Publicidad
19 May 2021 - 10:57 p. m.

Caso Colmenares: Tribunal confirma absolución de Laura Moreno y Jessy Quintero

Este miércoles se llevó a cabo la audiencia en la que se definió el presente judicial de Jessy Quintero y Laura Moreno, acusadas por la muerte de Luis Andrés Colmenares en noche de Halloween de 2010. En primera instancia las mujeres habían sido absueltas de toda culpa y, ahora, el Tribunal Superior de Bogotá confirmó esa decisión.
Tal ha sido la repercusión mediática del caso Colmenares que, en 2019, Netflix lanzó una serie sobre el expediente hasta la decisión en primera instancia.
Tal ha sido la repercusión mediática del caso Colmenares que, en 2019, Netflix lanzó una serie sobre el expediente hasta la decisión en primera instancia.

Con ponencia del magistrado del Tribunal Superior de Bogotá, José Jairo Agudelo, quedó en firme la absolución a favor de Laura Moreno y Jessy Quintero, acusadas por la muerte del estudiante de ingeniería Luis Andrés Colmenares, ocurrida en octubre de 2010 mientras celebraba la noche de Halloween con sus compañeros de universidad. El expediente ha sido uno de los más controversiales y mediáticos del último tiempo, tanto que ha demorado más de una década en desenredarse.

En contexto: Caso Colmenares: Absuelven a Laura Moreno y Jessy Quintero

El Tribunal Superior de Bogotá consideró que las pruebas valoradas durante el juicio en primera instancia y los elementos aportados durante los últimos cuatro años no le permiten, a sus magistrados, concluir con plena certeza la culpabilidad o la inocencia de Laura Moreno y Jessy Quintero. El togado ponente, José Jairo Agudelo, comunicó que el despacho judicial aplicó el principio in dubio pro reo, es decir, ante la duda razonable se decidió a favor de las acusadas, en este caso dos mujeres quienes ya en dos instancias han salido victoriosas por la muerte de Colmenares.

“En últimas, luego de analizar todas las incidencias y pruebas practicadas en juicio oral, condenar, como lo reclaman los apelantes, no es posible por cuanto el Tribunal no alcanzó definitivamente un conocimiento más allá de toda duda, no solo respecto al delito de homicidio, si no a la responsabilidad que le seguía. Tampoco, desde luego, sobre la inocencia de las acusadas. No hay otra salida posible, ya que el estándar de prueba que en los términos del artículo 381 del Código de Procedimiento Penal se demanda para condenar, no se verifica”, agregó el togado.

Tras cuatro años de análisis, el Tribunal Superior de Bogotá no pudo encontrar si Laura Moreno causó la muerte de Luis Andrés Colmenares, como lo alega la defensa de la presunta víctima, pero tampoco encontró pruebas que le permitan decidir con certeza que la joven es inocente. Ella es la única persona que estuvo cerca de Colmenares al momento de su posible caída al caño El Virrey y ha declarado durante los últimos años que él por su cuenta saltó a ese lugar, donde habría sido arrastrado por la fuerte corriente de aquella noche de lluvias.

Jessy Quintero, quien era procesada por homicidio en calidad de encubrimiento, fue absuelta bajo el mismo principio, pues el Tribunal Superior de Bogotá no pudo probar su supuesto ocultamiento, alegado por la familia Colmenares. Sin embargo, tampoco hay pruebas en el expediente que permitan concluir lo contrario. En cuanto a ellas, podrían enfrentar un nuevo proceso ante la Corte Suprema de Justicia, el cual tendría la última palabra en uno de los expedientes penales, que no involucra funcionarios públicos, más sonados de lo que va del siglo XXI en Colombia.

Desde el inicio el magistrado Agudelo advirtió que el material del expediente es abundante y por tal razón se llegó a una nueva decisión más de cuatro años después. Advirtió que se trataba de una diligencia que iba a durar todo el día y, por esa razón, solicitó a delegados que leyeran los antecedentes del caso. El funcionario explicó cada una de las razones por las cuales, en primera instancia, el 20 de febrero de 2017, la jueza 11 de Conocimiento de Bogotá absolvió a Laura Moreno por homicidio en calidad de coautora y a Jessy Quintero por homicidio en calidad de encubrimiento ¿Su hipótesis? Colmenares cayó al caño de El Virrey y murió por ahogamiento.

