Publicidad
19 Jan 2022 - 12:06 a. m.

Carlos Mattos aceptará cargos y pagará US$1 millón de dólares de indemnización

El reconocido empresario llegó a un acuerdo con la Fiscalía, en medio de una investigación en su contra por corrupción en la justicia. Según los detalles de esa negociación, además del pago de esta millonaria suma, Mattos pagará 56 meses de prisión (cuatro años y medio).
Carlos Mattos, minutos después de aterrizar en Colombia luego de su extradición desde España el pasado 17 de noviembre. / AFP
Carlos Mattos, minutos después de aterrizar en Colombia luego de su extradición desde España el pasado 17 de noviembre. / AFP
Foto: AFP - -

Luego de casi tres meses de que el empresario Carlos Mattos fuera extraditado a Colombia para que le diera cara a la justicia, hoy se conocieron los primeros detalles de la negociación que logró concretar con la Fiscalía. Quien fuera uno de los hombres más ricos del país le dijo a la Fiscalía que está dispuesto a aceptar los delitos de corrupción que le fueron imputados. Además, a cambio de una rebaja en su condena, Mattos acordó hacer una millonaria indemnización, cuyo monto no es nada usual en casos así.

En contexto: Quién es Carlos Mattos, el empresario extraditado y enjuiciado por el caso Hyundai

De acuerdo con fuentes cercanas al proceso, el empresario pagará US$1 millón de dólares, lo que en pesos corresponde a unos $4.000 millones. La mitad recibirá la Fiscalía y la otra la Rama Judicial, que está acreditada como víctima dentro del expediente. Además de esta millonaria indemnización, Mattos acordó con la Fiscalía que pagará 56 meses de prisión (cuatro años y medio) y pedirá disculpas por lo ocurrido. Mañana 19 de enero, se tiene prevista una audiencia en la que las partes le expresarán al juez del caso que ya está lista la negociación.

Cuando Mattos regresó a Colombia, con 73 años, se reactivaron de inmediato los dos juicios penales que tiene en contra. Procesos de los cuales se ha defendido desde la cárcel La Picota, en Bogotá. Ambos expedientes estaban en fase preparatoria. En el primero, se le atribuyen los delitos de cohecho por dar u ofrecer, utilización indebida de redes de comunicaciones, acceso abusivo a un sistema informático y daño informático. Todo se remonta a 2016, cuando la casa matriz de Hyundai en Corea rompió relaciones comerciales con Carlos Mattos luego de 25 años, para comercializar sus autos con el grupo ecuatoriano Eljuri.

Antecedentes: El empresario Carlos Mattos es extraditado a Colombia por el caso Hyundai

El empresario interpuso una demanda civil, con la que logró una medida cautelar en 2016 que frenó la decisión de la multinacional. Para resultar favorecido, al parecer, logró manipular el sistema de repartos de la Rama Judicial. La prensa reveló al cabo de unos meses, incluso, que el juez que emitió esa decisión, Reinaldo Huertas, habría recibido dinero para favorecer los intereses de Mattos. De hecho, el segundo juicio contra el empresario tiene que ver únicamente con la supuesta entrega de $200 millones a Huertas, entonces juez 16 Civil Municipal de Bogotá. Ese proceso se centra en el delito de cohecho por dar u ofrecer.

Durante el tiempo que Mattos estuvo en España, aduciendo problemas de salud, la justicia se movió alrededor de las otras fichas del caso. Por ejemplo, el pasado 12 de noviembre la Comisión Nacional de Disciplina Judicial destituyó e inhabilitó por 15 años al juez Huertas, señalado de recibir dinero del empresario. Penalmente su caso sigue en curso. Por otro lado, mientras iniciaban los trámites para traer a Mattos en extradición, en septiembre de 2019, la jueza Ligia del Carmen Hernández fue condenada a dos años de cárcel por recibir “nada más”, como lo testificó, $100 millones del empresario.

Le puede interesar: Tres años después, Carlos Mattos pasa al banquillo de los acusados

Desde 2019, la Fiscalía dio a conocer la hipótesis de que existió una manipulación en el sistema de reparto en el Centro de Servicios Judiciales de los juzgados civiles de Bogotá, para que la pelea de Mattos por Hyundai Colombia cayera exclusivamente en manos del juez Huertas. Entonces, un exfuncionario de los juzgados civiles aseguró que uno de los abogados de Mattos lo llamaba para concretar entregas de dinero para la exjueza Hernández. Ella tomó las carpetas luego de que Huertas ordenara medidas cautelares a favor del empresario.

Pero los jueces no son los únicos involucrados en el caso Hyundai. El 5 de noviembre de 2020, el ingeniero Edwin Angulo, exfuncionario de la Dirección Ejecutiva Seccional de Administración Judicial, fue condenado a 44 meses de prisión por manipular el sistema de repartos del Juzgado Sexto Civil de circuito de Bogotá en 2016, para que Huertas favoreciera a Mattos. Confesó haber recibido $12 millones por el “empujón”. En este caso, quien encendió el “ventilador” fue la funcionaria Diana Marcela Romero, quien estaba encargada del reparto por ventanilla y quien notó una lentitud bastante sospechosa en su sistema.

Carlos Mattos regresó a Colombia en un estado de alteración tan grave que las autoridades en Madrid (España) exigieron que el desplazamiento se hiciera con el acompañamiento de un médico. Un profesional de la Dijín, oficial de la policía, lo escoltó en su regreso a Bogotá, donde hace unos años era dueño de una potente fuente de recursos. Las cámaras lo captaron tomándose la cabeza, eludiendo a los efectivos de Interpol. También solicitó ayuda de “la prensa”, la misma que por años esperó para registrar su regreso y el desarrollo de las investigaciones en su contra.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.