26 Dec 2019 - 6:53 p. m.

Cúpula de la Policía da explicaciones frente a escándalo por posibles casos de corrupción

Las investigaciones del inspector general, William Salamanca, habrían causado un enfrentamiento con el general Óscar Atehortúa, comandante de la Policía. Los principales generales de esta entidad salieron a dar explicaciones frente al presunto enfrentamiento y los supuestos actos de corrupción denunciados.

Redacción Judicial

El general Óscar Atehortúa y otros altos oficiales dieron explicaciones frente a posibles actos de corrupción en la institución.  / Óscar Pérez - El Espectador
El general Óscar Atehortúa y otros altos oficiales dieron explicaciones frente a posibles actos de corrupción en la institución. / Óscar Pérez - El Espectador

El 23 de diciembre fue revelado un choque de trenes al interior de la cúpula de la Policía. Tal fue la intensidad de la discusión entre el comandante de la Policía, general Óscar Atehortúa, y el general William Salamanca, inspector de la entidad, que este último fue enviado a vacaciones. El motivo de la disputa habría sido tres investigaciones que llevaba el general Salamanca desde la Inspección.

Estas tres investigaciones hacen referencia a posibles actos de corrupción en la división Antinarcóticos de la Policía, supuestas manipulaciones en el sistema de horas de vuelos y las presuntas irregularidades en la construcción de unas viviendas en la Escuela Internacional del Uso de la Fuerza Policial Para la Paz (Cenop). Frente a estos temas, la cúpula se pronunció en una rueda de prensa conjunta en la tarde de este jueves.

(Puede ver: General Salamanca vuelve a Inspección de la Policía por orden presidencial)

Frente a la presunta corrupción en la Policía Antinarcóticos, el general Jorge Luis Ramírez Aragón, director de esta división, dio un parte sobre las situaciones presuntamente irregulares allí. En un principio se manifestó sobre el caso del Narcojet -un avión privado proveniente del aeropuerto El Dorado que fue encontrado con 500 kilos de cocaína el 29 de enero de 2018 en un aeropuerto de Inglaterra-. En este tema, el alto oficial aseguró que solo había sido judicializado un oficial retirado que prestó su uniforme para que otra persona se hiciera pasar por un Policía. En este escándalo no habría participación de ningún otro miembro de la institución y mucho menos de la división de antinarcóticos.

Frente al caso de supuestos agentes que habían reprobado la prueba del polígrafo no hubo mayor mención. No obstante, el general aseguró que al interior de la división de Antinarcóticos se han llevado a cabo más de 149 verificaciones internas entre 2017-2019, además de 215 acciones para contrarrestar la corrupción en la institución. Asimismo, el alto oficial aseguró que son 114 funcionarios los que han sido blanco de acciones disciplinarias por presuntos actos de corrupción: entre ellos 36 desvinculados y 38 uniformados trasladados.

El general Ramírez Aragón también aseguró que en 2019 se han llevado 23 investigaciones penales por posibles actos de corrupción y se han realizado 46 investigaciones disciplinarias por estos mismos asuntos. Estas investigaciones habrían permitido la captura de 11 uniformados, aseguró el alto oficial.

(Puede ver: ¿Por qué se enfrentan el director de la Policía y el inspector general de la institución?)

Tras la intervención del alto mando, el general William Salamanca tuvo un breve espacio para mencionar en qué van las investigaciones frente a este tema. El inspector general aseguró que existen varios oficiales al interior de la división Antinarcóticos que podrían estar involucrados en actividades ajenas al servicio. Sin embargo, no dio mayores detalles bajo la presunción de inocencia de los involucrados.

El segundo en dar explicaciones fue el general Luis Enrique Méndez Reina, director de la división de Aviación de la Policía. Este aceptó que se habían encontrado situaciones en la que se habría sumado horas al registro de horas de vuelo. De 441 pilotos que hay en la entidad, esta irregularidad se habría presentado en 63 pilotos. Sin embargo, el alto oficial reseñó que las posibles irregularidades solo habrían significado un aumento entre $10.000 y $12.000 en los salarios de los pilotos.

No obstante, el oficial aseguró que desde el 19 de diciembre del año pasado se reportó esta situación a la Inspección General de la Policía. Sobre este tema, el general Salamanca se limitó a decir que, bajo el poder preferente, estas investigaciones pasaron a ser responsabilidad de las Procuraduría.

El último en intervenir fue el general Silverio Ernesto Suárez Hernández, cabeza de la división de Bienestar Social de la Policía. Este aseguró que en 2017 se entregó la primera parte de las viviendas fiscales del Cenop, que tuvieron un costo de $11.400 millones. Las irregularidades se habrían presentado en la segunda etapa, que tenía un costo de $6.900 millones y fue adjudicada a Socario Compañía Limitada. Debido al incumplimiento del contratista, el proyecto les fue retirado. “No se ha encontrado un detrimento al patrimonio”, señaló el general Suárez.

(Le podría interesar: Realizan ascenso póstumo a los 22 cadetes que murieron en atentado a la escuela de la Policía)

Frente a este apartado, el general Salamanca aseguró que las investigaciones venían desde que el general José Luis Vargas era cabeza de la Inspección General de Policía. Desde esta división se entró a investigar la no terminación de la obra y posibles irregularidades como la no inclusión de vías de acceso y la falta del servicio de acueducto. Esta investigación disciplinaria también pasó a manos de la Procuraduría bajo el poder preferente.

Tras las explicaciones, el general Óscar Atehortúa concluyó la rueda de prensa señalando que las vacaciones del general William Salamanca nunca tuvieron como propósito silenciar las investigaciones, esto debido a que la persona que asumiera el cargo mientras la ausencia las iba a seguir adelantando. Además, señaló que la salida a descanso se dio porque el general Salamanca tenía varios ciclos vacacionales atrasados y fue el sistema el que asignó de forma automática que estas vacaciones eran de 405 días, más no fue una orden  “Hay diferencias, somos seres humanos. El más imperfecto de todos soy yo”, declaró Atehortúa para señalar que la disputa entre ambos oficiales había quedado zanjada.

Read more!

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.