Durante la parte central de la audiencia, el magistrado Agudelo cuestionó, al igual que la jueza de primera instancia, el segundo peritaje llevado a cabo por el médico forense Máximo Duque Piedrahita, quien en octubre de 2011 presentó un informe tras exhumar el cadáver de Colmenares en el cementerio de Villa Nueva (La Guajira). El procedimiento, que representó la segunda necropsia del cuerpo en el expediente, tuvo luz verde por parte del fiscal Antonio Gonzáles y, además, la misma familia denunciante pagó los gastos de viaje.

De acuerdo con el Tribunal Superior de Bogotá, el perito Máximo Duque, pieza fundamental de la defensa de la familia Colmenares, violó varios literales plasmados en la Resolución 5194 de 2010, con el cual el Ministerio de Protección Social reglamenta la exhumación de cadáveres. “El médico debe verificar y registrar las condiciones de embalaje del cuerpo precisando si se pudo producir contaminación o perdida de las evidencias”, explicó el magistrado.

El magistrado Agudelo precisó que, a pesar de que “a la familia Colmenares le parezca irrelevante”, el total de seis personas que aparecen en las imágenes de la exhumación, acompañando a Máximo Duque, no tenían ni siquiera la indumentaria reglamentaria. “Tampoco el doctor Máximo Duque, quien solo atina a ponerse unos guantes amarillos y por momentos un atuendo de color azul. Eso traduce escaso profesionalismo con efectos en toda la diligencia”, explicó el magistrado ponente.

Antecedentes: Los peritazgos forenses de Máximo Duque

“A manera de ejemplo, imagen 16-91, allí se observa a una persona de camisa a cuadros, jean azul, sin guantes, con una toalla terciada en la nuca, inclinado justo al lado del cadáver exhumado acompañando al doctor Duque. Imagen 17-30, se aprecia a una mujer vestida con chanclas, pantalón corto y blusa blanca, observando el procedimiento, consumiendo además una bebida”, agregó el magistrado. En otras de las imágenes, el tribunal apreció a un hombre suministrando agua a Duque desde un balde deteriorado.

Tal fue el descuido de Máximo Duque, que incluso habría fracturado el cráneo de Colmenares durante el proceso de necropsia. Mientras la familia considera que el estudiante fue golpeado antes de su muerte, aquella noche de Halloween, para el magistrado Agudelo es muy probable que algunas fisuras en los restos óseos de Colmenares son el resultado de su exhumación. Incluso, afirmó que la alteración pudo darse en diferentes momentos: “¿Cuando fue desprendido el cráneo del resto del cuerpo para colocarlo en la caja que se utilizó como mesa? ¿Cuando lavó el cráneo con la vasija de agua? ¿O cuando lo trasladó al hospital sin que se sepa el procedimiento en cadena de custodia observado?”

Antecedentes de un expediente controversial y mediático

En primera instancia la Fiscalía y la familia Colmenares consideraron que la jueza 11 de Conocimiento de Bogotá, en febrero de 2017, erró en su determinación. El delegado del ente acusador expuso, en su momento, que la jueza desconoció el principio de unidad de la prueba. “No abordó contenidos que se encontraban en los medios de convicción allegados por la Fiscalía, no valoró los hechos que revelaban y esquivó su alcance suasorio (persuasivo), ello fue tan trascendental en su decisión que concluyó que se trató de una caída cuando el conjunto de las pruebas indicaba que se trata de un homicidio”, dijo la Fiscalía en su apelación.

El magistrado del Tribunal Superior de Bogotá conoció de estos y otros argumentos de la Fiscalía y la familia del joven fallecido. La hipótesis del togado José Jairo Agudelo se suma a los expuesto en primera instancia por la jueza 11 de Conocimiento de Bogotá, Paola Astrid Jiménez, quién en febrero de 2017 consideró que la muerte de Luis Andrés fue producto de una caída en el caño El Virrey del norte de Bogotá en la que no habrían participado terceros, en este caso las dos jóvenes acusadas.

“La muerte de Luis Andrés Colmenares es consistente con caída sobre la cara, y no a golpes propinados por terceros”, decidió la jueza 11 hace más de cuatro años. La funcionaria judicial además indicó que, tras escuchar a los peritos de la Fiscalía y la defensa de las procesadas, se concluyó que hubo varias irregularidades en la exhumación adelantada por el exdirector de Medicina Legal, Máximo Duque.

Debate reciente: Caso Colmenares: familia insiste en golpe con una botella, tesis que la justicia ya negó

“Se ocultaron varios elementos óseos, por lo que para esta funcionaria judicial resulta reprochable es que el experto en vez de decirle a la audiencia lo anterior, lo ocultó y lo utilizó para convencer en el juicio, de que todos los elementos de la segunda necropsia habían ocurrido en vida, cuando realmente ocurrieron post morten”, dijo en audiencia adelantada cuatro años atrás, por una muerte que data del 31 de octubre de 2010.

En ese sentido, la funcionaria judicial señaló que, tras escuchar al perito Máximo Duque en el juicio, pudo establecer que hubo irregularidades en el proceso de exhumación del joven universitario. Durante ese proceso también hubo errores en la manera en que se lavó el cráneo momificado de Colmenares, el cual reposa en el cementerio Central en Villanueva en La Guajira.

Para la jueza una de las observaciones clave que la llevaron a tomar la decisión, fue el análisis de la primera experta que vio el cuerpo de Luis Andrés Colmenares. “La perito de la Fiscalía, doctora Lesly Rodríguez, fue la única que vio el cuerpo fresco de Luis Andrés Colmenares y tomó la fotografía 3358. Y en esto quiero reiterar que es absolutamente importante que en esta foto el hueso frontal se ve sin piel ni músculos; esta perito no disecó los tejidos de la cara, y no evidenció la existencia de otras fracturas”, señaló la togada.

Cabe mencionar que la familia Colmenares ha mencionado en más de una ocasión que la primer perito forense que recibió el cuerpo de Luis Andrés Colmenares y le practicó los procedimientos de rigor no tuvo en cuenta los protocolos relacionados con la cadena de custodia de las prendas de vestir del joven universitario. Según su hipótesis de haberse tenido en cuenta se habría percatado que fue el hombre fue “arrastrado porque tiene manchas de pasto en el pantalón” que llevaba esa noche de octubre porque tiene manchas de pasto en el pantalón” que llevaba esa noche de octubre.

Antecedentes: Definen jueces de segunda instancia en caso Colmenares

Aunque los Colmenares ha defendido su hipótesis, la jueza Paula Astrid Jiménez dijo en febrero de 2017 que no existen evidencias para establecer que Moreno y Quintero tienen alguna responsabilidad en los hechos y, asimismo, que estuvieran inmersas en los delitos de falso testimonio, homicidio en calidad de coautoría y encubrimiento, ya que la teoría de la Fiscalía se basó, entre otras cosas, en el testimonio del médico Máximo Duque que fue desvirtuado por la defensa durante juicio.

“Él sabía que habían unos protocolos para realizar las exhumaciones y no los tuvo en cuenta. Con su pericia se llevó a pensar de que se había tratado de una golpiza, y lo mismo hizo que este proceso llegara hasta un juicio, porque cabe recordar que no había otra prueba que respaldara la hipótesis de una golpiza. El doctor Duque quiso llevar a un equívoco a la justicia”, reprochó la administradora de justicia en ese entonces.

Antecedentes: Juez declaró inocente a Carlos Cárdenas por caso Colmenares

En sus consideraciones, además de absolver en primera instancia a las dos universitarias, la funcionaria le ordenó a la Fiscalía General de la Nación y al Consejo Superior de la Judicatura investigar a Duque por supuestamente tratar de alterar el proceso judicial. Así las cosas, en segunda instancia Laura Moreno y Jessy Quintero fueron nuevamente absueltas, sin embargo, aún queda un nuevo proceso en sede de casación, en la Corte Suprema de Justicia, que cualquiera de las partes puede tramitar. Hasta entonces no habrá punto final.

Síguenos en Google Noticias