Publicidad
21 Aug 2020 - 3:00 a. m.

El caso Uribe y la versión de la exfiscal Hilda Niño

El próximo 25 de agosto le leerán sentencia en la Corte Suprema: cinco años de prisión por haber recibido $245 millones del narcotraficante “el Mellizo” a cambio de favorecerlo con sus decisiones como fiscal.
El pasado 20 de febrero, la Corte Suprema aprobó el preacuerdo entre Hilda Niño y la Fiscalía. Foto: Archivo El Espectador.
El pasado 20 de febrero, la Corte Suprema aprobó el preacuerdo entre Hilda Niño y la Fiscalía. Foto: Archivo El Espectador.

Para la exfiscal Hilda Niño, en la Fiscalía no hubo otra cosa que un complot del fiscal general, Eduardo Montealegre, para perjudicar a los hermanos Santiago y Álvaro Uribe Vélez. Esta semana Niño, quien se encuentra privada de la libertad desde 2017, volvió a hablar con medios de comunicación para refrendar lo que ya ha dicho: que fue testigo de que el exdirector de la Unidad de Justicia y Paz (hoy Justicia Transicional), Carlos Fidel Villamil, ofrecía beneficios a exparamilitares a cambio de que dieran fe de nexos entre los Uribe y ese grupo ilegal. Y agregó que, por esa época, el exmagistrado José Leonidas Bustos ejercía influencia sobre el ente investigador.

Hilda Niño se vinculó a la Fiscalía en 1997. En 2009 pasó a ser fiscal de la Unidad de Justicia y Paz y, seis años más tarde, asumió la coordinación de esta unidad. Pero su carrera profesional se vino abajo el 10 de julio de 2017, cuando fue detenida luego de que se conociera que recibió sobornos del extraditado narco Miguel Ángel Mejía Múnera, alias el Mellizo, y de Orlando Villa Zapata, ambos desmovilizados del bloque Vencedores de Arauca. Hoy se encuentra recluida en una estación de carabineros de la Policía, con un principio de oportunidad aprobado y un preacuerdo avalado por cinco años en prisión.

Síguenos en Google Noticias