12 Jun 2021 - 11:08 p. m.

“A mí no me pueden venir a exigir que yo no debería hablar”: hermana de Lucas Villa

En diálogo con El Espectador, Sidssy Uribe Vásquez, hermana del manifestante Lucas Villa, asegura que seguirá denunciando las presuntas irregularidades que rodean el asesinato de su hermano, en relación con la respuesta policial y el corte de luz en el viaducto César Gaviria en Pereira.

Sidssy Uribe Vásquez tiene un objetivo claro: ampliar los hallazgos que, junto a la comunidad pereirana, ha podio recolectar en relación con el asesinato de su hermano Lucas Villa, a quien le dispararon ocho veces el pasado 5 de mayo en el viaducto César Gaviria de la capital risaraldense. Mientras miembros de la Mesa Nacional de Víctimas vinculan a miembros de la misma Policía con el crimen, la Fuerza Pública insiste en que se pudo tratar de un atentado de la banda La Cordillera.

Lea también: Policía descarta que uniformados tengan relación con el asesinato de Lucas Villa

En diálogo con El Espectador, la joven asegura que la Fiscalía, luego de un mes de los hechos en medio del paro nacional, no le ha comunicado avances investigativos y que la entidad le ha hecho saber su “malestar” por su activismo en medios de comunicación. Señala, además, que tiene miedo por las amenazas recibidas, por lo que cada palabra que sale publicada es “un acto de valentía”.

En medios de comunicación ha denunciado posibles irregularidades en el momento del ataque a Lucas Villa ¿Qué rastros han encontrado, ustedes como familia?

Yo a la opinión pública le explicó las pruebas que ha sacado la comunidad. Todos ya saben que a mi hermano lo señalaron con un láser purpura. Hay fotos. Y ese laser purpura no lo podemos conseguir en cualquier tienda. Ese día no había energía en el viaducto en el momento de los hechos, y después de lo que pasó vuelve la energía. Casualmente en el sector hay cinco cámaras de vigilancia y debido a la falla de energía ¡no se grabó nada! El CAI móvil estuvo hasta el día anterior en la zona y ese día no estaba. Cerca del sector hay como cinco CAI, que los agentes se demoran cinco minutos en moto para llegar hasta ahí, y no llegó ningún motorizado a revisar qué estaba pasando en la zona. Esos son los datos que ha compartido la comunidad. Lo que estoy haciendo es un acto de valentía porque tenemos mucho miedo.

¿Qué información adicional han conseguido?

El pasado 9 de junio me reuní con el equipo de la Fiscalía que está encargado del caso de mi hermano y nos dijeron que había avances, que les había llegado mucha gente dándoles testimonios de lo que saben, pero no son testigos presenciales u objetivos para ellos. Nos dijeron que están recaudando muchas pruebas, pero más allá de eso no nos dieron nada concreto, nada sólido. Solamente hubo una molestia por de pronto salir a los medios a decir lo que yo he dicho (que ha recibido amenazas), pero pues es que ellos hablan de que hay un tiempo prudencial: Desde que uno genera la alerta y la acción de la Fiscalía.

En contexto: Paro nacional: Confirman muerte de Lucas Villa, joven baleado en viaducto de Pereira

Yo les decía: “bueno, para ustedes ese tiempo prudencial, que más o menos es de un mes, le puede costar la vida a la víctima que está reportando el suceso de amenaza de muerte”. Entonces a mí no me pueden venir a exigir que yo no debería hablar o que no debería utilizar estos medios, cuando me han garantizado que me están escuchando. Ellos me decían que la Fiscalía no se mueve así, yo les decía que la Fiscalía no llama y me respondían que no están en la obligación de llamar a las víctimas, ni a los familiares. Eso no le dicen a uno inicialmente. A uno le dicen que “vamos a estar en comunicación con ustedes y vamos a tener el mejor equipo”, y después no llaman, no llaman, no llaman, y luego uno tiene que buscarlos.

¿Quién en la Fiscalía estaría actuando de esa manera?

No sé si decirlo prudencia. Nosotros teníamos un abogado de oficio, una defensora de Risaralda, que estaba llevando el caso, pero es que en este departamento solo hay dos defensores manejando todos los casos de la región. No tienen cómo, no tienen armas para ayudarlo a uno. Entonces nosotros pusimos abogado, uno de una organización de derechos humanos. Y la Fiscalía le ha permitido a ese abogado recibir todas las pruebas, todas las cosas de manera muy abierta. Entonces, no quiero interrumpir ese proceso de fluidez. La Fiscalía me pidió expresamente que manejara el tema con prudencia, pero yo no sé si eso sea lo correcto o no. Lo que busco es que la información para mis abogados sea fluida porque es muy importante que también haya una investigación por parte de las familias.

Video: Homenaje para despedir a Lucas Villa en U. Tecnológica de Pereira

Además, hay una probabilidad de que la Fiscalía no metiera los cinco casos de asesinato, entre ellos el de mi hermano, en el informe a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (documento entregado el pasado 7 de junio por el ente investigador, sobre su balance del paro nacional). Hay una probabilidad muy grande de que la Fiscalía no quisiera meter esos hechos dentro de la protesta, sino como hechos sicariales. Nos preocupa mucho esa parte, que el caso de mi hermano quedara instaurado en algo completamente ajeno a lo que realmente fue. Por ejemplo, uno de mis hermanos tuvo un seguimiento el mismo día de los hechos. Hubo una planeación previa al atentado de mi hermano, ya tenían fichadas a las familias.

Usted denuncia que ha sido victima de seguimientos en Pereira ¿Qué podría ampliarnos sobre eso?

Un día yo me dirigía a una biblioteca. Yo iba con una de mis hermanas, la menor del grupo de los cuatro, y nos abordaron en un local. La persona parecía que hubiera venido de un carro, se lanzó sobre nosotros y en pocas palabras nos dijo que, si no parábamos, nos paraban. Eso fue una amenaza de golpe. Nosotros ese mismo día no salimos del local hasta que llegara la Procuraduría, que tomó el registro del evento. Después de ahí salimos inmediatamente para la Fiscalía, eso fue el 10 de mayo, mi hermano todavía no había muerto. Ahí me atendió el mismo funcionario del CTI que me hostigó por teléfono para que yo le entregara los elementos probatorios de mi hermano, el celular, el computador, que fuéramos a mirar el apartamento de mi hermano, pero me estaba tratando como si yo fuera victimaria o como si mi hermano fuera el victimario.

Lea también: Procuraduría investigará a gerente de hospital en Antioquia que insultó a Lucas Villa

Ese día se hizo la denuncia en la Fiscalía y desde entonces no me llamaron hasta el 7 de junio, porque la semana pasada había hecho público que no se han hecho oficiales las denuncias que hemos hecho. Ya nos llamaron, firmamos, y se supone que ya empezaron a hacer la investigación sobre las denuncias que pusimos. En este proceso hemos tenido seguimientos, persecuciones, vigilancias de personas que desconocemos quienes son. Y también recorridos motorizados por el sector donde uno vive, camionetas que lo persiguen a uno. Estamos buscando los métodos para oficializar esos seguimientos que hemos tenidos.

Comparte:
X