26 Jul 2018 - 2:30 p. m.

Detienen en Estados Unidos a colombiano quien habría lavado dinero desfalcado a PDVSA

Se trata de Gustavo Adolfo Hernández Frieri, de 45 años, quien también tendría nacionalidad estadounidense. También fue capturado un hombre alemán, Matthias Krull.

EFE

El colombiano, capturado en Italia, ya enfrenta un proceso de extradición a Estados Unidos. / Bloomberg News.
El colombiano, capturado en Italia, ya enfrenta un proceso de extradición a Estados Unidos. / Bloomberg News.

Dos personas fueron detenidas entre ayer y hoy son acusadas de participar en una trama que habría lavado más de $1.000 millones de dólares desfalcados a la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), según lo informó el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Los arrestados son el alemán Matthias Krull, de 44 años y residente en Panamá, y el colombiano Gustavo Adolfo Hernández Frieri, de 45 años, y  quien también tendría nacionalidad estadounidense. 

En un comunicado de prensa, el Departamento de Justicia de Estados Unidos explicó que Krull fue arrestado anoche en Miami (EE.UU.) y que compareció hoy ante la jueza Alicia M. Otazo-Reyes en esta ciudad. Está previsto que Krull comparezca de nuevo ante la jueza los próximos 30 de julio y el 8 de agosto.

Por su parte, el colombiano Frieri fue detenido hoy en Sicilia (Italia), y ya fue pedido en extradición por Estados Unidos. Ambos afrontan el cargo de "conspirar para cometer lavado de dinero", señalaron las autoridades norteamericanas.

Según el proceso judicial, la conspiración supuestamente comenzó en diciembre de 2014 con un plan para cambiar dinero, diseñado para desfalcar unos $600 millones de dólares de PDVSA obtenidos mediante sobornos y fraude, y con la intención de los acusados de "lavar" parte de esa cantidad.

Hacia mayo de 2015, la trama supuestamente dobló ese monto a $1.200 millones de dólares desfalcados de la compañía. Las pesquisas también apuntan a que cuatro venezolanos, un portugués y un uruguayo -que no han sido arrestados- habrían participado en el complot, que utilizaba propiedades inmobiliarias en Miami y planes complejos de inversiones para lograr sus objetivos.

La investigación judicial apunta a que en la trama están implicados responsables financieros, compañías inmobiliarias, bancos y casas de bolsa en EE.UU. y otras partes que operaban como una red profesional de lavado de dinero. Entre los supuestos conspiradores hay responsables de PDVSA y miembros de la élite venezolana, así como terceros que se dedicaban al lavado de dinero, señala el comunicado del Departamento de Justicia.

Aparte de EE.UU., en las pesquisas de este caso han intervenido varios países como el Reino Unido, Italia, y España. 

Recibe alertas desde Google News