10 Dec 2019 - 1:10 p. m.

Denuncian masacre y desplazamiento forzado de 160 personas en Tarazá, Antioquia

Miembros de la comunidad le dijeron a El Espectador que, a raíz del triple homicidio, 150 personas abandonaron sus hogares.

Redacción Judicial

En Tarazá hacen presencia el Clan del Golfo y los Caparros, quienes se enfrentan por el control de la minería ilegal y los cultivos de coca. / Archivo particular.
En Tarazá hacen presencia el Clan del Golfo y los Caparros, quienes se enfrentan por el control de la minería ilegal y los cultivos de coca. / Archivo particular.

En zona rural de Tarazá, Antioquia, un grupo de personas armadas ingresó a la vereda San Antonio y abrieron fuego contra habitantes de la zona que se encontraban departiendo. El ataque contra la población civil dejó tres personas asesinadas que, según la denuncia de la comunidad, serían mineros artesanales. Las familias atemorizadas por lo ocurrido se desplazaron del lugar hacia un corregimiento aledaño El 12.

Lea: Señalan al Eln de quemar seis carros en vía de Antioquia

Según reportes preliminares de la comunidad, 160 personas han llegado a un albergue habilitado en el barrio La Siberia, del corregimiento El 12, entre ellas se encuentran más de 50 niños. Se espera que en las horas de la tarde viaje una comisión de la Alcaldía y de fuerza pública al albergue para hacer el censo oficial y hablar con la comunidad afectada.

En esta región del Bajo Cauca antioqueño, Los Caparros y el Clan del Golfo sostienen una guerra por el control de los cultivos de uso ilícito y la minería ilegal. Según la alcaldesa de Tarazá, Gladys Miguel Vides, en declaraciones a Caracol Radio, los habitantes "Salieron con lo que tenían puesto y muchos de ellos dicen que no van a volver a la vereda, porque ésta ya es la segunda vez que los hacen desplazar y algunos ya tienen mucho temor. Es muy preocupante, hay muchos niños (...)"

El 25 de junio pasado, en la vereda El Cinco, zona rural de Tarazá, Antioquia, asesinaron a tres personas, entre ellas, dos conductores de camiones de carga. Los agresores, fuertemente armados, llegaron en dos motocicletas a un lavadero de vehículos, e intimidaron a quienes estaban en el lugar, pero no se han establecido las causas de estas amenazas.

Las víctimas fatales son dos conductores de camiones, oriundos de Boyacá, identificados como John Fredy Quintero Guayacundo, de 40 años, y Miguel Ángel Correa Serrano, de 29 años. La tercera víctima persona que trabajaba lavando carros.

En abril pasado, los habitantes del municipio denunciaron intimidaciones por parte de grupos delincuenciales para abandonar su zona de residencia. Pidieron protección a las autoridades ante el desplazamiento forzado del que fueron víctimas. En ese momento, un número indeterminado de familias, se desplazaron de manera forzada a Medellín, después del atentado en el que perdió la vida Oleiva Mazo Tuberquia, de 37 años.

La mujer, que se había ido a vivir a la capital antioqueña por la grave situación de orden público en la zona del Bajo Cauca, llegó a Tarazá para pasar las vacaciones de Semana Santa. Según las autoridades habría muerto en un combate entre grupos ilegales el 14 de abril. Sin embargo, la versión de los familiares dice lo contrario. Ellos afirman que no hubo un combate ni enfrentamiento entre bandas armadas. Lo que habría sucedido, según ellos, fue que los asesinos llegaron directamente a la casa de Mazo y su esposo. 

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.