Publicidad
29 Oct 2022 - 9:12 p. m.

Caso en Corte Suprema: Gerente gastó bonos para empleados en boletas de fútbol

Carvajal Información SAS no indemnizará al exgerente Marcos Cuello, tras despedirlo por gastarse el dinero de los bonos para empleados en un particular regalo para dos clientes: boletas para el partido Colombia-Venezuela, por las eliminatorias a Brasil 2014. Este es el caso.
En el camino a Brasil 2014, Colombia empató 1 a 1 con Venezuela en el estado Metropolitano de Barranquilla.
En el camino a Brasil 2014, Colombia empató 1 a 1 con Venezuela en el estado Metropolitano de Barranquilla.
Foto: Agencia AFP

La empresa Carvajal Información SAS no reintegrará a su cargo, ni le pagará un solo peso por concepto de indemnización al exgerente Marcos Cuello Manjarrés, quien acudió a la justicia luego de que en 2012 lo despidieran.  Una investigación disciplinaria interna demostró que se gastó $2′550.000 de bonos para empleados, en un curioso regalo para sus clientes: boletas de fútbol.

Lea: Caso Uribe: Fiscalía escuchó a su manera grabación comprometedora

Por orden de la Corte Suprema de Justicia, la controversia entre Cuello Manjarrés y Carvajal Información SAS quedó saldada. Una buena noticia para la organización, pues en dos instancias anteriores, la última en 2013, la justicia había determinado el pago de casi $700 millones a favor del exgerente, quien había denunciado un despido injusto por un acto que, consideró, era de buena fe.

Cuello Manjarrés llevaba más de cuatro décadas en la empresa cuando optó por las vías legales. Una carrera envidiable, pues empezó como mensajero cobrador y terminó como el gerente de la zona costa de la organización, con un sueldo que tenía sus buenos ceros a la derecha. Como estrategia comercial, consideró que podría utilizar a su manera los bonos que sus empleados ganaban como premio a su buen rendimiento y para ser intercambiados por comida o ropa.

Lea también: Caso Odebrecht: la última carta del condenado José Elías Melo

El protagonista del caso explicó que, en una idea innovadora, podría convertir los bonos en entradas para que dos clientes “VIP” de la empresa pudiesen asistir a un partido de fútbol. En este caso, el empate 1 a 1 entre Colombia y Venezuela por la fecha 3 de las eliminatorias sudamericanas al Mundial de Brasil 2014. Un regalo excepcional, pues cada boleta costó más de $1′250.000.

En diligencia de descargos, el 7 de enero de 2012, Cuello Manjarrés explicó: “Dado la situación apretada que teníamos para el cierre de la meta (...), se me propuso por parte de los gerentes y jefes de ventas, el utilizar unos bonos que teníamos en caja para la compra de boletas para el partido de la eliminatoria del mundial de fútbol. Dado que teníamos esos bonos (...) y buscando un mejor resultado de las ventas, yo aprobé la compra de esas boletas con los bonos”.

Le puede interesar: Corte Suprema de Justicia investigará a la congresista Catherine Juvinao

Carvajal Información lo despidió en 2012, argumentando justa causa y una indebida utilización de los bonos presupuestados para los mejores empleados y que terminaron en el entretenimiento de dos clientes. En el proceso de investigación, la empresa, incluso, concluyó que Cuello Manjarrés invitó a los mismos empleados a firmar comprobantes en los que indicaran que sí habían recibido bonificaciones. Los trabajadores testificaron que se sintieron intimidados por la posición de poder de Cuello.

Un Juzgado de Barranquilla y el Tribunal Superior de esa ciudad, en 2013, le dieron la razón a Cuello Manjarrés, y ordenaron una indemnización por casi $700 millones, por el salario que dejó de recibir tras ser despedido. El Tribunal consideró que no era para tanto, pues si bien la conducta podría ser vista como una falta, no es una violación tan grave como para terminar el vínculo contractual. Muchos menos cuando el gerente escaló por 34 años hasta ocupar su último cargo.

Sin embargo, la Corte Suprema consideró que se trató de un acto de deslealtad suficientemente grave, tras “pasar por encima del derecho de sus compañeros de trabajo a obtener unos beneficios”. Así las cosas, Cuello Manjarrés se quedó sin indemnización y su hoja de vida quedará marcada por un caso que llegó al máximo tribunal de la justicia laboral en Colombia. Sus clientes VIP, por su parte, fueron premiados por Carvajal Información y castigados con un frío empate en el Estado Metropolitano Barranquilla.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar