Publicidad
8 Sep 2020 - 7:03 p. m.

Caso Uribe: exfiscal general Montealegre pedirá ser considerado como víctima

Su exvicefiscal, Jorge Perdomo, también hará lo mismo. Además pedirán que no se conceda la liberdad del expresidente y que se le imputen cargos al exnarcotraficante alias el Tuso Sierra y la procesada exfiscal Hilda Niño.
Exfiscal general, Eduardo Montealegre (izquierda) y Álvaro Uribe Vélez.
Exfiscal general, Eduardo Montealegre (izquierda) y Álvaro Uribe Vélez.

A través de un comunicado de prensa el exfiscal general, Eduardo Montealegre y su exvicefiscal Jorge Perdomo vuelven a enfrentarse con el expresidente Álvaro Uribe, hoy con detención domiciliaria en un proceso por fraude procesal y soborno. El pasado 25 de agosto anunciaron que iban a radicar una denuncia de 95 páginas en contra del ahora exsenador por delitos de lesa humanidad y relacionados con masacres en Antioquia. Ahora, anunciaron que pedirán ser considerados como víctimas en el proceso contra Uribe por intentar manipular el testimonio de un testigo estrella en su contra.

Le podría interesar: “La denuncia pone en evidencia el ‘modus operandi’ de Álvaro Uribe”: exfiscal Montealegre

Montealegre y Perdomo señalaron que se presentaran como víctimas en el caso que en este momento se encuentra en la Fiscalía, luego de que la Sala de Instrucción de la Corte señalara que había perdido competencia cuando Uribe renunció al Senado. “Como víctimas, acudiremos a las audiencias que solicitará la defensa (la misma que allegó a la investigación de la Corte Suprema falsos testigos y declaraciones), para oponernos a que se decrete la libertad de Álvaro Uribe. Además de la prueba de su responsabilidad muy bien expuesta por la Corte, constituye un peligro para la sociedad y puede obstruir la investigación” por vínculos con el paramilitarismo y el narcotráfico que le endilgan Montealegre y Perdomo.

Sin embargo, para que la excabezas de la Fiscalía sean consideradas formalmente como víctimas en el caso Uribe, será un juez quien estudie esa solicitud y determine si hay mérito en esa solicitud de Perdomo y Montealegre. Por ejemplo, en el caso del senador del Polo Democrático, Iván Cepeda, este fue reconocido como víctima por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia. En febrero de 2019, el alto tribunal aceptó una demanda del congresista en la que solicitaba ser considerado como víctima en el expediente judicial. Meses después, la Corte avaló su solicitud.

Lea: Uribe fue un “determinador y beneficiario” de testimonios falsos: Corte Suprema

“(Uribe) presentó testigos y declaraciones falsas, ante la Corte Suprema: la exfiscal Hilda Niño y el narcotraficante alias Tuso Sierra. La primera afirmó que, durante nuestra administración, se constituyó una ‘asociación criminal’ para buscar pruebas contra el caballista Santiago Uribe, investigado por ser integrante del grupo paramilitar los doce apóstoles (...) El señor Sierra afirmó que, enviamos a un reconocido periodista de la época a ofrecerle dinero para que declarara en contra del caballista y su hermano. En su momento, denunciamos estos fraudes ante la Fiscalía General de la Nación; allí están en investigación”, dice el comunicado de Montealegre y Perdomo.

A raíz de esos testimonios, Montealegre y Perdomo señalaron que hoy, 8 de septiembre de 2020, solicitarán ante la Fiscalía General que se le imputen cargos a Niño y al Tuso Sierra. “Uribe, dentro de la actuación realizada en la Corte, cometió delitos conexos con el fraude y el soborno por el cual está detenido. Presentó –además de los otros, por los que se le privó de la libertad– testigos falsos, que dijeron mentiras sobre un supuesto complot orquestado desde la fiscalía (por nosotros). Es decir: no le bastó con sobornar testigos contra el Senador Iván Cepeda, sino que, también, orquestó fraudes que afectan nuestra integridad ética y personal”, dice el comunicado de los exfiscales.

Según las antiguas cabezas de la Fiscalía, ambos testimonios fueron desvirtuados por la Corte Suprema de Justicia. Además, señalaron que “en el caso de Niño Farfán fueron desechados también por la Fiscalía –cuando buscaba beneficios por colaboración– ante la poca credibilidad que prestaban sus afirmaciones. En la reciente decisión de la Corte Suprema, la alta corporación explicó cómo ha sido el modus operandi de Uribe para lograr impunidad (...) Somos víctimas –otras más– de la maquinación tejida por Uribe Vélez, consistente en armar hechos absolutamente falsos –presuntamente delictivos– con la finalidad de involucrarnos en actividades ilegales que, jamás, hemos realizado”.

La defensa de Uribe

Uribe y su defensa han reiterado que todas las supuestas irregularidades que llevaron a que testigos en su caso ampliaran su versión, o la cambiaran radicalmente, ocurrieron a sus espaldas. Y señalan que, si el abogado Diego Cadena, quien también tiene una medida de aseguramiento de casa por cárcel y es investigados por estos hechos, es hallado culpable por “comprar” testigos en favor de Uribe, debería quedar claro que nunca actuó bajo órdenes del expresidente. Cadena, por su parte, ha señalado que ni él ni su equipo jurídico se esforzó para conseguir a los cuestionados testigos, sino que todos llegaron a él por voluntad propia a declarar en su caso.

El expresidente también se ha desmarcado de cualquier vínculo con los paramilitares o responsabilidad con las masacres del Aro y la Granja, perpetradas por los paramilitares mientras él era gobernador de Antioquia. El pasado 22 de agosto se conoció que la Corte también citó al expresidente a versión libre por el caso estas masacres. “Vemos con sorpresa a que el pasado 19 de agosto, fecha en la cual ya era de público conocimiento la renuncia de Álvaro Uribe Vélez como congresista, la Sala de Instrucción nos comunicó un auto del 14 de agosto, en donde decide dar impulso procesal a dicha actuación”, expresó Jaime Granados, abogado defensor de Uribe ante la Corte Suprema.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar