Publicidad
15 Oct 2020 - 11:13 p. m.

El dinero no es nuestro propósito: familia Gómez Hurtado a Ernesto Samper

La familia de Álvaro Gómez Hurtado, líder político asesinado en 1995, asegura que no busca una indemnización económica por parte del Estado. Al contrario, pide que avancen las confusas investigaciones y no quede en la impunidad un crimen considerado de lesa humanidad, que recientemente se atribuyeron las Farc.
Álvaro Gómez HurtadO fue asesinado por sicarios cuando salía de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá, en 1995. El pasado 30 de septiembre, el partido FARC se responsabilizó por el hecho, sin embargo, la familia del líder político no lo cree.
Álvaro Gómez HurtadO fue asesinado por sicarios cuando salía de la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá, en 1995. El pasado 30 de septiembre, el partido FARC se responsabilizó por el hecho, sin embargo, la familia del líder político no lo cree.
Foto: EL ESPECTADOR / AFP

El expediente de Álvaro Gómez Hurtado, líder conservador asesinado el 2 de noviembre de 1995 frente a la Universidad Sergio Arboleda en el norte de Bogotá, se reactivó hace poco tras el reconocimiento de responsabilidad por parte del partido FARC, el pasado 30 de septiembre de 2020. El antiguo secretariado de la guerrilla, conformado por los excombatientes Pablo Catatumbo, Julián Gallo y Pastor Alape, se ofreció a esclarecer los hechos en la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad de la JEP. La familia Gómez Hurtado, por su parte, sigue convencida de otra versión: que todo es una estrategia para desviar la atención sobre los presuntos responsables, el expresidente Ernesto Samper y quien fue su ministro del Interior, Horacio Serpa.

En contexto: Disidencias de las Farc insisten en que la guerrilla mató a Álvaro Gómez Hurtado.

“Ante las acusaciones (…) contra los familiares de Álvaro Gómez Hurtado por los principales sospechosos de su homicidio, Ernesto Samper y Horacio Serpa, acusándonos de ‘comprar la tesis de crimen de Estado’ y de ‘buscar una indemnización millonaria por parte del Estado colombiano’, afirmaciones realizadas con el único fin de deslegitimar nuestras denuncias y nuestra infructuosa búsqueda de la verdad y la responsabilidad penal individual, nos permitimos reiterar que, aunque la reparación económica es un derecho fundamental, ella no ha sido nunca el propósito que anima nuestra causa”, aseguró la familia del asesinado líder conservador en un comunicado a la opinión pública.

Hace unos días, el expresidente Ernesto Samper, a quien Gómez Hurtado denunció por supuestamente haber recibido dineros del narcotráfico para financiar su campaña en 1994 -el denominado proceso 8.000-, fue tajante a la hora de brindar declaraciones a los medios de comunicación. "La familia Gómez Hurtado está buscando una indemnización económica por cuenta del crimen. No ha habido una sola prueba sobre la hipótesis que han trabajado. Nos sorprende y nos preocupa las revelaciones de las Farc porque si eso se comprueba, hemos sido víctimas de su silencio (…) no aceptamos el que se nos atribuya un crimen de Estado, aseguró a principios de octubre en entrevista con RCN Radio.

De acuerdo con la familia de Gómez Hurtado, insinuar que los parientes del exdirector de El Nuevo Siglo buscan enriquecerse con su muerte violenta significa una revictimización que lesiona su memoria. Además, afirman sentirse ultrajados, pues llevan 25 años luchando porque tal crimen no quede en la impunidad, “esa impunidad que tanto buscan los verdaderos autores intelectuales del homicidio”. “Continuaremos denunciando a los principales responsables de acuerdo con las pruebas recaudadas en las investigaciones de la Fiscalía y en la Comisión de Acusaciones de la Cámara de Representantes”, agregaron los familiares.

Desde que la magistrada Patricia Linares, presidenta de la Jurisdicción Especial para la Paz, anunció que había recibido una carta del partido FARC reconociendo el homicidio de Álvaro Gómez Hurtado, y otras cinco personas entre 1987 y 1995, los familiares del líder conservador han desechado tales palabras. “No hay ningún indicio de que fuera la guerrilla. El cinismo de nuestros líderes y la instrumentalización del Gobierno es ilimitado. El régimen se prestó para eso y ha logrado lavarle la cara a Ernesto Samper”, le dijo a este diario Enrique Gómez Martínez, abogado y sobrino de Gómez Hurtado.

El periodista Mauricio Gómez, hijo de Álvaro Gómez Hurtado, también ha sido crítico con el reconocimiento de culpabilidad por parte de las FARC. “Yo tengo muchos interrogantes sobre eso. El primero de ellos es que las Farc, cuando asesinaron a mi padre, estaban fuera del mapa. En ese momento en Colombia no se hablaba sino del Proceso 8.000. Las Farc no estaban en nada. Mi padre estaba librando una guerra contra el régimen ilegítimo de Samper, que instauró con el dinero de la mafia. Entonces, me parece súper extraño que, en la batalla que estaba mi padre contra Samper, lleguen las Farc a matarlo, así como de sorpresa y de la nada”, expresó a este diario.

Lea también: “Quieren tapar su negación de todo lo que sí han hecho”: hijo de Álvaro Gómez sobre FARC.

La familia de Álvaro Gómez Hurtado asegura haber sido tratada como si quisiera desangrar el Estado, una vez se concluya la investigación y, posiblemente, se logre una indemnización como víctimas del crimen de lesa humanidad. Sin embargo, dejó claro que eso ni siquiera pasa por su mente: “Las eventuales indemnizaciones (…) serán destinadas como donación a la Defensoría del Pueblo para la atención jurídica a través de la Defensoría Pública de Oficio en memoria de los ciudadanos falsamente imputados, en el marco de las investigaciones adelantadas a lo largo de los últimos 25 años”.

De hecho, por el crimen de Álvaro Gómez solo ha sido condenada una persona: Héctor Paúl Flórez Martínez. De acuerdo con la justicia colombiana, se trata de uno de los cuatro sicarios que le disparó al exdirector de El Nuevo Siglo, frente a la Universidad Sergio Arboleda en Bogotá. Flórez Martínez ha insistido en su inocencia desde el principio, tanto que ha elevado su expediente a tres salas de la Corte Suprema de Justicia, sin respuesta alguna. Hoy se encuentra libre por buen comportamiento y por haber estudiado.

Por último, la familia de Álvaro Gómez Hurtado aseguró que, por el crimen en cuestión, ni siquiera ha intentado demandar económicamente a las autoridades. “No existe ninguna demanda de reparación directa en curso en contra del Estado Colombiano por parte de los familiares de Álvaro Gómez Hurtado. De generar en cualquier escenario una indemnización monetaria de cualquier índole a favor de los familiares de Álvaro Gómez Hurtado tendría el mismo destino antes anotado de fortalecer la defensoría pública de oficio a cargo de la Defensoría del Pueblo”, concluyó.

Read more!
Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.