparte: