En vivo
Contrato del Mintic: juez decide si envía a la cárcel a tres implicados
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Abogados de Emilio Tapia, Luis Fernando Duque y Juan José Laverde se defienden de acusaciones de la Fiscalía sobre su supuesto rol en el escándalo del contrato con Centros Poblados.
Minimizar
28 Jul 2021 - 2:36 p. m.

Capturado “Gordo Rufla” hombre de confianza de Otoniel

El hombre se convirtió en objetivo prioritario para el FBI, y las autoridades colombianas lo buscaban por ser el hombre de confianza de Otoniel, máximo jefe del Clan Del Golfo, y el encargado de enviar droga hacia Centroamérica, México y Estados Unidos.

Juan Carlos Cuesta alias “Gordo Rufla” quien fue capturado en un exclusivo sector de Montería, se convirtió en uno de los objetivos del FBI y de las autoridades colombianas, que lo señalan de pertenecer al Clan del Golfo y convertirse en uno de los hombres de confianza de Otoniel, máximo cabecilla de la organización. Cuesta recibía órdenes de Chiquito Malo, segundo al mando de la estructura, y era el encargado del envío de droga a Estados Unidos, México y Centroamérica.

“Gordo Rufla”, de 29 años, fue hallado en una vivienda en Montería, donde se encontraba liderando reuniones para coordinar el envío de cocaína desde el Urabá antioqueño, el Urabá chocoano y la costa Caribe colombiana hacia Centroamérica, México y Estados Unidos. Al momento de su captura, las autoridades confirmaron que en su contra existía una orden de captura con fines de extradición solicitada por la Corte Distrital para el Estado Medio de La Florida por los delitos de tráfico de narcóticos y concierto para distribuir droga.

Le puede interesar: Alias “Marihuano”, segundo al mando del Clan del Golfo, murió en un operativo policial

Las investigaciones de las autoridades dan cuenta que Cuesta, nacido en Turbo (Antioquia), tenía nexos con organizaciones de narcotráfico de Honduras, Costa Rica, Panamá y México, y contaba con capacidad para enviar hasta 10 toneladas mensuales de droga a bordo de lanchas go-fast. Incluso, el año anterior guardacostas de Estados Unidos le incautaron en altamar un cargamento con alrededor de siete toneladas.

Un dato que llamó la atención de los investigadores es que este presunto narcotraficante practicaba rituales de santería junto con los demás integrantes de su estructura criminal en centros de acopio de droga y embarcaciones para, supuestamente, evitar que autoridades lograran detectarlos.

Tras la captura en Rionegro (Antioquia) de Juan José Valencia Zuluaga, alias Falcon o Andreas, presunto narcotraficante y financista del Clan del Golfo -registrada en mayo pasado-, quien manejaba un desbordado nivel de lujos y derroche, “Gordo Rufla” era considerado como el nuevo “capo excéntrico” del Clan.

Lea aquí también: Policía debilita estructura de alias ‘Chiquito Malo’, jefe del Clan Úsuga

El Gordo Rufla, según las autoridades, se movía especialmente entre el Urabá antioqueño, Sabanalarga (Atlántico) y Montería, lugares en los que, tenía propiedades a nombre de familiares y amigos. Apartamentos, casas, camionetas lujosas, motocicletas de alto cilindraje, empresas de insumos agrícolas y fincas ganaderas eran algunas de las propiedades que ostentaba de las cuales varias fueron adquiridas con dineros del narcotráfico.

Alias Gordo Rufla, quien contaba con una trayectoria criminal de 10 años en el Clan del Golfo, al que ingresó bajo el mando del abatido cabecilla alias Marihuano, organizaba a menudo fiestas en las que contrataba a reconocidos artistas, compraba joyas de alto valor como cadenas y anillos que ostentaba en algunos videos y tenía una gran afición por las lociones y la ropa de marcas exclusivas.

Así mismo, se conoció que buscaba a mujeres jóvenes, especialmente en el Urabá antioqueño, para costearles operaciones estéticas y convertirlas en sus amantes. Se calcula que semanalmente gastaba de 300 a 500 millones de pesos en este tipo de gustos personales.

Tras su captura, Cuesta fue trasladado a Bogotá y se encuentra a la espera del trámite de su extradición a Estados Unidos.

Comparte: