Publicidad
20 Dec 2022 - 1:36 p. m.

Eln levanta el paro armado en los ríos de Chocó

El Ejército de Liberación Nacional (Eln) anunció que dio por terminado el paro armado que había decretado el pasado 15 de diciembre en los ríos San Juan y Calima.
El paro armado comenzó el pasado 15 de diciembre.
El paro armado comenzó el pasado 15 de diciembre.
Foto: AFP - RAUL ARBOLEDA

Después de cinco días de paro armado, la guerrilla del Eln anunció que se terminó la limitación violenta a la movilidad que habían impuesto desde el pasado 15 de diciembre en varios ríos del departamento del Chocó. El anuncio llega después de que el mismo grupo armado anunciara un cese al fuego unilateral desde la mañana del próximo 24 de diciembre. El fin de este paro armado permitirá que miles de personas que se encontraban afectadas por la imposibilidad de moverse de sus comunidades puedan retomar la normalidad de sus vidas.

En contexto: Piden medidas en Chocó tras acciones de las Agc y anuncio de paro armado del Eln

Esta decisión del Eln fue confirmada por el presidente Gustavo Petro, quien afirmó que los miembros del Frente de Guerra Occidental “Omar Gómez” ya detuvieron las hostilidades en el departamento y que “la Fuerza Pública estará apoyando a la población civil del Chocó y el Valle con acciones humanitarias”. Esto, después de que fueran afectadas varias comunidades cercanas a los ríos San Juan y Calima.

Además del anuncio del presidente Petro, el ministro del interior, Alfonso Prada, aseguró que esta medida se trata de un “gesto de paz”, y que espera que otros grupos armados acojan este tipo de acciones para generar confianza. “Levantar el paro armado hoy 20 de diciembre en los Ríos San Juan y Calima que impactaba a la población civil del Chocó y el Valle que fue finalmente escuchada, es otro gesto de paz que reconocemos del Eln y esperamos lo mismo de quienes aspiren al diálogo de paz”, aseguró a través de Twitter el ministro.

Lea aquí: Defensoría pide atención para 9.800 personas por paro armado del Eln en Chocó

El paro armado decretado por el Eln había sido anunciado por esta guerrilla el pasado 15 de diciembre, un día después de que los negociadores de paz anunciaran varios alivios humanitarios y un cese al fuego en distintos lugares del país. Además, una vez se produjo el anuncio de esta acción armada, el gobierno criticó esta decisión, ya que atentaba contra la población civil de la zona.

Las cifras que manejan las autoridades y la Iglesia católica varian entre los 9.800 hasta los 30.000 ciudadanos afectados por este paro. De acuerdo con la Defensoría del Pueblo, al menos 9.800 personas de los municipios de Istmina, Medio San Juan, Sipí y Nóvita, que se comunican por el río San Juan en Chocó, se encontraban en confinamiento por la acción violenta decretada por el Eln. Esta medida terminó afectando no solo su movilidad, sino el transporte de víveres y alimentos y el acceso a la salud.

Lea también: Zozobra, tensión y temor: las bases del cese al fuego del Eln

El paro armado fue anunciado por el Eln tras la incursión de miembros del Clan del Golfo en la comunidad de Negría en el municipio de Istmina (Chocó) el pasado 12 de diciembre. Durante estos hechos se presentó un asesinato, sumado a varias intimidaciones, daños a los bienes de la comunidad y hurtos cometidos por parte de los miembros de las también llamadas Autodefensas Gaitanistas de Colombia (Agc).

Para conocer más sobre justicia, seguridad y derechos humanos, visite la sección Judicial de El Espectador.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.