Publicidad
1 Feb 2016 - 2:52 p. m.

Denuncian agresión de policías y ESMAD a funcionarios judiciales en paro

En la mañana de este lunes ingresaron a los juzgados de familia y civiles para levantar el cese de actividades que se presenta desde hace tres semanas.

Redacción Judicial

Denuncian agresión de policías y ESMAD a funcionarios judiciales en paro

Pese al anuncio hecho el pasado viernes por el ministro de Justicia, Yesid Reyes Alvarado, a primera hora de este lunes un grupo de policías y agentes del escuadrón móvil antidisturbios (esmad) ingresaron a los juzgados de familia y civiles ubicados en el centro de Bogotá.

Según las primeras versiones, el objetivo de este operativo es levantar el cese de actividades que se presenta en dichos juzgados en protesta por un acuerdo emitido por el Consejo Superior de la Judicatura que crea secretarías generales para la atención al públicos y la resolución de los procesos.

Los funcionarios y servidores judiciales denunciaron que fueron atacados por los uniformados pese a que se encuentran en una protesta pacífica. Uno de los trabajadores habría sido golpeado en su rostro, mientras que una mujer en estado de embarazo fue empujada.

“Nosotros estábamos haciendo una protesta pacífica, cuando ellos empezaron a empujarnos y a atacarnos, nosotros no los estábamos empujando, ni agrediendo, siempre les guardamos el respeto. Nos dieron bolillo, nos dieron pata, hay muchos lesionados. Nos atacaron pese a que nosotros solamente estamos luchando por nuestros derechos laborales”, precisó una de las funcionarias.

El presidente del sindicato Vocero Judicial, Orlando Chinchilla manifestó que este lunes los juzgados amanecieron con la presencia de agentes del Esmad y la Policía quienes impiden la entrada a los despachos judiciales y las “manifestaciones pacíficas que se estaban realizando”. Asegura que existen varios reportes que indican un abuso de la fuerza por parte de los uniformados.

El presidente del sindicato Vocero Judicial, Orlando Chinchilla manifestó que este lunes los juzgados amanecieron con la presencia de agentes del Esmad y la Policía quienes impiden la entrada a los despachos judiciales y las “manifestaciones pacíficas que se estaban realizando”.

“Con gran tristeza tenemos que registrar que la fuerza pública interrumpe en los despachos judiciales donde se maltrata al usuario, se agrede físicamente a los abogados y empleados judiciales, y se deja por el suelo a la justicia colombiana”. En la manifestación se pide tumbar el acuerdo 10445 de 2015.

Aseguró que en el edificio Hernando Morales Molina, ubicado en el centro de Bogotá, se golpeó con un bolillo a una mujer que estaba en embarazo “y al pedir que no fuera golpeada el policía le responde ‘pues pierda a su hijo’. Tenemos a una compañera judicial que fue operada del cerebro hace pocos días y hoy le aplicaron un choque eléctrico y su estado de salud es bastante delicado”.

El ultimatúm del Gobierno

El pasado viernes  Alvarado reiteró que los funcionarios y servidores judiciales que continúan en cese de actividades no recibirán pago del sueldo puesto que incumplieron el acuerdo firmado el pasado viernes en el cual se determinó el levantamiento de las asambleas permanentes en los juzgados civiles y de familia.

Reyes Alvarado invitó para la fecha a los trabajadores de la Rama Judicial para que se reintegraran en el menor tiempo posible a sus actividades. “El acuerdo al que se llegó señalaba que a partir del lunes los funcionarios judiciales iban a regresar a sus labores, y el Ministerio instalaría una mesa para discutir el punto concreto que tiene que ver con las secretarías comunes”.

Pese al acuerdo para suspender el punto que creaba dichas secretarias, un grupo de funcionarios y servidores judiciales continuaron en el cese de actividades. “Desde punto de vista del Gobierno es inadmisible”, precisó entonces el Ministro al manifestar que no hay ninguna razón para que mantengan cerrados los despachos judiciales “generando un grave perjuicio para los usuarios”.

“Es absolutamente inaceptable que un juez se niegue a ir a una mesa donde se discute un punto objeto de controversia, y en lugar de eso, acuda a vías de hecho para bloquear el derecho a la administración de justicia”, precisó Reyes.

Aseguró, además, que llama la atención que tras la firma del acuerdo apareció un nuevo sindicato que ha rechazado los puntos firmados por los representantes de los tres sindicatos judiciales y el Consejo Superior de la Judicatura.

Síguenos en Google Noticias