Publicidad
6 Jun 2022 - 8:32 p. m.

Cuatro implicados en el asesinato del fiscal Marcelo Pecci aceptaron cargos

El único que se declaró inocente fue Francisco Luis Correa Galeano, exmiembro del Ejército colombiano señalado de haber articulado toda la operación criminal de darle muerte al funcionario judicial paraguayo.
Una de los capturados por el homicidio del fiscal paraguayo Marcelo Pecci mientras es trasladada a Cartagena desde el búnker de la Fiscalía en Medellín. / EFE
Una de los capturados por el homicidio del fiscal paraguayo Marcelo Pecci mientras es trasladada a Cartagena desde el búnker de la Fiscalía en Medellín. / EFE
Foto: EFE - Luis Eduardo Noriega A

Ante un juez de garantías de Cartagena, en una audiencia a puerta cerrada, cuatro personas aceptaron su rol en el asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci. El funcionario judicial, que había investigado por años a la mafia en su país, estaba de luna de miel con su esposa en la isla Barú (al sur de Cartagena) cuando el 10 de mayo dos sicarios que llegaron hasta la playa en motos acuáticas le dispararon. Tres semanas más tarde, las autoridades capturaron a cinco personas, que ya están siendo judicializadas.

(En contexto: Caso Pecci: Juez de Cartagena legalizó la captura de cinco sospechosos)

En concreto, Wendret Carrillo, quien le habría disparado a Pecci; Eiverson Zabaleta Arrieta, quien supuestamente transportó a los sicarios; y Marisol Londoño y Cristian Camilo Monsalve, quienes harían seguido al fiscal en la isla. Todos aceptaron su responsabilidad en el crimen del fiscal Pecci. El único que se declaró inocente fue Francisco Luis Correa Galeano, presunto articulador y financiero de toda la operación criminal.

Correa Galeano es un reservista del Ejército y es señalado por la Fiscalía de haber planeado todo el entramado que llevó al asesinato del fiscal paraguayo. Fue condenado por violencia sexual, en concreto, por acceso carnal violento, y cumplió su pena a finales de 2011.

El ente investigador sostiene que los cinco son coautores de los delitos de homicidio agravado en concurso con porte ilegal de armas agravado. El juez 12 penal con funciones de control de garantías de Cartagena legalizó las capturas y la imputación que realizó la Fiscalía. Sin embargo, este 6 de junio decidió que las diligencias serían reservadas luego de que él mismo y el fiscal que lleva la investigación recibieron amenazas de muerte que estarían relacionadas con el caso.

(Lea también: Caso Pecci: las hipótesis del crimen y el “mito” de la seguridad en Cartagena)

El fiscal del caso dijo el 3 de junio, en las primeras audiencias: “se cuenta con una información del 29 de mayo, de una fuente humana, quien manifiesta conocer a las personas que participaron en este homicidio del fiscal Pecci, señalando que sabe sus ubicaciones y viven en Medellín. Dijo que también sabía dónde viven Marisol Londoño y Cristian Monsalve, en una urbanización en Medellín. Esta fuente dijo, además, que Wendret es flaco, de tatuajes. Dentro de esos inmuebles se encontraban las personas que se pretendían capturar y estaban los elementos como armas, celulares y ropas con las que cometieron el homicidio en mayo pasado. La Fiscalía tiene videos e imágenes”.

(Lea también: Así era Marcelo Pecci: retrato de un fiscal implacable asesinado por la mafia)

Marcelo Pecci había dedicado su vida a combatir el crimen organizado y, para el momento de su asesinato, estaba llevando delicadas investigaciones. Según aseguró en su momento el director de la Policía, general Jorge Luis Vargas, “dos de las principales investigaciones adelantadas por el fiscal en América Latina fueron contra el llamado Primer Comando Capital (PCC) y la estructura conocida como Punto 50, en el sur del continente” lo que daría fuerza a la hipótesis de que el asesinato está relacionado con los expedientes que llevaba el fiscal.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.