Publicidad
24 Jul 2021 - 7:20 p. m.

Disidencias de las Farc planeaban más atentados en Norte de Santander: Policía

El director de la Policía, general Jorge Luís Vargas, señaló que el frente 33 de las disidencias de las Farc tenía planeado atacar otras locaciones de la Fuerza Pública con drones. El alto oficial señaló que este reducto de la guerrilla está vinculado con miembros de los Beltrán Leyva, una vieja familia mexicana ligada al narcotráfico. Ministro de Defensa anunció creación de un comando en Norte de Santander.
El general Vargas dirige la Policía Nacional desde diciembre de 2020.  / El Espectador
El general Vargas dirige la Policía Nacional desde diciembre de 2020. / El Espectador
Foto: Óscar Pérez

En medio de una rueda de prensa en Cúcuta, el director de la Policía, general Jorge Luís Vargas, dio nuevos detalles sobre las investigaciones que se adelantan sobre el reciente ataque al helicóptero presidencial en la capital de Norte de Santander y el carro bomba en la brigada 30 del Ejército en esa misma ciudad. El alto oficial señaló que las disidencias de las Farc en esta zona del país estaban planeando nuevos atentados a locaciones de la Fuerza Pública en el departamento.

Le podría interesar: Los perfiles de quienes estuvieron tras atentado a la Brigada 30 y Duque

“A partir de las capturas que hemos realizado, pudimos evidenciar que se estaban planeando nuevos atentados, especialmente contra la Fuerza Pública y la Fiscalía General. Uno contra la sede de la Operación Esparta (ligada a la lucha contra el crimen organizado en el Catatumbo). Esta está ubicada en Tibú, donde el ente investigador, el Ejército y la Policía unen esfuerzos (...) iba a ser perpetrada a través de drones, habían comprado un par de estos aparatos y estaban en los ensayos”, señaló Vargas durante la rueda de prensa en la que también participó el ministro de Defensa Diego Molano.

Le puede interesar: Interceptaciones y videos develaron a capturados por ataque a Brigada 30

Esta semana la Fiscalía y la Policía anunciaron la captura de seis personas, entre ellas, el capitán retirado del Ejército Andrés Fernando Medina Rodríguez. Según las autoridades, estas personas y otras que están siendo buscadas, hicieron parte de un red que participó en ambos ataques. Los capturados, en Cúcuta y Tibú, harían parte de las disidencias del frente 33 de las Farc, que hace presencia en la región de La Gabarra, en Tibú, y se financia del narcotráfico en la frontera con Venezuela. Vargas señaló que estas disidencias están ligadas a alias Gentil Duarte e Iván Mordisco.

De esto dos últimos se sabe que se movilizan entre la frontera de Colombia y Venezuela, de ahí, que tanto el fiscal Francisco Barbosa como el ministro de Defensa, Diego Molano, tengan referenciado que los ataques se habrían ordenado desde territorio venezolano. Las autoridades también documentaron que alias “Joaquín”, padre de El Capi, y quien sirvió de coordinador para perpetrar el ataque a la Brigada, realizó la entrega de dinero y movilización del vehículo que adecuaron con explosivos. Además, adquirió la motocicleta que, dejó a nombre de su hija, y con la cual el exoficial del Ejército huyó de la brigada una vez dejó el automóvil cargado.

El Capi es señalado de coordinar actividades relacionadas con narcotráfico y tráfico de armas para la estructura ilegal que está bajo la lupa de las autoridades. Según la investigación de la Fiscalía, el oficial en retiro y hoy pensionado es señalado de ingresar el automotor a las instalaciones, además, sería el hombre de confianza de alias Jhon Mechas, quien habría ordenado los ataques.

Vargas señaló que el equipo de investigadores que dio con la captura de los responsables por los atentados a Duque y a las instalaciones de la Brigada 30, estuvo conformado por 150 investigadores de la Policía Nacional, unidades de inteligencia y contra inteligencia de las Fuerzas Militares y un grupo de fiscales especializados de crimen organizado. “Más de 20 las llamadas que se recibieron por parte de la ciudadanía, con el propósito de entregar información al respecto de los posibles autores del hecho”, dijo Vargas, quien agregó que lo más posible es que el número de capturados aumente con el transcurrir de los días.

Sobre este punto, el general Vargas hizo señalamientos puntuales sobre la relación de las disidencias de las Farc con los carteles mexicanos de la droga. Se trata de cartel de los Beltrán Leyva, una familia de vieja data en el narcotráfico y señalada de ser la que inició al Chapo Guzmán en el crimen organizado. Según la prensa especializada mexicana en asuntos de narcotráfico indica que e ese clan familiar entró en desgracia por sus enfrentamientos con el Chapo y que se dieron entre 2008 y 2018. Volviendo a la declaración de Vargas, ese indicó que varios de sus negocios se concretan a través de emisarios en reuniones que se hacen en territorio venezolano.

Durante la rueda de prensa, Molano señaló que con el propósito de desmantelar la estructura criminal frente 33 de las disidencias, se creará el Comando Específico de Norte de Santander, conformada por 14.000 uniformados que tienen como principal objetivo capturar a alias Jhon Mechas. “No permitiremos que sus planes terroristas y de desestabilización sigan en Norte de Santander. Vamos a trabajar sin tregua con este comando específico de Norte de Santander en conjunto con la Operación Esparta hasta que los desmantelamos y paguen por todas sus culpas”, señaló Molano.

El General Luis Fernando Navarro, Comandante de la Fuerzas Militares, aseguró que el Comando Específico de Norte de Santander CENOR, se crea con el propósito de fortalecer los mecanismos de comando y control, de integración de operaciones y de inteligencia en todo el departamento de Norte de Santander.

Síguenos en Google Noticias