Publicidad
4 May 2022 - 6:39 p. m.

Denuncian dos nuevas muertes de civiles en operaciones militares

El senador Iván Cepeda denunció que un civil murió en Montes de María en una operación contra el Clan del Golfo y que inicialmente lo hicieron pasar como miembro de ese grupo. Asimismo, que en la Operación Artemisa, en marzo de 2022, murió un campesino, al parecer, a manos del Ejército.
Julián Suárez, muerto en Caquetá en marzo de 2022, y Rafael Mesa, muerto en Montes de María en marzo de 2021.
Julián Suárez, muerto en Caquetá en marzo de 2022, y Rafael Mesa, muerto en Montes de María en marzo de 2021.
Foto: Cortesía

Los cuestionamientos por la operación en Puerto Leguízamo, Putumayo, que dejó 11 personas muertas, ya tienen al ministro de Defensa, Diego Molano, dando explicaciones en una moción de censura que se votará este miércoles. Ahora, a los integrantes sobre ese despliegue de fuerza se suman las muertes de dos personas, también por acción de las Fuerzas Militares. Además, en ambos casos, como en Putumayo, las autoridades aseguraron que se trataba de personas que habían atacado primero a la Fuerza Pública o que estaban vinculadas a grupos armados. Evidencias nuevas mostrarían lo contrario.

(Lea también: Cómo fue el operativo militar en Alto Remanso, Putumayo: vea la línea de tiempo)

Se trata de una operación en contra de integrantes del Clan del Golfo en la que resultó muerto un campesino de la tercera edad que no tenía vinculación con el grupo armado. Y, en segundo lugar, de una operación contra la deforestación en Caquetá luego de la cual terminó muerto un campesino que salió a protestar contra la presencia militar en la zona. Las denuncias las hizo el senador Iván Cepeda, para quien estas dos operaciones militares en el gobierno del presidente Iván Duque, “demuestran la continuidad de los falsos positivos”.

Operación en Montes de María

Luego de una operación militar en Montes de María contra el Clan del Golfo, el 2 de marzo de 2021, la Fuerza Naval del Caribe de la Armada reportó que: “durante el desarrollo de operaciones ofensivas resultaron muertos tres sujetos dos de ellos conocidos el alias de Felipe y Zarco. En la operación resultó herido un adolescente”. Sin embargo, al cabo de unos días, la propia institución castrense tuvo que recular y reconocer que a tercera persona no pertenecía a ningún grupo armado: era un civil.

(Lea también: “La operación fue para defender a los putumayenses y a los colombianos”: Diego Molano)

El senador Iván Cepeda tiene la cédula de la víctima fatal de esa operación militar. Se trata del campesino Rafael Mesa, quien al momento de su muerte tenía 77 años. Los hechos ocurrieron, concretamente, en el corregimiento de Huamanga III, en el municipio de El Carmen de Bolívar. Allí, según Cepeda la comunidad denuncia que “volvieron los falsos positivos”. Según el congresista del Polo, lo ocurrido allí guarda muchas similitudes con la cuestionada operación militar de Putumayo.

Por ejemplo, según la denuncia, el rancho donde estaba Rafael Mesa fue atacado hacia las 2:30 de la mañana. Al interior había tres personas: además de Mesa, estaba su sobrino adolescente, que resultó herido, y una tercera persona, otro campesino, que sobrevivió. “La muerte de Rafael no se produjo en medio de un combate, sino cuando el campesino y el menor de edad estaban durmiendo, en total estado de indefensión”, aseguró el senador Cepeda.

(Lea también: Detalles de una operación militar en la que habría crímenes de guerra contra niños)

A los pocos días de la operación, ante la presión de la familia de Mesa y de organizaciones de derechos humanos, la Armada tuvo que reconocer que no se trataba de una persona vinculada a grupos ilegales. En un breve comunicado del 5 de marzo de 2021, aseguró: “La Institución Naval lamenta que, ante la respuesta armada por parte de los integrantes del Clan del Golfo para impedir la acción de las autoridades, perdiera la vida una de las personas presentes en el lugar de los hechos y resultará herido un joven”.

Operación Artemisa

El segundo hecho que denunció el senador Iván Cepeda ocurrió en el desarrollo de una operación Artemisa, la estrategia militar del gobierno Duque para enfrentar la deforestación. Las autoridades desplegaron su fuerza en marzo de este año sobre las veredas el Triunfo y el Diamante, del municipio de San Vicente del Caguán, Caquetá. Al cabo de unas semanas, se reportó la captura del gobernador del cabildo indígena que está asentado en esa zona: Reinaldo Quebrada. El senador Cepeda denunció, con imágenes, que además murió una persona.

(Lea también: El factor “Iván Márquez” en los Comandos de la Frontera y la operación en Putumayo)

Al parecer, el 6 de marzo, indígenas y campesinos de esa zona de Caquetá salieron a encarar al Ejército, pues cinco personas de la comunidad continuaban desaparecidas al día siguiente de la incursión militar. “La comunidad finalmente se encuentra con el Ejército, empiezan a dialogar y al aumentar la tensión son atacados con disparos”, aseguró Cepeda. El senador, además, mostró en sus redes sociales un video en el que se escucha la ráfaga de un arma de fuego en medio de una zona boscosa, imágenes a las que le siguen gritos y confusión.

El siguiente cuadro del video que reveló Cepeda muestra a dos militares moviendo un cuerpo desnudo, al parecer, intentándolo cubrir con una tela camuflada. Alrededor hay una docena de militares impávidos. Una mujer les reclama: “¿Pa’ qué lo desnudan? Lo que yo le digo: para ustedes nosotros somos perros muertos”. A lo que uno de los uniformados que está moviendo el cuerpo le contesta: “Estamos en un procedimiento, no estamos violentando la intimidad”.

Según Cepeda, el hombre que yace muerto es Julián Andrés Suárez. Al parecer, el campesino falleció por un disparo en el pecho. La comunidad ha dicho que el Ejército justificó los disparos diciendo que ellos iban armados, lo que sería falso. Además, el senador cuestiona que los militares hubieran movido el cuerpo, cuando ninguna institución castrense tiene funciones de policía judicial. Es decir, no pueden levantar cuerpos, hacer capturas o tomar evidencias. Solo lo puede hacer la Fiscalía.

(Lea también: Artemisa: La respuesta militar del Gobierno a un problema ambiental)

Estas dos muertes se suman a los cuestionamientos que se le han hecho a las Fuerzas Militares y al ministro Molano en el último mes por la operación en la vereda Alto Remanso, de Puerto Leguízamo. Según Cepeda guardan algunas similitudes y, en cada caso, asegura tener evidencias para sustentar sus denuncias.

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias