23 Dec 2008 - 10:13 p. m.

Ex congresista Miguel de la Espriella quedó en libertad

El Consejo Superior de la Judicatura ordenó la libertad condicional del ex senador, famoso por revelar el denominado Pacto de Ralito, tras haber cumplido las tres quintas partes de la condena.

El Espectador

La solicitud de Habeas Corpus la tramitó la esposa del ex senador, Maria Rosa Gutiérrez. En primera instancia fue denegada por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Seccional de la Judicatura de Cundinamarca, pero al ser impugnada la decisión, fueron amparados los derechos por parte del Consejo Superior de la Judicatura.

La determinación se adoptó luego de que el Juzgado Tercero Especializado de Bogotá condenara al ex congresista por el delito de concierto para delinquir, por haber asistido y firmado a la polémica reunión de Ralito, que convocó y presidió el extraditado jefe paramilitar Salvatore Mancuso.

Este ex congresista, uno de los 22 detenidos por nexos con las Auc desde finales del 2006, fue el cuarto en ser condenado. La sentencia original era de más de 7 años, pero fue rebajada por la colaboración ofrecida por el ex congresista, detenido en la cárcel de La Picota en Bogotá.

La semana pasada El Espectador reveló que, de acuerdo con la Fiscalía, el verdadero denunciante del llamado Pacto de Ralito, firmado en julio de 2001, fue el ex jefe de las autodefensas Salvatore Mancuso y no Miguel de la Espriella, a pesar de que el ex parlamentario condenado anunció en noviembre de 2006 que había existido un acuerdo secreto entre paramilitares y políticos que trajo como consecuencia beneficios mutuos con el objetivo de “refundar la patria”.

El ex senador, cuya detención se produjo en mayo de 2007, negó que hubiera revelado la existencia del Pacto de Ralito por “presión o chantaje” del extraditado Salvatore Mancuso. Fue su denuncia, dijo, la que obligó al paramilitar a “desempolvar” el documento y entregarlo a las autoridades. En su petición, De la Espriella recalcó que aunque no reveló entonces los nombres de los 27 firmantes, sí les hizo un llamado público para que dieran la cara, y que no entregó el escrito porque no lo tenía en su poder.

Y para acreditar su voluntad con la justicia y probar que sí fue quien reveló el siniestro pacto con las autodefensas, recordó que en su primera diligencia ante la Fiscalía, mucho antes de que Mancuso entregara el documento, mencionó a Juan Manuel López Cabrales, Reginaldo Montes, Luis Carlos Ordosgoitia, Jesús María López, Freddy Sánchez Arteaga y Álvaro Cabrales, entre otros, algunos de los cuales ya fueron condenados.

Dicho de otro modo, el ex senador cordobés Miguel de la Espriella se autoproclamó ante la Fiscalía como el acusador que le permitió a la justicia aclarar lo sucedido ese 23 de julio de 2001, día cuando fue suscrito el pacto. De hecho, su abogado argumentó que en un pronunciamiento del vicefiscal Guillermo Mendoza Diago, al revisar una segunda instancia de este proceso, el alto funcionario resaltó que Miguel de la Espriella fue quien descubrió el acuerdo, o por lo menos lo dio a conocer. En ese sentido, el defensor sostuvo que los beneficios por colaboración eran más que merecidos por su cliente.

Comparte: