Publicidad
9 Nov 2022 - 12:04 p. m.

Cartel de la toga: Procuraduría formula cargos a exgobernador Alejandro Lyons

En julio del año pasado, autoridades estadounidenses le confirmaron al Ministerio de Justicia que iniciaron el proceso para que Alejandro Lyons, exgobernador de Córdoba, llegue a Colombia y responda por concierto para delinquir agravado. Hasta el momento su llegada al país no se ha registrado.
Cartel de la toga: Procuraduría formula cargos a exgobernador Alejandro Lyons

Por presuntas irregularidades derivadas de la entrega de dinero para el favorecimiento en actuaciones judiciales y conductas relacionadas con actos de corrupción en la administración de justicia, en lo que se denominó el cartel de la toga, la Procuraduría formuló pliego de cargos contra el exgobernador de Córdoba, Alejandro Lyons Muskus.

El Ministerio Público constató que el exmandatario departamental habría entregado al exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia, Camilo Tarquino, hoy acusado por el mismo entramado de corrupción, alrededor de $30 millones, para que los también miembros del alto tribunal José Leonidas Bustos y Francisco Ricaurte ejercieran sus influencias con los funcionarios que en la Fiscalía tramitaban procesos penales en su contra.

Lea aquí: El testimonio que Luis Gustavo Moreno ha dejado sobre el cartel de la toga

La Procuraduría en cabeza de Margarita Cabello dijo que, al entregar los dineros al exmagistrado, el exgobernador pudo incurrir en cohecho, es decir, en un soborno. Por esta razón, el Ministerio Público considera que su conducta debe ser calificada provisionalmente como gravísima a título de dolo. No obstante, ese no es el único cargo que tiene en su contra, Lyons Muskus, el Ministerio Público también lo tiene bajo la lupa con un segundo cargo.

El exmandatario es investigado disciplinariamente por la presunta entrega de $600 millones al entonces senador Mussa Besayle Fayad. El destino de ese dinero, al  parecer, fue el pago de un soborno a través del cual el exfiscal Luis Gustavo Moreno impidió que la Corte Suprema le expidiera una orden de captura en un proceso judicial que se llevaba en su contra por parapolítica.

Lea también: Alejandro Lyons, protagonista del cartel de la toga, será extraditado a Colombia

Para el Ministerio Público, las pruebas que reposan en la investigación dan cuenta que Lyons Muskus tenía conocimiento de que los dineros que se entregaban hacían parte de una situación ilegal y, a pesar de ello, no denunció ante las autoridades tales hechos, permitiendo con ello que estos se prolongaran en el tiempo, hasta por lo menos el 2017.

En materia penal, en julio del año pasado, el entonces ministro de justicia, Wilson Ruiz anunció que las autoridades de Estados Unidos empezaron a adelantar los trámites para el envío de Lyons Muskus a territorio nacional. El exmandatario deberá responder en Colombia por una condena que hay en su contra por concierto para delinquir agravado.

Lea también: Alejandro Lyons fue condenado a 5 años y 3 meses de cárcel

Lyons, quien fue capturado en Estados Unidos el 12 de mayo del año pasado, no solo estuvo implicado en el escándalo de corrupción del cartel de la toga, sino también hizo parte del entramado que se suscitó con el denominado cartel de la hemofiliaen el que se desviaron fondos del departamento de Córdoba mediante cobros por servicios inexistentes en materia de salud.

En febrero de 2018, Lyons fue condenado en Colombia a cinco años de prisión por preacuerdo. La Corte Suprema le dio el aval a su negociación con la Fiscalía, pero desde entonces permaneció en Estados Unidos. “Quiero pedirle disculpas a la Gobernación de Córdoba y al país en general por los delitos que cometí. Me genera vergüenza y estoy arrepentido. Quiero colaborar con la justicia y lo estoy demostrando”, dijo el exmandatario cordobés el día que recibió su sentencia.

Lea aquí: Alejandro Lyons, exgobernador de Córdoba, fue capturado en EE. UU. con fines de extradición

Su primera sentencia en Colombia tiene que ver con el desfalco a la gobernación de Córdoba durante su administración. Según la Fiscalía, las irregularidades comenzaron en el segundo semestre del 2011 y se extendieron hasta el 2015. Esa situación le habría costado al erario del departamento al menos $87.000 millones.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.