Publicidad
26 Mar 2022 - 2:00 a. m.

El proceso judicial que le pueda traer la segunda condena a Aida Merlano

Aunque sobre la excongresista ya reposa una condena, la Corte Suprema está en la etapa final de otro proceso que le podría costar una nueva sentencia. El alto tribunal estudia pruebas y testimonios de cómo habría superado los topes electorales con, al parecer, dinero del empresario Julio Gerlein.

Fernanda Torres Tovar

Periodista de Judicial
AIDA MERLANO - EL HERALDO
AIDA MERLANO - EL HERALDO
Foto: EL HERALDO

El proceso por violación de topes o límites de gastos electorales en contra de la excongresista Aida Merlano está entrando en su etapa final en la Sala de Primera Instancia de la Corte Suprema de Justicia. Aunque la política ya tiene una condena de más de once años por la compra de votos en la costa Atlántica que la llevó a ganar un curul en el Senado en 2018, ella aún debe responder por un segundo expediente. Se trata de la investigación en la que existen informes sobre múltiples movimientos financieros, al parecer irregulares, durante el período en el que buscaba llegar al Congreso por el Partido Conservador. En julio del año pasado, la Sala de Instrucción la acusó y la llamó a juicio.

El expediente, por reparto, quedó en manos de Jorge Caldas, magistrado de la Sala de Primera Instancia, quien ha practicado una serie de pruebas y recolectado testimonios con los que busca dar luces a lo que será su proyecto de ponencia. Aunque no está definido el sentido del fallo, lo que reposa en la investigación es que la excongresista habría buscado darle apariencia de legalidad, sin que los tuviera, a los movimientos financieros que realizó durante su campaña. Según las pesquisas, el dinero que terminó en sus bolsillos superó ampliamente los topes definidos por el Consejo Nacional Electoral (CNE) que, en esa la época, imponía un límite de $884 millones.

Lea también: Los lazos políticos de la casa Char con Aida Merlano

El segundo expediente contra Merlano en la Corte relaciona el escándalo que se desató a principio de año con la reaparición de la excongresista cuando rindió testimonio en el proceso de Arturo Char que lleva el alto tribunal por delitos electorales. La excongresista salpicó a los expresidentes Álvaro Uribe y Juan Manuel Santos, el exfiscal Néstor Humberto Martínez y al presidente Iván Duque. Dijo que habrían recibido dinero ilegal para sus campañas y que los dos últimos fueron partícipes de un “montaje judicial” en su contra. Sus declaraciones se suman a las investigaciones que tiene la Fiscalía contra el empresario Julio Gerlein sobre la entrega de millonarios cheques a su campaña. La Fiscalía ha dicho que Gerlein usó su cuenta en Bancolombia para girar dinero a personas ajenas a la excongresista y, tras un endoso, las sumas llegaban a los vinculados en la organización de compra votos.

En este contexto, lo que deberá analizar el alto tribunal es el rebose de esos costos y si se llegaron a usar indebidamente para las elecciones de 2018. Entre los testimonios que reposan en el expediente se encuentra el de Vanessa Merlano Rebolledo, hermana mayor de la excongresista condenada. En una diligencia, la mujer dijo bajo juramento que el manejo financiero de la campaña estaba en manos de Julio Gerlein. “Él mismo iba al comando, movía a la gente. Él era el que giraba el dinero para que ella hiciera lo necesario”, resaltó. La testigo añadió que tenía conocimiento de esos movimientos porque trabajaba de la mano con Gerlein en una concesión del aeropuerto.

Le puede interesar: Los audios entre Aida Merlano y Julio Gerlein sobre pagos para campaña política

“Las minucias de su campaña nunca las hablamos. No sabía qué se gastó o no. Sé que eso contrae gastos y financiación porque lo veo, pero no sé en detalle. El señor Gerlein fue quien financió la campaña (…) Yo sabía todas las cosas que él estaba girando. Necesitaban publicidad y giraba los cheques (…) Él giraba los cheques a los promotores de los servicios. Él era el que giraba todo, pagaba todo. Sé que todo en cuestión de dinero lo manejaba él”, resaltó la hermana de la excongresista, quien no dudó en mencionar que los líos judiciales de Aida Merlano obedecieron a una situación pasional entre Álex Char, Gerlein y la hoy condenada.

“Hemos especulado y nos damos cuenta de que esto es más pasional que otra cosa. Para nadie es un secreto que mi hermana tenía una relación con Julio Gerlein de muchos años, tal vez veinte, pero al finalizar el 2017, el señor Álex Char mostró un interés hacia mi hermana distinto; entonces, yo asumo que, por el interés sentimental que él tenía hacia ella, hubo una confrontación pasional donde intervinieron dos familias poderosas”, fue otra de las declaraciones que Vanessa Merlano le entregó a la Corte, cuando también habló sobre las supuestas pruebas que sembraron las autoridades en los allanamientos que se hicieron a la denominada “Casa Blanca”, punto de operación de campaña de la excongresista.

Lea aquí: Las razones de Aida Merlano para hablar sobre los Char en la Corte Suprema

Otro de los testimonios que también reposa en el expediente es el de Rafael Rocha, un comerciante que firmó un proceso de colaboración con la Fiscalía a cambio de revelar información útil en el expediente. El hombre también reveló el nombre del político Álex Char y del empresario Julio Gerlein. No obstante, resaltó que solo tiene conocimiento de que este último fue quien hizo los aportes a la campaña de Merlano. “No me consta a mí que alguno de los Char entregó dinero. Las personas que yo vi llevando dinero allá fue a Julio Gerlein. El chofer de él se lo entregaba a Edwin Martínez y, a su vez, este se lo entregaba a José Manzaneda, quien es el papá de los hijos de Aida y era el tesorero de la campaña. Y él la entregaba a los coordinadores”, explicó en su declaración.

Rocha aclaró que Aida Merlano “nunca” manejaba el dinero; sin embargo, solía hacer “regalos” a personas que lo necesitaran. “Necesito $500.000. Ponle regalo de fulano de tal para alguien que está en la clínica. Pero no era ella quien manejaba la contabilidad y las estadísticas de lo que se estaba gastando en la campaña”, resaltó el comerciante, que se convirtió en uno de los eslabones en la compra de votos para que Merlano llegara al Legislativo. “Es increíble que al día de hoy, la única persona que haya sido procesada es Aida Merlano y contra Lilibeth Llinás (su fórmula a la Cámara, quien también habría salido salpicada por la compra de votos) no haya pasado nada. Ahí es donde siento que la Fiscalía no es 100 % que sea honesta, sino corrupta”, aseveró.

Lea también: Aida Merlano salpicó también a Santos, Álvaro Uribe y al exfiscal Martínez

Aunque el ente investigador sí vinculó a Llinás a la investigación y la acusó en 2018, el caso lleva dos años quieto. Sobre la cantidad de dinero que se gastó en la campaña, Rocha dijo que se entregaba tanto en efectivo como en cheques que terminaban endosados y cambiados en las entidades bancarias. Además, a un cuestionamiento del magistrado Caldas sobre el conocimiento de Aida Merlano de los topes de dinero, el testigo explicó que hubo una reunión en la que quedó grabada la excongresista donde se ve ofuscada porque no había más dinero para financiar su campaña. Según el testigo, la campaña ya había gastado $12.500 millones aproximadamente, lo que para él significa que Merlano sí sabía que habría sobrepasado el tope.

Este y otros testimonios reposan en el expediente de la Corte. El magistrado ponente se apresta a concluir en su ponencia si las pruebas que tiene en sus manos son suficientes para concluir que Merlano cometió el delito de violación de topes y, por eso, debe ser condenada por segunda vez.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar