Publicidad
11 Aug 2021 - 7:03 p. m.

Corte Suprema no investigará a Antanas Mockus por su elección al Senado

Desde 2019 había una investigación preliminar en el alto tribunal contra el segundo congresista más votado en las elecciones de 2018. Dos ciudadanos habían denunciado que el exalcalde de Bogotá había cometido delitos para hacerse elegir en los comicios de ese año. La Corte señala que los hechos no pueden ser considerados como un delito.
Antanas Mockus obtuvo 536.000 votos en 2018 cuando se lanzó al Senado por la Alianza Verde.
Antanas Mockus obtuvo 536.000 votos en 2018 cuando se lanzó al Senado por la Alianza Verde.
Foto: Mauricio Alvarado Lozada

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema acaba de determinar que no investigará al excongresista de la Alianza Verde Antanas Mockus. El excandidato presidencial y exalcalde de Bogotá llegó al Senado en 2018 luego de ser el segundo más votado en Colombia, solo superado por el también exsenador Álvaro Uribe. El político de origen lituano salió del Congreso en abril de 2019 luego de que el Consejo de Estado determinara que los contratos que su firma (Corpovisionarios) tuviera contratos públicos con el Estado, generándole una inhabilidad para lanzarse a un cargo de elección popular.

Le podría interesar: Antanas Mockus pierde su curul en el Congreso: su elección fue anulada

La elección de Mockus había sido demanda el año pasado por Nesly Edilma Rey Cruz, José Manuel Abuchaibe (un abogado que, según la fundación Pares, es cercano a políticos de La Guajira como  el condenado Kiko Gómez) y el excongresista de Opción Ciudadana Víctor Velásquez, quienes alegaron ante el alto tribunal que Mockus seguía figurando como representante legal de Corporvisionarios cuando esta firma celebró dos contratos en 2017. Estos mismos hechos fueron conocidos por la Sala de Instrucción de la Corte Suprema, la cual determinó que esos hechos no configuran ningún delito en Colombia.

En un documento de 39 páginas la Sala argumentó que aunque la demanda contra Mockus prosperó en el Consejo de Estado “esa circunstancia no puede adecuarse al delito de elección ilícita de candidatos” ya que éste solo se configuraría si Mockus se hubiera lanzado al Congreso en 2018 y tuviera vigente una inhabilidad, sanción que solo llegó hasta abril de 2019. El alto tribunal hizo énfasis en que Mockus no tenía ningún tipo de anotación penal o disciplinaria.

La Corte añadió que: “Al no existir decisión en firme que imponga inhabilidad, decae la tipicidad del delito (...) no es posible atribuir responsabilidad penal a todos aquellos que ante la posible existencia de un motivo inhabilitante deciden aspirar a un cargo de elección popular y resultan elegidos”. El alto tribunal indica que en estos casos por eso se pueden surtir trámites para que su elección sea anulada o la pérdida de la investidura sin necesidad de acudir a las instancias penales, como lo es la Sala de Instrucción de la Corte Suprema.

En favor de Mockus, el Consejo Nacional Electoral ya se había pronunciado señalando que los convenios no le generaban ninguna inhabilidad. El exalcalde de Bogotá, por su parte, había explicado también que, desde 2006, delegó al director ejecutivo de Corpovisionarios la representación legal y la celebración de contratos. No obstante, esa delegación no se habría formalizado. Con ese error se selló la suerte política de Mockus para la legislatura 2018-2022, a la que llegó arrasando en los comicios electorales.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar