Publicidad
1 Feb 2022 - 1:38 p. m.

Caso Hyundai: Carlos Mattos reconoce haber sobornado a funcionarios judiciales

El empresario pidió disculpas públicas y reconoció haber pagado dádivas para recibir beneficios judiciales. Por su parte, la Comisión de Disciplina Judicial rechazó todo acto de corrupción en la impartición de justicia.
Carlos Mattos, minutos después de aterrizar en Colombia luego de su extradición desde España el pasado 17 de noviembre. / AFP
Carlos Mattos, minutos después de aterrizar en Colombia luego de su extradición desde España el pasado 17 de noviembre. / AFP
Foto: Agencia AFP

El polémico empresario Carlos Mattos tiene lista una carta que presentará ante el juez de su caso en la que acepta su responsabilidad en los sobornos de funcionarios judiciales y manipulación del aparato judicial para salir favorecido en el conocido caso Hyundai. En su misiva, Mattos señala la complicidad de algunos jueces de Bogotá y la participación de un periodista.

Mattos aseguró en el escrito que tuvo “una serie de acercamientos ilegales con el señor Dagoberto Rodríguez, oficial mayor del juzgado sexto civil, y Reinaldo Huertas, juez sexto civil del circuito”. Estos acercamientos se hicieron, según la carta, por intermedio del abogado Luis David Duran Acuña, y que los funcionarios judiciales “decidieron a través de una contraprestación económica a decretar una medida cautelar”.

Lea también: Carlos Mattos aceptará cargos y pagará US$1 millón de dólares de indemnización

Otro de las polémicas afirmaciones que hace la carta de Mattos es en la que asegura haber contratado los servicios de un periodista y haberle hecho unos pagos, para, supuestamente, desacreditar el trabajo de la Fiscalía en el caso contra él. Asimismo, las disculpas del empresario estuvieron dirigidas a su familia, a la administración de justicia y al ente investigador.

Dentro del aparente arrepentimiento de Mattos, escribió que se compromete a no “cometer ningún comportamiento ilegal o ilícito”. En sus palabras, el empresario considera que “la sanción a la que me he hecho acreedor se convierte en un ejemplo claro y directo qué, bajo ninguna circunstancia, se debe corromper la administración de justicia”.

Podría interesarle: Quién es Carlos Mattos, el empresario extraditado y enjuiciado por el caso Hyundai

Por otra parte, la Comisión Nacional de Disciplina Judicial (CNDJ) manifestó el rechazo a cualquier acto de corrupción dentro del aparato judicial y expresó que “bajo ninguna circunstancia se debe corromper la Justicia”. Asimismo, se refirió al caso Hyundai, por el cual, de acuerdo a lo manifestado por la Comisión, ya hubo sanciones dentro del sistema judicial.

Según el comunicado de la CNDJ, en noviembre del año pasado fue destituido e inhabilitado Reinaldo Huertas, juez que recibió sobornos y actuó en favor de Mattos. De acuerdo con la Comisión, Huertas actuó de manera voluntaria a título de dolo, “con plena conciencia tanto de sus actos, como de las implicaciones jurídicas”.

Le recomendamos: El empresario Carlos Mattos es extraditado a Colombia por el caso Hyundai

A mediados de enero, luego de casi tres meses de que el empresario fuera extraditado a Colombia para que le diera cara a la justicia, se conocieron los primeros detalles de la negociación que logró concretar con la Fiscalía. Mattos, según se conoció, está dispuesto a aceptar los delitos de corrupción y, a cambio de una rebaja en su condena, acordó hacer una millonaria indemnización.

De acuerdo con fuentes cercanas al proceso, el empresario pagará US$1 millón de dólares, lo que en pesos corresponde a unos $4.000 millones. La mitad recibirá la Fiscalía y la otra la Rama Judicial, que está acreditada como víctima dentro del expediente. Además de esta millonaria indemnización, Mattos acordó con la Fiscalía que pagará 56 meses de prisión (cuatro años y medio) y pedirá disculpas por lo ocurrido.

Todo ese embrollo de sobornos y favorecimientos al empresario se remonta a 2016, cuando la casa matriz de Hyundai en Corea rompió relaciones comerciales con Carlos Mattos, quien era la cabeza de Hyundai en Colombia, luego de 25 años, para comercializar sus autos con el grupo ecuatoriano Eljuri. El empresario interpuso una demanda civil, con la que logró una medida cautelar en 2016 que frenó la decisión de la multinacional.

Unos meses después, se conoció que el juez que emitió esa decisión, Reinaldo Huertas, “compró su carro nuevecito y de contado, menos de una semana después de haber entrado en vigor la medida cautelar que favorece los intereses de Mattos”, como lo dijo en su momento la Revista Semana. Las investigaciones arrojaron resultados en enero de 2018. La Fiscalía capturó entonces a tres funcionarios de los juzgados de Bogotá, quienes aceptaron, uno a uno, haber manipulado el sistema electrónico que administra el reparto aleatorio de las demandas para que el recurso que interpuso Mattos cayera en el despacho del juez Reinaldo Huertas, quien justamente fue destituido e inhabilitado.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias