20 May 2020 - 12:42 a. m.

Condenan a 20 años a responsable de la desaparición de una niña en 1994

A Leidy Johana Robayo Villamil se la llevaron hombres con uniformes camuflados el 19 de agosto de 1994 cuando ingresaba con sus hermanas a su finca. Su paradero sigue siendo desconocido.

Redacción Judicial

La niña tenía 10 años cuando fue secuestrada. / Foto: Fundación Nidya Erika Bautista
La niña tenía 10 años cuando fue secuestrada. / Foto: Fundación Nidya Erika Bautista

El Juzgado Segundo Penal del Circuito Especializado de Cundinamarca condenó a 20 años de prisión a Eliécer de Jesús Palencia Castro por la desaparición forzada de la niña Leidy Johana Robayo, ocurrida el 19 de agosto de 1994. La niña de 10 años fue secuestrada cuando iba ingresando con su madre y sus hermanas a la casa de su finca en la vereda El Pantano de Simijaca, Cundinamarca.

Eliécer de Jesús Palencia Castro ya había sido condenado en el año 2004 por el secuestro de la menor de edad y esta vez fue condenado por sentencia anticipada. No obstante, según la decisión judicial, Palencia se ha negado reiteradamente a dar información sobre el paradero de la víctima “aún cuando él podía advertir a las autoridades sobre el homicidio de la menor y el ocultamiento de su cuerpo”.

(Le puede interesar: Hasta encontrarlos: una cita para pensarse la desaparición forzada en Colombia)

Leidy Johana Robayo Villamil fue secuestrada por hombre que portaban uniformes camuflados que inicialmente les pidieron a las mujeres entrar a la casa para supuestamente buscar un armamento. Enseguida las ataron, les comunicaron que era un secuestro y se llevaron a Leydi. Dejaron una carta extorsiva firmada por el frente 22 de las Farc pidiendo la suma de $20.000.000 por su liberación.

La Fundación Nydia Erika Bautista, que ha acompañado este caso hace 10 años, informó que Palencia Castro fue condenado como coautor del delito de desaparición forzada agravada y que recibió una inhabilitación de 10 años para ejercer funciones públicas. Igualmente, señaló que una prospección realizada en 2019 fue un fracaso.

“Todavía queda mucha verdad y justicia pendientes. Especialmente que nos digan donde está Leidy Johana. Esta sentencia es una respuesta a la lucha de la familia y de la Fundación Nydia Erika Bautista, esperábamos una condena mucho más fuerte. Esperamos que esta sentencia no cierre el deber de búsqueda urgente que le corresponde al Estado”, dijo la familia en un comunicado.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.